¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Una cookie es un pequeño fichero de texto que se almacena en su navegador cuando visita casi cualquier página web. Su utilidad es que la web sea capaz de recordar su visita cuando vuelva a navegar por esa página. Las cookies suelen almacenar información de carácter técnico, preferencias personales, personalización de contenidos, estadísticas de uso, enlaces a redes sociales, acceso a cuentas de usuario, etc. El objetivo de la cookie es adaptar el contenido de la web a su perfil y necesidades, sin cookies los servicios ofrecidos por cualquier página se verían mermados notablemente.

Cookies utilizadas en este sitio web

Siguiendo las directrices de la Agencia Española de Protección de Datos procedemos a detallar el uso de cookies que hace esta web con el fin de informarle con la máxima exactitud posible.

Este sitio web utiliza las siguientes cookies propias:

  • De sesión, para garantizar que los usuarios que escriban comentarios en el blog sean humanos y no aplicaciones automatizadas. De esta forma se combate el spam.
  • Locales, para conservar por ejemplo los datos del proceso de reserva de pista (aplicación actualmente en construcción).
  • De Cookies, para gestionar el sistema de cookies según la elección del usuario en el banner de aceptación de todas las cookies o solo las propias necesarias. 

Este sitio web utiliza las siguientes cookies de terceros:

  • Google Analytics: Almacena cookies para poder elaborar estadísticas sobre el tráfico y volumen de visitas de esta web. Al utilizar este sitio web está consintiendo el tratamiento de información acerca de usted por Google. Por tanto, el ejercicio de cualquier derecho en este sentido deberá hacerlo comunicando directamente con Google.
  • Redes sociales: Cada red social utiliza sus propias cookies para que usted pueda pinchar en botones del tipo Me gusta o Compartir.

 Notas adicionales

  • Ni esta web ni sus representantes legales se hacen responsables ni del contenido ni de la veracidad de las políticas de privacidad que puedan tener los terceros mencionados en esta política de cookies.
  • Los navegadores web son las herramientas encargadas de almacenar las cookies y desde este lugar debe efectuar su derecho a eliminación o desactivación de las mismas. Ni esta web ni sus representantes legales pueden garantizar la correcta o incorrecta manipulación de las cookies por parte de los mencionados navegadores.
  • En algunos casos es necesario instalar cookies para que el navegador no olvide su decisión de no aceptación de las mismas.
  • En el caso de las cookies de Google Analytics, esta empresa almacena las cookies en servidores ubicados en Estados Unidos y se compromete a no compartirla con terceros, excepto en los casos en los que sea necesario para el funcionamiento del sistema o cuando la ley obligue a tal efecto. Según Google no guarda su dirección IP. Google Inc. es una compañía adherida al Acuerdo de Puerto Seguro que garantiza que todos los datos transferidos serán tratados con un nivel de protección acorde a la normativa europea.
  • Para cualquier duda o consulta acerca de esta política de cookies no dude en comunicarse con nosotros a través de la sección de contacto.

Desactivación o eliminación de cookies

En cualquier momento podrá ejercer su derecho de desactivación o eliminación de cookies de este sitio web. Estas acciones se realizan de forma diferente en función del navegador que esté usando. 

hospimedica2

Mascalzone...!

hervastamaño

Publicamos un artículo de opinión de nuestro querido colaborador el coronel médico Dr. Francisco Hervás Maldonado.

Cuando se reúne la "cosa nostra" para tratar sus asuntos de honor, siempre hay uno de ellos damnificado (ya saben: "reunión de rabadanes... ¡oveja muerta!"). A ese perjudicado se le denomina "mascalzone", que es algo así como sinvergüenza o canalla. Y uno se pregunta aquello de "¿qué dices, chalao?", o más finamente "¡quién habló, que la casa honró!"

La mafia posee un código de conducta hipócrita. Es decir, que todo aquello que se hace por "il capo" y allegados es siempre bueno. Lo que se hace en su contra, por ende, es malo. Por tanto, cinco conceptos son fundamentales en la vida mafiosa. A saber:

Uno. El jefe es el jefe y o le obedeces o lo matas, si es que puedes. No hay democracia interna que valga.

Dos. Existe una jerarquización importante y quien se la salta, es reo de muerte, salvo que con dicho salto proteja o enriquezca al capo.

Tres. Tu vida es una ofrenda constante al jefe. A cambio, recibes dinero y pagas en especies: señoras, viviendas, joyas... Y si te sublevas, tu cuerpo acaba con más agujeros que el plato de un loco.

