LOS GUARDIAS CIVILES DE GUIPÚZCOA QUE PRESTAN SERVICIO EN LA FRONTERA CON FRANCIA NO TIENEN RELEVO NI INSTALACIONES DÓNDE HACER SUS NECESIDADES FISIOLÓGICAS.

Categoría de nivel principal o raíz: Guardia Civil ASOCIACIONES PROFESIONALES

logo igc con texto

La Guardia Civil de la Comandancia de Guipúzcoa tiene entre sus cometidos el establecer control en la frontera con Francia en la localidad de Irún, debido a las medidas que se están adoptando en la lucha contra el COVID-19.

En los puntos fronterizos que se han establecido, no existen ningún tipo de instalaciones para poder realizar las necesidades fisiológicas ni los descansos reglamentarios. Además los agentes permanecen expuestos a las inclemencias meteorológicas durante todo el servicio, ya que solamente en uno de los puntos de control se dispone de una carpa básica para resguardarse.

Además de lo anterior, cuando los Guardias Civiles que allí prestan servicio solicitan por transmisiones a la Central ¨COC” que se envíe una patrulla para que se le preste un relevo, bien por necesidades fisiológicas o para realizar el descanso, esta Central les deniega la petición aún teniendo disponibles patrullas de servicio en la zona, alegando que no están autorizados a desplazar una patrulla para realizar el relevo. Así mismo, a las patrullas móviles que se encuentran por la zona, se les ha prohibido tajantemente el realizar relevos a los compañeros del control de fronteras.

Desde Independientes de la Guardia Civil (IGC) desconocemos los motivos que llevan a esta Comandancia a dejar a los compañeros durante 8 horas, sin relevos y sin proveer a los mismos, al menos de unas instalaciones dignas. Consideramos estás medidas inhumanas y por ello hemos solicitado una investigación y la adopción de medidas inmediatas para solventar estos hechos.

Imprimir