hospimedica2

Un guardia civil que daba escolta a la Milagrosa de Sevilla sofoca el incendio de una de las imágenes del paso

incendio imagen

Nada más salir el paso de misterio de la Milagrosa, el ropaje de uno de los soldados judíos prendió con uno de los candelabros y las llamas se extendieron rápidamente por la figura.

Rápido estuvo uno de los guardias civiles que acompañaban al paso, que cogió un extintor y apagó inmediatamente las llamas.

El polvo blanco del extintor cubrió por un momento el paso del Señor de la Esperanza, desató alguna exclamación en el público y un cierto revuelo.

Todo quedó en un susto. Si alguien se plantea, en el futuro, lo de eliminar la escolta de gala de la Guardia Civil de los pasos, que le pregunten antes a los hermanos de la Milagrosa.


Imprimir   Correo electrónico