hospimedica2

El PSOE negociará con Bildu los presupuestos de Navarra, con la exigencia de los proetarras del acercamiento de los terroristas de ETA presos

parlamento navarra

Chivite pide por carta al partido 'abertzale' que apoye sus cuentas y le cita a una reuniónEl PSOE consumará su acercamiento a Bildu negociando los presupuestos de Navarra.

La presidenta del Gobierno foral, María Chivite, sentará este miércoles en su despacho a representantes de la formación abertzale para conseguir su apoyo a las cuentas autonómicas, dado que no cuenta con mayoría suficiente para aprobarlas. Los socialistas habían prometido no pactar con Bildu y también habían asegurado que sus presupuestos para 2020 se iban a discutir en el Parlamento foral, pero las cosas han cambiado: no sólo habrá negociación sino intención de normalizar a la formación independentista sentándola en una mesa institucional, nada menos que en el Palacio de Navarra.

Atrás quedaron los tiempos en que dirigentes socialistas como José Luis Ábalos o Margarita Robles le pusieron el cordón sanitario a los abertzales. Incluso la propia Chivite había dicho que no iba a acordar nada con este partido.

Para aprobar los Presupuestos Generales de Navarra de 2020, Chivite sólo cuenta con el apoyo minoritario de sus socios de Gobierno (Geroa Bai, Podemos e I-E), con 23 escaños sobre los 50 que tiene el Parlamento foral. Pero necesita 26, por lo que por debe ser respaldado por Navarra Suma (PP, UPN y Ciudadanos) o por EH Bildu.

Por eso el lunes envió cartas a ambas coaliciones para tratar de recabar su apoyo. A las 16.00 horas del miércoles se verá con miembros de Navarra Suma y a las 17.00, con los de Bildu. Tanto una como otra formación han mostrado su disposición a llegar a un entendimiento.

El parlamentario de Navarra Suma José Suárez dijo que acudirá «con la mejor voluntad», aunque mostró su «sorpresa» por el hecho de que se convoque a un partido «que no condena los asesinatos de ETA» y «se adopte en Navarra una postura distinta a la que adopta Pedro Sánchez con el Gobierno de España, pues no se sienta con Bildu», según informa Europa Press.

Otras fuentes de esta formación interpretan que la invitación de Chivite a la coalición formada por PP, UPN y Cs «no es más que una maniobra para justificar y blanquear la reunión con Bildu», que es la que verdaderamente le interesaría a Chivite.

Recuerdan que la presidenta de Navarra fue investida gracias a la abstención de los abertzales y consideran que la reunión se trata de «una cesión más» que «facilita que Bildu se abstenga en la investidura de Sánchez».

La portavoz de EH Bildu en la Cámara foral, Bakartxo Ruiz, expresó, por su parte, que «éste es un primer paso importante». «Estamos ante un Gobierno de coalición y desde el primer momento nosotros planteamos que la negociación tiene que ser con un Gobierno formado por las tres fuerzas y que no tiene mayoría. Si quiere mirar a la izquierda y en progresista, sólo puede aprobar los presupuestos con EH Bildu», señaló.

GB, Podemos e I-E animan al PSN a intentar el respaldo de Bildu. Sin embargo, el vicepresidente primero del Ejecutivo foral, Javier Remírez, prometió discutir los presupuestos en el marco del Parlamento foral con todos los grupos. Los abertzales, eso sí, querían una «negociación previa» a aprobar el proyecto presupuestario y no limitarse a introducir enmiendas. Las cuentas no se han enviado aún al Parlamento, por lo que finalmente se hará como quería Bildu, que nunca dijo que su abstención fuera a ser gratis.

El sí del PSN a acercar a los presos

El lunes el PSN votó en el Parlamento de Navarra a favor de «una nueva política penitenciaria que evite» que los presos cumplan las penas «lejos de los lugares de arraigo social y familiar». La Junta de Portavoces aprobó esta declaración institucional con los votos del PSN, Geroa Bai, Bildu, Podemos e I-E. Navarra Suma votó en contra.

La declaración incluía otros dos puntos que fueron rechazados con los votos en contra del PSN y Navarra Suma: uno mostraba la solidaridad con la familia de una presa navarra que sufrió un accidente «a consecuencia de la política de alejamiento» y otro para que el Gobierno de Navarra realice las gestiones para que los presos con arraigo en Navarra puedan estar en la cárcel de Pamplona.


Imprimir   Correo electrónico