Cuatro. Los enemigos de tu jefe lo son tuyos a muerte. Los amigos de tu jefe siempre están en trance de ser también tus enemigos, de manera que pocas intimidades con ellos.

Y cinco. El contable de la "cosa nostra" es siempre culpable de todo lo que sucede. Por eso, para garantizar su lealtad, se le tiene bien cogido por las gónadas (¡que cursi me ha quedado!), vulgo cojones, que diría el bueno de Cela.

¿Hay bandas funcionando en España? La respuesta es sí, y por desgracia son muchas, muchísimas. Hay gangs en el mundo del arte, de la moda, del cine, de la construcción, de la banca, de la universidad, de la alimentación, del comercio... y naturalmente, de la política, como no podría ser de otra manera en este país de "arrejuntaos" para los negocios de todo tipo. Unas bandas visten de negro (el clero regular, bueno: el clero fatal, sin tapujos), y negocian con las creencias de los individuos. Y no nos quejemos, que mucho peor lo pasan los fans del turbante, que se les degüella "por un quíteme allá esas pajas". Otras bandas van en calzón corto, ligeras de ropa (los deportistas, sobre todo los que se atizan esos "colocones" de doping). También hay

bandas, por citar alguna que otra más, que se gozan por detrás, actúan contra natura y pretenden ser líderes sociales de conducta, como los homosexuales, gays, lesbianas, bestialistas y demás gentes de moral distraída en relación con el uso de la entrepierna. Finalmente, para abreviar, están las bandas de eso que se ha dado en llamar política, que tienen como fin primordial "ponerse donde haiga", a ver qué cae. Estos últimos, cada mañana se echan el trabuco al hombro, a ver lo que se puede afanar. Naturalmente, me refiero a ese trabuco moderno llamado BOE, que suena menos, pero abarca muchísimo más.

De vez en cuando, un miembro de algún gang político se ve poseído por un frenesí ambicioso y se abalanza sobre el bolsillo de cualquier ciudadano un poco distraído y, no contento con ello, hurga en la saca de su grupo a ver lo que saca. Atraca a viandantes, a negociantes, a paseantes e incluso a los protestantes, que como bien sabemos, son de puño más bien prieto.

¿Y qué pasa entonces? Pues que la "familia" en primer lugar lo amonesta y rechaza, poniéndole la penitencia de su rehabilitación mediante el sacrificio. Por ejemplo, al cura rebelde se le manda de ejercicios espirituales, se le traslada de parroquia y se le retira a su ama querida. O bien, al deportista no se le selecciona para competir, ni se le alinea en el equipo, hasta que le salgan arrugas en los sobacos. En ese momento, dada su avanzada edad, se le jubila y a todo lo más que puede aspirar es a conserje de la sauna del club. Y si se trata del gang homosexual, se le manda a un convento de sexo opuesto. Así, si es gay, a un convento de monjas, como jardinero, y si es lesbiana, a una buena abadía de frailes, como costurera. Eso sí, a los bestialistas se les recluye en la jaula de los tigres, a ver qué pasa...

Ahora bien, a los rebeldes del gang político se les hace funcionarios, y a joderse. Un horario rígido, un sueldo mísero, de vez en cuando sin paga extraordinaria, se les responsabiliza de todo, etc.

Pero antes de todo eso, se reúnen las altas jerarquías con el capo y pronuncian la palabra maldita: "mascalzone!" Entonces, el aludido, ya puede ir temblando y lo mejor que debe hacer es pactar rápidamente con su ex–jefe, por la cuenta que le trae, pues otra cosa es poner su vida a tiritar, al albur del humor de su capo. Eso sí, cuando el capo es capo, porque si es florecilla silvestre, ya puede rebuznar el sublevado, que siempre le mirará con cariño.

Es lo que pasa hoy en día.

El sistema

ussia

Reproducimos un artículo de opinión publicado en el diario La Razón y escrito por Alfonso Ussía, socio de honor de Círculo Ahumada.

Una opinión sobre los españoles

boyabalet

A continuación reproducimos un artículo de opinión que nos ha mandado nuestro colaborador Ángel Boya Balet. Esperamos que lo disfruten.

La inmunda villa

enriquearea

A continuación publicamos un artículo de opinión redactado por el colaborador de Benemérita al Día Enrique Area, doctor por la Universidad de Salamanca y teniente coronel de Infantería.

