¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Una cookie es un pequeño fichero de texto que se almacena en su navegador cuando visita casi cualquier página web. Su utilidad es que la web sea capaz de recordar su visita cuando vuelva a navegar por esa página. Las cookies suelen almacenar información de carácter técnico, preferencias personales, personalización de contenidos, estadísticas de uso, enlaces a redes sociales, acceso a cuentas de usuario, etc. El objetivo de la cookie es adaptar el contenido de la web a su perfil y necesidades, sin cookies los servicios ofrecidos por cualquier página se verían mermados notablemente.

Cookies utilizadas en este sitio web

Siguiendo las directrices de la Agencia Española de Protección de Datos procedemos a detallar el uso de cookies que hace esta web con el fin de informarle con la máxima exactitud posible.

Este sitio web utiliza las siguientes cookies propias:

  • De sesión, para garantizar que los usuarios que escriban comentarios en el blog sean humanos y no aplicaciones automatizadas. De esta forma se combate el spam.
  • Locales, para conservar por ejemplo los datos del proceso de reserva de pista (aplicación actualmente en construcción).
  • De Cookies, para gestionar el sistema de cookies según la elección del usuario en el banner de aceptación de todas las cookies o solo las propias necesarias. 

Este sitio web utiliza las siguientes cookies de terceros:

  • Google Analytics: Almacena cookies para poder elaborar estadísticas sobre el tráfico y volumen de visitas de esta web. Al utilizar este sitio web está consintiendo el tratamiento de información acerca de usted por Google. Por tanto, el ejercicio de cualquier derecho en este sentido deberá hacerlo comunicando directamente con Google.
  • Redes sociales: Cada red social utiliza sus propias cookies para que usted pueda pinchar en botones del tipo Me gusta o Compartir.

 Notas adicionales

  • Ni esta web ni sus representantes legales se hacen responsables ni del contenido ni de la veracidad de las políticas de privacidad que puedan tener los terceros mencionados en esta política de cookies.
  • Los navegadores web son las herramientas encargadas de almacenar las cookies y desde este lugar debe efectuar su derecho a eliminación o desactivación de las mismas. Ni esta web ni sus representantes legales pueden garantizar la correcta o incorrecta manipulación de las cookies por parte de los mencionados navegadores.
  • En algunos casos es necesario instalar cookies para que el navegador no olvide su decisión de no aceptación de las mismas.
  • En el caso de las cookies de Google Analytics, esta empresa almacena las cookies en servidores ubicados en Estados Unidos y se compromete a no compartirla con terceros, excepto en los casos en los que sea necesario para el funcionamiento del sistema o cuando la ley obligue a tal efecto. Según Google no guarda su dirección IP. Google Inc. es una compañía adherida al Acuerdo de Puerto Seguro que garantiza que todos los datos transferidos serán tratados con un nivel de protección acorde a la normativa europea.
  • Para cualquier duda o consulta acerca de esta política de cookies no dude en comunicarse con nosotros a través de la sección de contacto.

Desactivación o eliminación de cookies

En cualquier momento podrá ejercer su derecho de desactivación o eliminación de cookies de este sitio web. Estas acciones se realizan de forma diferente en función del navegador que esté usando. 

TODAS LAS NOTICIAS
CIRCULO AHUMADA

TODAS  LAS NOTICIAS CIRCULO AHUMADA

FELICITACION NAVIDAD
  CIRCULO AHUMADA

CIRCULO AHUMADA FELICITA LA NAVIDAD

REVISTAS
CIRCULO AHUMADA

solo portada 175 WEB copia

VISITA VIRTUAL  MUSEO
GUARDIA  CIVIL

GC MUSEO

 
 

Los niños que toman leche entera son más delgados y tienen mayores niveles de vitamina D

milk-kxwB--620x349abc

Las leches semidesnatadas o desnatadas podrían no saciar a los niños como la leche entera, por lo que recurrirían a otros alimentos y aumentarían su consumo de calorías

A día de hoy contamos con distintos tipos de leche de vaca que si bien contienen la misma proporción de proteínas, azúcares –fundamentalmente, lactosa– y calcio, difieren, y mucho, en su contenido en grasa. Se trata de las consabidas leches entera, semidesnatada y desnatada, cuya elección dependerá de los gustos del usuario y de su interés por mantener la línea. O así debería ser, al menos, en el caso de los adultos. Y es que los niños se encuentran en aún en una fase de crecimiento, por lo que la grasa, caso de la que se encuentra en la leche entera, es muy importante para un correcto desarrollo. Pero, ¿la leche entera no aumenta el riesgo de que los niños padezcan sobrepeso? Pues no. De hecho, un estudio dirigido por investigadores del Hospital St. Michael de Toronto (Canadá) muestra que los niños que beben leche entera son más delgados que aquellos que toman leche desnatada o semidesnatada. Y asimismo, que tienen unos mayores niveles de vitamina D, que igualmente juega un papel esencial en el desarrollo.

