hospimedica2

Pedro Sánchez cede al País Vasco la gestión de la Seguridad Social

LEHENDEKARIZA

El Gobierno cumple con lo que el PSOE prometió al PNV para lograr su apoyo a la investidura y lo hace en plena precampaña vasca

 Pedro Sánchez ha materializado esta mañana una de las principales promesas que hizo al PNV para lograr su apoyo a la investidura. A través de la ministra de Política Territorial, Carolina Darias, que se ha desplazado a Vitoria para cerrar el acuerdo, el Gobierno ha aceptado transferir la gestión de la Seguridad Social al País Vasco.

Se trata de una vieja reivindicación de los nacionalistas vascos que hasta ahora ningún Gobierno había afrontado, por los riesgos que podría suponer fragmentar la Seguridad Social para la igualdad de todos los españoles. El Gobierno ha asegurado que sólo se transferirá la gestión y que en ningún caso se ha puesto encima de la mesa romper la caja única. Es decir, que según el Ejecutivo no se va a producir que, por ejemplo, los pensionistas vascos tengan prestaciones superiores a los del resto de España. El proceso se iniciará en 2021 y debe estar concluido a finales de ese año.

El lehendakari Iñigo Urkullu y el consejero Josu Erkoreka han agasajado a la ministra minutos antes de acordar un calendario que, además de la Seguridad Social, incluye 30 competencias más, entre ellas la de Prisiones, que en este caso sí están transferidas en otras comunidades autónomas como Cataluña. Carolina Darias, que ha arrancado su intervención en euskera, ha destacado el "clima de entendimiento" y ha reconocido el "marco de bilateralidad" entre los gobiernos de España y del País Vasco.

La competencia de la gestión de la Seguridad Social se recoge en el artículo 18 del Estatuto de Gernika. En la actualidad, alrededor de 1.500 funcionarios de la Seguridad Social dependiente del Gobierno de España prestan sus servicios en el País Vasco tanto en la Tesorería de la Seguridad Social (el órgano encargado de la recaudación) como en el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), encargado del pago de todas las prestaciones.

El Gobierno de Sánchez evitó en enero de 2019 incluir el traspaso de la gestión de la Seguridad Social en el calendario remitido por la entonces ministra, Meritxell Batet, al Ejecutivo vasco. Sin embargo, el PNV exigió como condición indispensable que esta materia fuera incluida en un nuevo calendario para garantizar su apoyo a la investidura de Sánchez el pasado mes de enero.

Las pensiones en el País Vasco arrastran un déficit anual de unos 4.000 millones de euros y los jubilados vascos tienen una jubilación media de 1.248 euros mensuales. En Extremadura, la región con las pensiones medias más bajas, es de 836 euros mensuales, según datos oficiales del pasado mes de enero. Las manifestaciones de los pensionistas vascos han sido constantes en los últimos años, particularmente en Bilbao, donde todos los lunes se concentraban junto al Museo Guggenheim.

UN PILAR DEL ESTADO DEL BIENESTAR

La caja única de la Seguridad Social está protegida por doctrina del Tribunal Constitucional. Sin embargo, partidos como el PP, Ciudadanos o Vox ya han advertido de que esta transferencia es el primer paso para conseguirlo y supone una cesión al Gobierno nacionalista de uno de los pilares del sistema de bienestar de España y de la igualdad de todos los ciudadanos con independencia de su lugar de residencia. "Sánchez sigue pagando el precio de su investidura a costa de la igualdad de los españoles", ha dicho el presidente del PP, Pablo Casado, al conocer el acuerdo.

Desde luego, para los nacionalistas es un logro muy importante. "Es un hito histórico", ha recalcado este jueves Erkoreka. Con ello, el PNV da por completo el desarrollo del Estatuto de Gernika, que ha estado en vigor durante las últimas cuatro décadas, y se dispone a tramitar un nuevo texto autonómico, que ya tenía en marcha en el Parlamento vasco y que deberá aprobarse en la siguiente legislatura.

El Gobierno ha procedido a firmar las transferencias apenas un mes y medio después de que Sánchez lograra la investidura con el apoyo clave del PNV. Lo ha hecho en plena precampaña de las elecciones vascas que se celebrarán el próximo 5 de abril y en un momento en el que el PNV atraviesa por graves problemas por su gestión del vertedero de Zaldibar.

INMIGRACIÓN, PUERTOS Y AEROPUERTOS

Según el calendario pactado entre ambos ejecutivos, de forma inmediata se realizarán 14 transferencias, entre ellas los servicios privados de seguridad, la meteorología, el transporte por carretera, la gestión del litoral y los paradores de turismo. Deben estar completadas a finales de este año.

A continuación, a partir de enero de 2021 entrará un segundo paquete de transferencias en el que destacan la gestión de los hidrocarburos, salvamento marítimo, los aeropuertos, los "puertos de interés general", la inmigración y el régimen electoral municipal. La Seguridad Social irá en un último paquete, a partir de junio de 2021.


Imprimir   Correo electrónico