De bomba atómica a fétida

hermann

A continuación publicamos un artículo del periodista Hermann Tertsch extraído de la sección de opinión del diario ABC.

Pero para derribar a un Gobierno con una mayoría absoluta en un país razonablemente civilizado van a necesitar algo más que pestilencias

SI escuchan y leen y además creen a ciertos personajes de nuestra maltratada y encanallada vida pública, estarán Ustedes ya convencidos de que el Gobierno de Mariano Rajoy estuvo a punto de dimitir ayer y es probable que lo haga mañana. De nada les servirá intentar tranquilizarse con el recuerdo de las otras veces que nos lo anunciaron ya los mismos o parecidos augures. Porque esta vez toca y es la buena, dicen.

No se toleran alegatos en contra de esta teoría del gobierno irremisiblemente condenado. Todo Gobierno en democracia pasa por momentos en que algunos adversarios acarician la idea del atajo para liquidarlo. Y cierto es también que pocos Gobiernos como el de Rajoy se merece tanto mucha agresión que sufre. Por pazguato, consentidor y condescendiente con sus adversarios y sus mortales enemigos. Y por arrogante, insensible y despreciativo hacia sus votantes.

Es el propio Gobierno quien renuncia tantas veces a la iniciativa. Pero también a la reacción. Y el que por su casi infantil miedo al conflicto asume permanentemente la derrota por incomparecencia en la batalla de las ideas, los lemas y la propaganda. En la batalla política, a la postre. Esa ausencia acobardada es la que hace crecerse a los enanos. Que son muchos y diversos. No lleva aun veinte meses gobernando y ya lo han dado por muerto media docena de veces. Unas por grandes traiciones, otras por «multitudinarias manifestaciones» o por «el escándalo definitivo» que ha de helar al Gobierno el corazón.

Que, cuando llega, siempre nos sale ratón. Porque las gesticulaciones últimas por las teatrales confidencias de Luis Bárcenas a la prensa son de lo que somos, de paisito. «La bomba atómica, es la bomba atómica», dice uno de esos portavoces mediáticos del izquierdismo tan mimados hoy por el Gobierno en el cultivo de sus fortunas generadas en el abuso del privilegio permanente bajo Zapatero. Esa curiosa alianza se escandaliza poco con la Junta de Andalucía acusada de ser una organización criminal de atraco al parado.

O con la masiva corrupción y traición de la era Zapatero y sus amiguitos del baloncesto, de las teles y la ETA. Claro, son ellos. Pero Bárcenas les parece poco menos que las fosas de Katyn. si no hay algo más que esas «confesiones» del presidiario, la gran bomba atómica va a acabar en bombita fétida. Un asco, sin duda. Es más, un repugnante ascazo. Pero para derribar a un Gobierno con una mayoría absoluta en un país razonablemente civilizado del Primer Mundo, van a necesitar algo más que pestilencias. Algo más que la peste resultante de la combinación de una soberbia confundida de un reo, la vanidad estratosférica de algún periodista, la agitación antisistema de una izquierda política hundida y sin principios, una izquierda mediática crecida y encanallada y los aires misioneros de ciertos personajes en la justicia.

¿Que todo huele a mierda? Cierto. También lo es que los aires fétidos jamás se combatieron con excavadoras. En la situación de emergencia de España, cuando a duras penas comienza a estabilizarse un poco algo, pero todo puede hundirse aun definitivamente, hace falta ser irresponsable, necio, golpista, amoral o todo a la vez, para querer dinamitar lo único que nos mantiene y nos da esperanza de salir a flote, la estabilidad política.

Rajoy, bunquerizado y bien servido de soberbia, cometen errores indescriptibles. Pero el mayor, pese a lo que digan su nefasto Arriola y demás, es esconderse. En vez de salir, ponerse una vez colorado y correr a gorrazos de verdades a todos los enanos que lo acosan cubiertos de sus propias podredumbres y de su radical impotencia política.

Choque anímico

ussia

Reproducimos un artículo de opinión publicado en el diario La Razón y escrito por Alfonso Ussía, socio de honor de Círculo Ahumada.

El jijijí

ussia

Reproducimos un artículo de opinión publicado en el diario La Razón y escrito por Alfonso Ussía, socio de honor de Círculo Ahumada.

Un golpe de Estado democrático

atalayar

A continuación publicamos un artículo escrito por Rocío Sanz en Atalayar, colaborador de Benemérita al Día.

