hospimedica2

La Guardia Civil plantea el cierre de la unidad de rescate en montaña de Panticosa

 rescatemontaerobenasque

La desaparición del grupo se compensaría con el aumento de plantilla en Jaca, que se encargaría de realizar los salvamentos en el valle de Tena.

La continuidad del Equipo de Rescate e Intervención en Montaña (Ereim) de Panticosa está en el aire. Según publica El Heraldo, la Jefatura del Servicio de Montaña de la Guardia Civil se estaría planteando una reestructuración de las unidades de montaña en la provincia de Huesca que pasa por el cierre del EREIM de Panticosa, que este año cumple 40 años, y el refuerzo de la Unidad de Montaña de Jaca. 

Desde la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) han denunciado la amenaza sobre una unidad que cada año realiza más de 70 rescates, siendo en su mayoría en lugares de dificultad máxima, El EREIM de Panticosa está actualmente ompuesta por un sargento y seis guardias.

La medida forma parte de la política de reestructuración de la Benemérita para optimizar recursos. Pero según la asociación, la eliminación de algunas unidades de élite nada tiene que ver con la efectividad que reclaman desde hace tiempo. "El cierre del Ereim de Panticosa no supone una optimización sino que más bien es despojar a los ciudadanos de un buen servicio a la sociedad".

En Aragón existen siete grupos operativos: cinco en el Pirineo (Jaca, Benasque, Huesca, Boltaña y Panticosa), otro en la provincia de Zaragoza (Tarazona) y otro en la de Teruel (Mora de Rubielos). La posibilidad de suprimir el de Panticosa ha provocado una cascada de reacciones. Los clubes de montaña lo han definido como "una triste noticia", mientras el alcalde, Jesus María Uriz, recuerda que lleva 40 años y precisamente el valle de Tena es uno de los lugares del Pirineo con más accidentes y más rescates.

Fuentes de la Jefatura de Montaña con sede en Jaca han confirmado a El Heraldo que se está planteando una reorganización del Greim. Sin embargo, "todavía no hay una decisión tomada". Existe un informe técnico interno en este sentido, que plantea el cierre de Panticosa y un aumento de la plantilla en el grupo de Jaca (Sereim) para que lleve a cabo los rescates de la zona del valle de Tena y absorba a los agentes de la otra unidad, "de forma que no sea una medida traumática". De hecho, mencionan las mismas fuentes, los guardias viven entre Jaca y Biescas. Además, añaden, la operatividad del salvamento no se vería alterada porque no hay diferencia entre que el helicóptero los recoja en un punto u otro.

En el mismo sentido se ha pronunciado este jueves la delegada del Gobierno en Aragón, Pilar Alegría, quien ha reconocido que se ha enterado de la noticia por el comunicado de la AEGC. "No tengo ninguna información oficial al respecto, y no la tengo porque no es ninguna decisión en firme, en absoluto". Ha reconocido la existencia de "un informe técnico", pero asegura que la Guardia Civil todavía no ha tomado una determinación.

Por su parte, la Guardia Civil habla de que el asunto está todavía "en una fase preliminar". "Para optimizar recursos se hacen continuamente planes y valoraciones de todas las unidades. En algunos casos se llevan a cabo y en otros no. Si se hace algo por parte de la Jefatura de Montaña, está en una fase preliminar y es a nivel interno. No hay nada definitivo".

Según la AEGC, el mencionado informe interno de la Jefatura barajaba las opciones de ampliar Panticosa o cerrarla, y se ha optado por esto último. Respecto a las consecuencias del cierre sobre la efectividad del rescate, recuerda que el helicóptero no siempre está operativo: no puede volar en condiciones meteorológicas adversas ni de noche. El tiempo de reacción es importante a la hora de afrontar un salvamento a pie, y Jaca está más lejos de la zona cubierta actualmente por Panticosa: el valle de Tena y algunas zonas de Sobrarbe, como el valle de Bujaruelo.

Además, la asociación tiene en cuenta las consecuencias para los agentes, pues no se garantiza en ningún momento la creación de suficientes plazas para absorber a los siete componentes de Panticosa. "Es decir, que además de desmantelar una unidad que se ha mostrado desde su creación extremadamente eficaz, va a dejar a unos guardias sin destino preferente para coger vacantes dentro de la provincia de Huesca, pudiendo ser o no en Grupos de Rescate de Montaña debido a la escasez o nulas vacantes ahora en la provincia y en la especialidad. Además del daño que se va a causar a sus familias que se van a ver obligadas a abandonar su lugar de residencia en el que están plenamente integrados", asegura, recordando que es una unidad con guardias veteranos y no se les ha ofrecido la oportunidad de pasar a formar parte del Sereim de Jaca.

La asociación afirma que ni los ayuntamientos de zona, ni las federaciones de montaña, "ni nadie" quiere que se vayan. Lejos de desaparecer, señala, "esta unidad debería reforzarse por el gran número de rescates que llevan a cabo, todo lo contrario de lo que se está haciendo en la Jefatura de Montaña desmantelando unidades muy eficientes, como esta de Panticosa o la del Valle del Roncal en Navarra". Además del trabajo de las estaciones de esquí, en verano hay mucha actividad en el valle y es una zona de escalada que genera continuas intervenciones. Y también dan al público un servicio de información, aclara la AEGC, "ya que son muchos los ciudadanos que llaman a diario para preguntar el estado de rutas a picos o vías de escalada que son resueltas por estos grandes especialistas".

La asociación confía en que se dé marcha atrás, "porque son grandes profesionales, conocen cada rincón de esos valles imprescindible para actuar con rapidez y salvar vidas. Una decisión que como otras muchas no solo perjudicará a los profesionales sino también a sus familias que se verán obligadas a hacer las maletas y abandonar su lugar de residencia".

Recientemente ya se planteó el cierre del Greim del Roncal (Navarra), unido bajo el mismo mando a los grupos de Aragón, pero el revuelo generado aconsejó aplazar un año la decisión para dar tiempo a los guardias a pedir nuevos destinos. En el caso de esta Comunidad, el Grupo de Rescate Técnico (GRT) del Servicio de Bomberos del Gobierno Foral realiza los salvamentos desde 2019. También en Cataluña, Castilla y León o Madrid, son los bomberos los encargados de realizarlos, sin que se haya planteado hasta ahora suprimir las unidades del Greim.

"Me parece muy mal. El grupo de montaña lleva aquí 40 años y precisamente el cuartel se hizo nuevo para que estuvieran aquí", ha señalado el alcalde, Jesús María Uriz. "El valle de Tena tiene muchas montañas de gran dificultad, más que en la Jacetania, y a mayor dificultad más accidentes y más rescates. Si hay que centralizar servicios que los centralicen aquí", ha añadido, recordando la existencia de tres refugios de montaña, dos en Panticosa y uno en Sallent de Gállego y de grandes cumbres como el Balaitus y los Infiernos. El responsable municipal destaca además la buena integración de los agentes en la zona. "Si hay una unidad superintegrada en el pueblo esa es la de montaña".

ACCESO FUENTE


Imprimir   Correo electrónico