hospimedica2

Iglesias reafirma su defensa del artículo 128, que subordina la riqueza del país al interés general

iglesias

Ante las críticas de la derecha, dice que "el patriotismo es poner el interés general del país por delante de los intereses particulares"

El vicepresidente segundo de Derechos Sociales, Pablo Iglesias, ha reafirmado este martes su defensa del artículo 128 de la Constitución, que establece que "toda la riqueza del país en sus distintas formas y sea cual fuere su titularidad está subordinada al interés general", como clave para hacer frente a la crisis del coronavirus.

"Si en algún momento cobra sentido la noción patriótica de la primacía del interés general del país, tal y como la concibieron los padres y madres de la Constitución, es ahora", ha destacado el líder de Podemos en su intervención inicial en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

La defensa que hizo Iglesias de este artículo el pasado domingo, precisamente el día en que el Gobierno aprobó suspender todas las actividades económicas no esenciales, ha levantado fuertes críticas en el PP y Vox, que le acusan de querer imponer su ideología comunista y de amenazar a la propiedad privada.

Sin embargo, lejos de retractarse, Iglesias ha vuelto a defender que el artículo 128 --que también "reconoce la iniciativa pública en la actividad económica" y "la intervención de empresas cuando así lo exigiere el interés general"-- debe ser uno de los que oriente al Gobierno para luchar contra el Coronavirus.

 

"EL PATRIOTISMO NO ES OTRA COSA QUE DEFENDER LO COMÚN"

De hecho, el vicepresidente segundo ha aprovechado para "tender la mano" a la oposición, para "se sumen" a la lucha del Gobierno contra el coronavirus y "aporten sus ideas de forma constructiva", porque, según ha defendido, "el patriotismo no es otra cosa que defender lo común".

"El patriotismo es poner el interés general del país por delante de los intereses particulares. Defendamos juntos lo común, haciendo efectiva la Constitución, que es el escudo social que nos une a todos", ha emplazado.

En su intervención, además del artículo 128, Iglesias también ha hecho referencia al 35, que protege el derecho al trabajo, o al 40, que mandata a los poderes públicos a trabajar para la distribución equitativa de la renta y el pleno empleo, a fomentar la seguridad e higiene en el trabajo, y a garantizarán el descanso necesario, mediante la limitación de la jornada laboral, las vacaciones periódicas retribuidas y la promoción de centros adecuados.

Asimismo, ha citado el artículo 41 que defiende la Seguridad Social; el 43 que habla de la protección de la salud; el 47, que protege el derecho a la vivienda; el 50, del derecho a las pensione; o el 51, que vela por la defensa de los consumidores. "Son la base de la democracia para afrontar esta crisis", ha asegurado.

"En la tarea de construir el escudo social tenemos la suerte de contar con un marco de referencia idóneo: La Constitución. Si existe un instrumento que pueda informar tanto el espíritu como los elementos concretos de lo que debe ser un cinturón de seguridad para la gente, sobre todo ante situaciones de crisis como la que enfrentamos, ese instrumento es nuestra Constitución", ha enfatizado.

El líder morado ha hecho además un reconocimiento a la generación que "peleó" para que esos derechos sociales estén recogido en la Constitución, que es la que ahora se está viendo más afectada por la pandemia. "Son días de inmenso dolor para nuestros ciudadanos. Este virus está siendo especialmente mortífero con las generaciones que nos trajeron la democracia", ha lamentado.

DEFENSA DE LA SUSPENSIÓN DE LAS ACTIVIDADES NO ESENCIALES

En su exposición inicial, Iglesias también ha defendido el decreto aprobado el domingo para suspender todas las actividades económicas no esenciales, que su organización llevaba reclamando desde la pasada semana, frente a las reticencias de algunos sectores del Gobierno, encabezados por la ministra de Economía, Nadia Calviño, presente también en la rueda de prensa de este martes.

Además, ha apostillado que esa medida, implementada para "salvar vidas" mediante el endurecimiento de las restricciones de movimiento, debe ir acompañada de otras, como las de este martes, para dar "seguridad" a la ciudadanía. "Las medidas de suspensión de movimientos no son viables si no se ofrece seguridad a la gente para que pueda afrontar con garantías un periodo como este", ha afirmado.


Imprimir   Correo electrónico