Para un español en España que no ha vivido el día a día en Egipto desde que estallo la revolución de 2011, es normal entender estos últimos días como un golpe de estado en toda regla.

Siendo testigo de la tensión y los cambios en los últimos tres años; siendo testigo de las expectativas e ilusiones creadas cuando la revolución ganó y observando los cambios y frustraciones de los últimos meses, no puedo sino decir que al menos, este golpe de estado ha sido muy democrático.

Si, un golpe de estado democrático, que se ha saltado los tiempos establecidos por la legalidad democrática. Un golpe de estado en toda regla manifestado por un porcentaje de población que ha salido a las calles como nunca en la historia de la humanidad. Más de 30 millones de personas en todo el país; más de 20 millones de firmas contra Morsi... mucho más de lo que obtuvo en las elecciones durante la primera ronda. Y eso sin olvidar que el margen de diferencia en la segunda ronda contra Ahmed Shafik había demostrado que la mitad de población seguía prefiriendo volver al régimen de Mubarak antes de votar a alguien que representaba el Islamismo político o los hermanos musulmanes. Nos olvidamos a veces, que Morsi gano con muy poca diferencia y que muchos de los votos que obtuvo fueron de personas que preferían a un "islamista" antes que volver al régimen de Mubarak.

Los extranjeros que vivimos en Egipto durante todo este tiempo, hemos sido testigos privilegiados de un cambio dramático en la sociedad y la vida de este país. Un cambio que se ha acentuado más en el último año. La subida del precio del pan- base fundamental de la comida egipcia- aumento su precio de forma preocupante el año pasado. Antes una familia podía comprar 20 panes egipcios por una libra, ahora con una libra obtienes tres panes. Pueden imaginarse lo que ha supuesto para una familia de 5 o 6 miembros con pocos recursos que come al menos tres panes por persona tres veces al día.

El agua, preciado tesoro con este calor, escasea y hay quien por aprovechar la situación vende agua embotellada del Nilo, causando numerosos casos de diarrea y otras enfermedades. La tensión con Etiopia por la construcción del embalse en el país vecino solo ha aumentado el miedo por la falta de este bien. La falta de petróleo ha provocado cortes de electricidad, sobre todo cuando el calor fuerte ha llegado y la gente ha querido usar el aire acondicionado. Y eso sin contar con que el Cairo, en su extendido y caótico territorio, funciona gracias al transporte interno y con otras regiones. Uno necesita desplazarse hasta dos horas para llegar al trabajo, el colegio o ver a un amigo. Y en los últimos meses, las colas para poner gasolina han paralizado las vidas de muchos y han causado muchas pérdidas a otros.

Muchos dicen que ha sido la economía lo que se ha gastado la confianza de Morsi... yo digo que hay mucho mas. Siendo la economía el aspecto más frustrante, hace solo tres años, uno podía dejar el coche abierto con bolsas dentro que nadie entraba a coger nada. Ahora hay que andar con cuidado en la calle para que no te tiren del bolso. Esto, que puede ser normal en España, no lo era en este país. Ahora se respira miedo y tensión en las calles, y la gente no es tan amable como lo era hace tres años. Esto sin contar con el número de mendigos (sobre todo niños) que aumenta por día en cada esquina de la gran metrópoli.

Las tensiones aumentan entre la gente y el gobierno ha contribuido en gran medida a establecer grandes diferencias: ricos contra pobres, hombres vs mujeres, cristianos vs musulmanes, y ahora hasta chiitas contra sunitas, algo inimaginable en este país. El asesinato hace un mes de cuatro chiitas por varios salafistas crespo sin lugar a dudas los ánimos de una sociedad que vive el día a día con mucha preocupación. La policía ya no está presente desde la revolución, tienen miedo por haber sido la mano ejecutora del caos y maltrato durante el régimen de Mubarak, y la inseguridad ciudadana, así como el acoso a las mujeres esta a la orden del día, lleven velo, nicap o nada. Hay quien incluso ha recordado con añoranza el tiempo de Mubarak.

La gente se ha cansado de pasarlo mal y tener miedo. No hace poco en un programa de la televisión egipcia, una periodista famosa entrevistó a un imán de los hermanos musulmanes. Tuvieron un rifirrafe porque el se negó a dar su opinión sobre el acoso a las mujeres en la calle. La entrevista mas o menos acabo cuando ella se quito el velo (que se había puesto para la entrevista por expreso deseo del imán) tras cuestionarle el no querer dar su opinión. El imán se puso bastante nervioso y después de amenazarle con cerrar el programa de televisión, ella se levanto y le dijo que llevaba el velo por Dios y no por el. Al ver el programa, pensé que la periodista era muy valiente por decir tales cosas y que podía quedar sin trabajo, pero no fue así... La gente estaba ya muy cansada y no se oía otra cosa en la calle que los comentarios de la periodista.

