La pensión máxima de jubilación queda en 2.683,34 euros mensuales y la mínima en 410,96 euros

Categoría de nivel principal o raíz: Temas Economía

soledad

En España hay casi 9 millones de pensionistas y menos de 20 millones de personas trabajan. Esas son las cifras.

A la espera de acontecimientos y conscientes de que el sistema de pensiones está realmente en peligro, porque España sufre la tormenta demográfica perfecta y hemos entrado políticamente en una etapa de populismo e incertidumbre que nio augura nada bueno, ya sabemos que si el IPC supera este año el 0,9% previsto, el Gobierno compensará a los pensionistas la diferencia en un único pago que se producirá antes de abril de 2021.

Es el segundo año consecutivo, tras 2019, en el que las pensiones aumentan por encima del mínimo legal previsto (0,25%).

El año pasado se incrementaron un 1,6% con carácter general y un 3% en el caso de las mínimas y no contributivas.

Así quedarán las prestaciones:

El Gobierno negociará una nueva senda del déficit

Por otro lado, Sánchez ha confirmado que el Ejecutivo negociará con la Comisión Europea una nueva senda de déficit, toda vez que las «circunstancias económicas y políticas», tanto en España como en Bruselas, han cambiado».

«La coyuntura económica ha cambiado, y también la estabilidad presupuestaria, y ha cambiado la Comisión en Europa y el comisario económico y, por tanto, tenemos que negociar con ellos la nueva senda de estabilidad, porque las circunstancias políticas y económicas han cambiado», reiteró el jefe del Ejecutivo.

En este momento, el compromiso de déficit que pactó en la pasada legislatura el Gobierno de Sánchez contempla un déficit del 1,1% para este año (un 1,7% a políticas constantes), que es la cifra que ahora se quiere renegociar con Bruselas, así como el horizonte para los próximos ejercicios. Para 2019, el objetivo era cerrar con un déficit del 2%, dato que aún no ha aportado el Gobierno, si bien casi todos los organismos nacionales e internacionales dan por seguro que este cifra será superior.

Fuentes del Ministerio de Hacienda indicaron ayer que además de negociar una nueva senda de déficit, el Gobierno pretende aprobar a partir de febrero el techo de gasto para 2020, paso previo al proyecto de Presupuestos Generales del Estado, con la intención de poder aprobar las nuevas cuentas públicas cuanto antes, toda vez que los Presupuestos de 2018 se han prorrogado por segunda vez.

Las mismas fuentes señalaron que la intención del Gobierno es poder «flexibilizar» la senda de déficit, que normalmente se fija para tres ejercicios, y conseguir un mayor margen para este año, ya que la meta de déficit oficial en 2020, aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy, es del 0,5% del PIB, si bien el Gobierno de Pedro Sánchez, que no ha podido aprobar aún ninguna senda ni ningún techo de gasto, comunicó a Bruselas que estimaba un desajuste del 1,1% del PIB, que podría alcanzar el 1,7% del PIB a políticas constantes.

La senda oficial de Rajoy proyectaba estabilidad presupuestaria ya en 2021, mientras que el Ejecutivo de Pedro Sánchez calcula un déficit del 0,4% del PIB en 2021 y haber cuadrado las cuentas en 2022. A su vez, calcula que la ratio de deuda pública podría haber concluido 2019 en el 95,9% del PIB, y se marca la meta de rebajarla al 94,6% este año.

ACCESO FUENTE

Imprimir