hospimedica2

Interior envía a la Península vuelos desde Canarias con inmigrantes

inmigrantes

El Ministerio del Interior aprovechó la limitación de movimientos durante este pasado puente de diciembre para aumentar los vuelos procedentes de Canarias con destino a la Península cargados con inmigrantes llegados a sus costas de manera irregular.

No sólo ha sido la comarca de Granada la que ha estado recibiendo la llegada de inmigrantes mayoritariamente marroquíes. Durante los últimos días, hasta ocho vuelos han despegado desde Canarias con destino a Valencia con al menos 500 inmigrantes de los llegados a las islas en cayucos en las últimas semanas.

Según denuncian sindicatos policiales, los inmigrantes son trasladados sin ningún tipo de control y abandonados en los lugares de destino sin que haya ningún dispositivo de vigilancia administrativa.

La responsabilidad de la situación de estos inmigrantes se está pasando del Ministerio de Fernando Grande-Marlaska al de José Luis Escrivá y viceversa. Así, según los datos policiales que maneja este periódico, el pasado 4 de diciembre partieron tres vuelos desde Gran Canaria, Lanzarote y Tenerife Norte.

EN TORNO A 80 INMIGRANTES

Las estimaciones policiales apuntan que en ellos fueron trasladados cerca de 80 inmigrantes. El primer vuelo partió a las 10.50 horas; el segundo, a las 12.35 horas; y el tercero, a las 19.10 horas.

Un días después, un vuelo más, desde Gran Canaria, con algo más de medio centenar de ciudadanos mayoritariamente marroquíes. Y el 6 de diciembre, desde Gran Canaria partió a las 23.10 horas otro vuelo con un centenar de inmigrantes.

El pasado lunes, los responsables policiales enviaron a Valencia otros dos vuelos comerciales con inmigrantes, uno desde Tenerife Norte, a las 10.11horas, y otro desde Lanzarote, a las 12.35 horas, con más de medio centenar de los ciudadanos llegados de forma ilegal a las Islas. Finalmente, este martes, partió un nuevo envío a las 9.50 horas desde Gran Canaria.

Los inmigrantes, al llegar al destino, quedaron en libertad. La situación fue la misma que las cámaras de un viajero recogieron en Granada, con el aterrizaje de un vuelo lleno de inmigrantes que quedaron a su libre decisión una vez que tomaron tierra.


Imprimir   Correo electrónico