El miedo a un autoritarismo como el demostrado en noviembre ante el cambio de la constitución, enervo mucho a los egipcios que no solo no lo han olvidado sino que además han presenciado como su vida, su día a día ha cambiado radicalmente a peor.

Yo no digo que esto que ha ocurrido estos días no haya sido un golpe de estado. Hasta se podría decir que ha sido preparado cuidadosamente teniendo en cuenta la pulcritud con que se han manejado los tiempos y el escaso número de bajas si consideramos la masiva presencia en las calles. Yo lo que digo es que el golpe de estado ha tenido el apoyo del pueblo, un pueblo con miedo para no estar dispuesto a ver más radicalismos en los próximos cuatro años.

Hace menos de un mes, el padre de una amiga de mi hijo, fue atacado con un cuchillo en el cuello por estar cerca de la embajada americana y ser el mismo, americano. Era profesor de árabe y está pasando unos meses en la universidad del Cairo. Había pasado por la embajada para solucionar unos problemas con su visado. Explicar a mi hijo que su amiga se marchaba porque su padre había tenido un accidente fue menos doloroso que pensar que Egipto no volverá a ser lo que fue, y que el miedo y la frustración recorren las calles y se toma la justicia sin impunidad alguna en nombre de Allan.

Yo no digo que esto no haya sido un golpe de estado, pero sí creo que ha sido un golpe de estado democrático que responde a una solicitud masiva de cambio y que no ha encontrado otra forma legal de bloqueo a lo que está pasando. Un golpe de estado que ha respondido a una situación de miedo y de impotencia al ver como el gobierno más preocupado en crear la posibilidad de matrimonio de niñas a los 9 años que en responder a problemas sociales y económicos presentes.

Un último hecho creo que también ha contribuido al estallido, el nombramiento de uno de los terroristas de la Gamal Islamiya que colocaron la bomba en Luxor hace unos años, como gobernador de la ciudad. Este y otros hermanos musulmanes que han eliminado a los gobernadores electos. Ultimo cambio para establecer y limpiar de liberales al gobierno completo. Un gobierno, que según prometió Morsi, iba a estar formado por representantes de todos los sectores de la sociedad.

Entiendo que desde España estos días se vean como un golpe de estado puro y duro, pero también entiendo los festejos en las calles de Cairo, Alejandría y el resto del país. Solo espero que el nuevo gobierno sea realmente inclusivo y no olvide que los hermanos musulmanes responden a un sector de la población, no al mayoritario, pero presente en la sociedad. Espero que el nuevo gobierno sea consciente de su presencia y que deben ser involucrados en el proceso democrático o de lo contrario nos arriesgamos a que vuelvan a esconderse y surjan solo como un nuevo terrorismo más potente, organizado y hasta con la convicción de ser legitimado.

Sin inquisición ni depuración

enriquearea

A continuación publicamos un artículo de opinión redactado por el colaborador de Benemérita al Día Enrique Area, doctor por la Universidad de Salamanca y teniente coronel de Infantería.

Ni el viento

ussia

Reproducimos un artículo de opinión publicado en el diario La Razón y escrito por Alfonso Ussía, socio de honor de Círculo Ahumada.

Políticos

Publicamos un artículo de opinión de nuestro querido colaborador el coronel médico Dr. Francisco Hervás Maldonado.

Lacerante herida

ussia

Reproducimos un artículo de opinión publicado en el diario La Razón y escrito por Alfonso Ussía, socio de honor de Círculo Ahumada.

El polonio

hervastamaño

Publicamos un artículo de opinión de nuestro querido colaborador el coronel médico Dr. Francisco Hervás Maldonado.

Armar el puzzle

ussia

Reproducimos un artículo de opinión publicado en el diario La Razón y escrito por Alfonso Ussía, socio de honor de Círculo Ahumada.

El malvado "Willy"

ussia

Reproducimos un artículo de opinión publicado en el diario La Razón y escrito por Alfonso Ussía, socio de honor de Círculo Ahumada.

Subcategorías

WEBS RECOMENDADAS

Suscripción al Boletín de Noticias de Benemérita al Día