hospimedica2

Interior desvía dinero de Prisiones a Policía Nacional por el sobrecoste del despliegue policial en Cataluña

brieva copia

El sindicato Csif acusa a Interior de traspasar 3,7 millones del presupuesto de Prisiones a la Policía para los gastos del dispositivo

Se acerca el cierre del año y cada departamento ministerial va ajustando sus cuentas. El año 2019 ha sido para el Ministerio del Interior duro en cuanto a la cuestión presupuestaria. Además de los acuerdos suscritos para avanzar en la equiparación salarial de policías y guardias civiles con policías autonómicos, el departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska ha tenido que hacer frente también a un fuerte incremento de gastos extra generados por los dispositivos de seguridad extraordinarios en Cataluña.

Tal es así, según denuncia el sindicato de prisiones Csif , que el ministerio ha tenido que tomar partidas de otras direcciones generales y de secretarías generales para poder afrontar el final de año en la Dirección General de la Policía. En concreto, este sindicato denuncia que Interior "ha rebañado" 3.750.000 euros del presupuesto de Prisiones para redirigirlo a la Policía Nacional, a su capítulo 1 de presupuestos, que son gastos de personal.

El sindicato se refiere a dos conceptos relacionados con este envío. Uno, para "ampliar el crédito del subconcepto 160.00 de los presupuestos 131N, 132A y 132C" y, el otro, para "transferencias al capítulo 1 de la Dirección General de la Policía por insuficiencias", según apunta la documentación aportada a EL MUNDO sobre los cambios en los presupuestos del Ministerio del Interior.

Este departamento está haciendo frente a los compromisos suscritos con los policías para avanzar en su equiparación con los agentes autonómicos. Estas cantidades ya estaban recogidas en los Presupuestos Generales del Estado, pero, además, ha tenido que poner en marcha un importante esfuerzo policial, en la denominada operación Ícaro, para hacer frente a la seguridad ciudadana en Cataluña tras conocerse la sentencia del procés.

Estos gastos han ido aumentando semana tras semana por las dietas de los agentes de las unidades antidisturbios desplazados, que inicialmente iban a ir a Cataluña por un par de semanas y su estancia se fue prolongando, en algunos casos sine die.

Los funcionarios reclaman mejoras laborales

Para subsanar estos recursos, Interior recurre a esta partida. Como recuerdan los funcionarios de Prisiones, el gasto de personal en los centros carcelarios asciende a algo más de 837 millones de euros este año. Una reducción de casi cuatro millones, como explican estas fuentes, es un descenso importante. Y más, como sucede en algunas prisiones, cuando los objetivos marcados por las direcciones de los centros para poder acceder a las productividades -un incremento al margen de la nómina y que es repartido por el director del centro siguiendo márgenes pre fijados- está siendo cada vez más exigente.

Como recuerdan desde el sindicato Csif, el sector de los funcionarios de Prisiones también está en una dura pelea con la Administración para tratar de obtener mejoras laborales. Incluso, el mismo día de la toma de posesión de los nuevos diputados, los funcionarios llevaron a cabo una sonora protesta en las puertas del Congreso.

Ya cuando la Policía y la Guardia Civil alcanzaron un primer acuerdo con Interior para igualar salarios con los Mossos d'Esquadra, el cuerpo de funcionarios de Prisiones levantó la voz para incluirse en este acuerdo, pero no obtuvo recompensa.

Desde hace dos años, el sector está movilizado para tratar de avanzar en las negociaciones. Consideran desde Csif que Interior les vuelve a "ningunear", ya que les quita dinero de la partida de gastos de personal para destinarlo a la Policía, "mientras nos escucha en la mesa de negociación que se debe avanzar en una mejora salarial del colectivo", protestan desde este sindicato.

Los funcionarios advierten de la peligrosidad de su trabajo, de las continuas agresiones que sufren, "casi a diario", en las cárceles, y del silencio de la Administración cuando reclaman un estatus de agentes de la autoridad.

ACCESO FUENTE


Imprimir   Correo electrónico