Como explica Jonathon Maguire, director de esta investigación publicada en la revista «The American Journal of Clinical Nutrition», «los niños que toman leche desnatada o semidesnatada no tienen menos grasa corporal y, además, no se benefician de los mayores niveles de vitamina D presentes en la leche entera. Se trata, por tanto, de un doble efecto negativo asociado con las leches bajas en grasa».

Más grasa, más delgados

Para llevar a cabo el estudio, los autores contaron con la participación de 2.745 niños con edades comprendidas entre los 2 y los 6 años a los que tomaron muestras de sangre para analizar sus niveles de vitamina D. Y asimismo, de sus padres, encargados de medir la altura y el peso de sus hijos para calcular su índice de masa corporal (IMC).

El 49% de los menores del estudio bebía leche entera, en la que las grasas suponen el 3,25% del total del producto. Y asimismo, el 35% tomaba leche semidesnatada con un contenido graso del 2%, el 12% bebía leche semidesnatada con un 1% de grasa, y el 4% bebía leche desnatada –con un 0% de grasa.

Los niños que toman leche desnatada o semidesnatada no tienen menos grasa corporal y no se benefician de los mayores niveles de vitamina D de la leche enteraJonathon Maguire

Los resultados mostraron que los niños que tomaban leche entera tenían, de promedio, un IMC 0,72 unidades inferior que aquellos que bebían leche semidesnatada. Un hallazgo que si bien parece nimio «es comparable a la diferencia –indica Jonathon Maguire– entre tener un peso saludable y padecer sobrepeso».

Pero dado que la leche entera tiene mayor cantidad de grasa, ¿cómo se explica que los niños que la beben estén más delgados? Pues la verdad es que como este no fue el objeto del estudio, no se sabe. Pero como apunta su director, «es posible que los niños que tomaban leche entera se sintieran más saciados que aquellos que bebían las mismas cantidades de leche desnatada o semidesnatada. Y si no se sienten ‘llenos’ tras beber la leche, la probabilidad de que tomen otros alimentos menos saludables o con más calorías es mucho mayor».

Por tanto, parece que los menores que toman leche entera consumen menos calorías que aquellos que beben leche con menos o nulo contenido graso.

Doble beneficio

Pero aún hay más: los niños que bebían un único vaso diario de leche entera mostraban unos niveles de vitamina D similares a los de los menores que tomaban cerca de tres vasos diarios de leche semidesnatada con un contenido graso del 1%.

Como apunta Jonathon Maguire, «esto podría deberse a que la vitamina D es liposoluble, lo que quiere decir que se disuelve mejor en la grasa que en el agua. Así, la leche con mayor contenido graso tiene más vitamina D».

Sin embargo, y según sugieren los resultados, también es posible que exista una relación inversa entre la grasa corporal y la acumulación de vitamina D. En consecuencia, los niveles de vitamina D se reducen conforme aumenta la grasa corporal del niño.

Y a este respecto, ¿qué recomiendan los especialistas? Pues según la Academia Americana de Pediatría (AAP), los niños deben tomar dos vasos diarios de leche semidesnatada para reducir su riesgo de obesidad infantil. Una recomendación, en definitiva, que contrasta con las evidencias alcanzadas en el estudio.

Como concluye Jonathon Maguire, «nuestros hallazgos muestran que las guías nutricionales actuales deben ser profusamente analizadas en relación al consumo de grasa de la leche para asegurar que inducen el efecto deseado. La prevalencia de obesidad infantil se ha triplicado en las últimas tres décadas, periodo en el que el consumo de leche entera se ha reducido a la mitad. Debemos encontrar la respuesta adecuada a la pregunta ¿qué tipo de leche deben tomar nuestros niños?».

WEBS RECOMENDADAS

logo gc copia22

logoministeriodefensa

pronunciamimnetos militares2

logo policia

logodiaper

grandes batallas

MONASTERIO TEJEDALogo esencia de Españaz

Comunicación audiovisual Tomás Ortiz

logo cabanas valle cabriel color
logo balneario concepcion color
OPF Investigation logo graciela LOGO Cian Aqua 1 e mas

 

 

Suscripción al Boletín de Noticias de Benemérita al Día