hospimedica2

CRONOLOGÍA: AGRESIÓN, ASESINATO Y SUICIDIO.

logo igc con texto

EL BRITÁNICO QUE AGREDIÓ A AGENTES DE LA GUARDIA CIVIL, ASESINÓ A SU AMIGA Y TERMINÓ SUICIDÁNDOSE.

            El pasado día 25 de septiembre, se produjo un grave accidente de circulación en la A-381, la conocida como Ruta del Toro, a su paso por el municipio gaditano de Los Barrios, donde una autocaravana, que circulaba en dirección contraria a gran velocidad, chocaba frontalmente contra un camión. En el interior de la autocaravana viajaban dos personas, hombre y mujer y en el interior del camión, su conductor.

            Las noticias aquel día informaban del traslado del conductor del camión al Hospital Punta de Europa de Algeciras y que los otros dos ocupantes habían fallecido en el acto, siendo también trasladados al mismo Centro hospitalario para posteriormente realizar las autopsias correspondientes.

            La sorpresa vino de la mano de los diferentes medios de comunicación el día 2 de octubre, cuando participaban que, tras la investigación llevada a cabo por la Guardia Civil, la mujer, de origen francés, no había fallecido en el accidente, sino que ya estaba muerta en el momento del choque, que presentaba un fuerte golpe en la cabeza, llevando, por tanto, varios días muerta. Dicha investigación concluía que el conductor de la autocaravana, de origen británico, la había asesinado y que el accidente lo había provocado de manera consciente.

            Informaban además, que ambos finados eran pareja, que había sido un supuesto caso de violencia de género, aunque este extremo no se puede confirmar, ya que ella había comentado a Agentes de la Guardia Civil de Barbate días antes, que eran simples amigos.

            ¿Qué tiene que ver la Guardia Civil de Barbate o en qué afecta?

            El día 6 de agosto, un individuo accede a Dependencias Oficiales de la Guardia Civil, de modo sorpresivo y amenazante, donde se enfrenta a un primer Agente. Por la situación que se presenta, otro Agente que se encontraba en el interior, acude a auxiliar a su compañero, terminando los dos en una lucha con el individuo, donde éste golpea en reiteradas ocasiones a los Guardias Civiles, siendo finalmente detenido por ellos mismos, después de minutos interminables. Ambos Agentes terminan en el centro médico con lesiones de diversa consideración y de baja para el servicio.

            A este individuo le acompañaba una mujer francesa. Ella manifestó que eran amigos y que sabía que él tenía problemas psicológicos, más exactamente, que un tiempo antes, le habían diagnosticado trastorno bipolar y esquizofrenia.

            Al día siguiente, teniendo en cuenta que el detenido se trataba de persona extranjera sin domicilio conocido, éste es trasladado a los Juzgados de la misma localidad de Barbate, donde pese a todo lo acontecido y sin salir de nuestro asombro, quedaba en libertad sin medida de seguridad alguna ni con solicitud de un mero estudio psiquiátrico.

            Una vez más queda constatado que agredir a Agentes, sale gratis.

            Todos quedamos atónitos al saber que estas dos personas, eran las involucradas en el accidente de circulación.

            Rabia, indignación, frustración sentimos desde la Guardia Civil, porque desde nuestro interior pensamos que ella podría continuar con vida si un simple acto, hecho anterior al desafortunado accidente, hubiera incidido en alguna decisión de él.

            La pregunta que nos hacemos es: ¿SE PODRÍA HABER EVITADO EL ASESINATO DE LA MUJER?

            La respuesta es: CREEMOS QUE SI, PERO, POR DESGRACIA, YA NUNCA LO SABREMOS.

            Desde IGC, velaremos por los intereses de nuestros socios, a través de los servicios jurídicos, ya que los Agentes agredidos forman parte de esta Asociación, aunque esta circunstancia queda relegada a un segundo plano, debido al estado de salud actual del conductor del camión implicado en el accidente de tráfico y, sobre todo, por la pérdida de una vida humana como es el caso de la mujer francesa. D.E.P.


Imprimir   Correo electrónico