hospimedica2

El BCE asegura que España es el país de la Eurozona que menos gastó para afrontar la crisis del covid

lagarde bce

La cuantía del paquete de estímulos ascendió al 1,3% del PIB, no solo por debajo de la media de la Eurozona -donde fue ligeramente superior al 4%- sino incluso por debajo del asumido durante la crisis financiera de 2009

España es el país de la zona del euro que menos ha gastado en relación a su producto interior bruto (PIB) para afrontar la crisis que ha desencadenado la pandemia del coronavirus. Así, España, que sufrió una contracción de la actividad del 11% en 2020, habría sido el menos generoso en el esfuerzo fiscal realizado en apoyo de la economía. La cuantía del paquete de estímulos ascendió al 1,3% del PIB, no solo por debajo de la media de la Eurozona -donde fue ligeramente superior al 4%- sino incluso por debajo del asumido durante la crisis financiera de 2009, cuando se alcanzó el 2,5% del PIB, según señala el Banco Central Europeo (BCE) con datos de la Comisión Europea.

El porcentaje del paquete de ayudas en nuestro país sería inferior al gasto de Francia, que llega al 3%; al de Alemania, que supera el 4,5%; o al de Italia, que es casi del 5,5% del PIB.

Los autores del artículo del BCE señalan que el gasto de España en esta crisis representa un 1,3% del PIB y no la cifra del 5,5% aportada por el Gobierno, debido a la heterogeneidad en la forma de informar sobre las medidas. En algunos estados «los cálculos de la CE difieren de los de las autoridades nacionales, especialmente en el gasto relacionado con los programas de trabajo relacionados con la jornada reducida o los ERTE», según se desprende del artículo.

Asimismo, los responsables del estudio señalan el diferente tratamiento aplicado a los aplazamientos de impuestos y cotizaciones sociales por parte de los países y apuntan que el impacto de las medidas fiscales adoptadas podría haber sido incluso mayor en varios países que el evaluado por la Comisión, dado que los programas evaluados se prepararon antes de la segunda ola de la pandemia en el otoño, que generó esfuerzos adicionales.

En la comparación que lleva a cabo el BCE con la respuesta fiscal de los países a la crisis de 2009, tomando como referencia las cifras de la Comisión Europea, únicamente España y Luxemburgo habrían acometido en 2020 un esfuerzo menor que entonces, mientras que la media de la eurozona superó en 2020 el 4%, frente al 1,5% del PIB destinado en 2009.

Apoyo a la liquidez

Además del esfuerzo fiscal directo a través de medidas discrecionales de gasto, el BCE destaca el apoyo a la liquidez proporcionado por los gobiernos de la zona euro en 2020, principalmente a través de avales a los préstamos a las empresas afectadas por las restricciones, que en el conjunto de la Eurozona llegó a suponer el 16% del PIB. En el caso de las economías del euro, Italia, con más del 30% y Alemania con casi un 20% son los países que mayor apoyo a través de estos instrumentos prestaron a las empresas, por delante de Francia y España, con un esfuerzo cercano al 15% cada una.

«La efectividad de los esquemas depende de ciertas características de diseño que determinan si los prestatarios pueden acceder a los préstamos rápidamente y que difieren significativamente entre países», alertaron los autorires del artículo.

Asimismo, recuerdan que en crisis anteriores estas garantías demostraron ejercer un efecto positivo en los préstamos, pero también algunos posibles efectos de incentivos negativos, aunque consideran estos »menos probables en las circunstancias actuales».


Imprimir   Correo electrónico