¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Una cookie es un pequeño fichero de texto que se almacena en su navegador cuando visita casi cualquier página web. Su utilidad es que la web sea capaz de recordar su visita cuando vuelva a navegar por esa página. Las cookies suelen almacenar información de carácter técnico, preferencias personales, personalización de contenidos, estadísticas de uso, enlaces a redes sociales, acceso a cuentas de usuario, etc. El objetivo de la cookie es adaptar el contenido de la web a su perfil y necesidades, sin cookies los servicios ofrecidos por cualquier página se verían mermados notablemente.

Cookies utilizadas en este sitio web

Siguiendo las directrices de la Agencia Española de Protección de Datos procedemos a detallar el uso de cookies que hace esta web con el fin de informarle con la máxima exactitud posible.

Este sitio web utiliza las siguientes cookies propias:

  • De sesión, para garantizar que los usuarios que escriban comentarios en el blog sean humanos y no aplicaciones automatizadas. De esta forma se combate el spam.
  • Locales, para conservar por ejemplo los datos del proceso de reserva de pista (aplicación actualmente en construcción).
  • De Cookies, para gestionar el sistema de cookies según la elección del usuario en el banner de aceptación de todas las cookies o solo las propias necesarias. 

Este sitio web utiliza las siguientes cookies de terceros:

  • Google Analytics: Almacena cookies para poder elaborar estadísticas sobre el tráfico y volumen de visitas de esta web. Al utilizar este sitio web está consintiendo el tratamiento de información acerca de usted por Google. Por tanto, el ejercicio de cualquier derecho en este sentido deberá hacerlo comunicando directamente con Google.
  • Redes sociales: Cada red social utiliza sus propias cookies para que usted pueda pinchar en botones del tipo Me gusta o Compartir.

 Notas adicionales

  • Ni esta web ni sus representantes legales se hacen responsables ni del contenido ni de la veracidad de las políticas de privacidad que puedan tener los terceros mencionados en esta política de cookies.
  • Los navegadores web son las herramientas encargadas de almacenar las cookies y desde este lugar debe efectuar su derecho a eliminación o desactivación de las mismas. Ni esta web ni sus representantes legales pueden garantizar la correcta o incorrecta manipulación de las cookies por parte de los mencionados navegadores.
  • En algunos casos es necesario instalar cookies para que el navegador no olvide su decisión de no aceptación de las mismas.
  • En el caso de las cookies de Google Analytics, esta empresa almacena las cookies en servidores ubicados en Estados Unidos y se compromete a no compartirla con terceros, excepto en los casos en los que sea necesario para el funcionamiento del sistema o cuando la ley obligue a tal efecto. Según Google no guarda su dirección IP. Google Inc. es una compañía adherida al Acuerdo de Puerto Seguro que garantiza que todos los datos transferidos serán tratados con un nivel de protección acorde a la normativa europea.
  • Para cualquier duda o consulta acerca de esta política de cookies no dude en comunicarse con nosotros a través de la sección de contacto.

Desactivación o eliminación de cookies

En cualquier momento podrá ejercer su derecho de desactivación o eliminación de cookies de este sitio web. Estas acciones se realizan de forma diferente en función del navegador que esté usando. 

TODAS LAS NOTICIAS
CIRCULO AHUMADA

TODAS  LAS NOTICIAS CIRCULO AHUMADA

FELICITACION NAVIDAD
  CIRCULO AHUMADA

CIRCULO AHUMADA FELICITA LA NAVIDAD

REVISTAS
CIRCULO AHUMADA

solo portada 175 WEB copia

VISITA VIRTUAL  MUSEO
GUARDIA  CIVIL

GC MUSEO

 
 

La batalla de Valenciennes, «La última gran Victoria» del Imperio español, por Ferrer-Dalmau

dalmau-los valenciannes

El pintor Augusto Ferrer-Dalmau muestra en exclusiva para ABC su último cuadro de los Tercios de Flandes, retratando la batalla de Valenciennes (1656). A decir de sus contemporáneos, la victoria española produjo «uno de aquellos estremecimientos que solía dar España en tiempos más afortunados»

 Habían pasado trece años desde Rocroi y ocho desde que la guerra en Flandes terminará con la paz de Münster. Pero los frentes a los que las tropas de Felipe IV debían acudir no hacían más que multiplicarse. Con el Rosellón ocupado por tropas francesas y Portugal alzado en armas desde hacía más de una década, las tropas del mariscal Turena acometieron un ataque contra la estratégica plaza de Valenciennes, defendida por tropas de la monarquía hispánica al mando de Francisco de Meneses. Corría el año de 1656.

A pesar de la larga cadena de derrotas que la infantería española había sufrido en la década de los 40 de aquel siglo, en mayo de aquel mismo año había llegado a Bruselas don Juan José de Austria para hacerse cargo del gobierno de las provincias leales. El bastardo real se había revelado como un comandante capaz en la guerra contra Portugal y arrebatando Barcelona a los galos cuatro años antes. Se esperaba que obrara un milagro, deteniendo la incursiones del ahora poderoso ejército francés en los Países Bajos Españoles. Casi inmediatamente, el 18 de mayo, el asedio a Valenciennes comenzó y se prolongaría durante dos meses.

La plaza estaba a punto a punto de capitular cuando los españoles llegaron en la noche del 15 de julio, cogiendo totalmente por sorpresa al mariscal francés

Consciente de que la ciudad iba a caer, don Juan José partió hacia el sur acompañado por el príncipe de Condé, al mando de la caballería, con 20.000 hombres, que debían enfrentarse a los 25.000 de Turena y su subordinado, La Fertè. La plaza estaba a punto a punto de capitular cuando los españoles llegaron en la noche del 15 de julio, cogiendo totalmente por sorpresa al mariscal francés. El ataque, que se llevó a cabo durante la noche, comenzó con un fulgurante avance de Condé, al que siguió una carga de caballería al mando del mismo don Juan José de Austria, que con más de 4.000 jinetes entró en el campamento enemigo y rechazó un contraataque de Turena, que fue incapaz de rescatar a Fertè y levantó el sitio, replegándose con sus tropas hacia Quesnoy.

«Uno de aquellos estremecimientos»

Al amanecer, la infantería española e irlandesa, dueña del campo de batalla tras el ataque de la caballería, hizo recuento de la rápida victoria: 77 oficiales capturados (incluyendo a La Fertè), 4.000 muertos en el bando enemigo y 1.200 prisioneros entre la tropa, además de tomar todo el tren de bagajes francés y 50 cañones.

Se trataba de la victoria de los otrora temidos Tercios, que a decir de sus contemporáneos produjo «uno de aquellos estremecimientos que solía dar España en tiempos más afortunados». Y a pesar de que se disfrutó de la victoria, los franceses todavía habían de asestar el golpe definitivo. Fue dos años más tarde, en las Dunas, donde se rubricaría el capítulo final de la decadencia del antes temido Ejército de Flandes.

Debido al protagonismo de la caballería en Valenciennes, los jinetes ocupan un lugar destacado en ésta obra, donde se representa tanto a jinetes ligeros como a caballos coraza

Augusto Ferrer-Dalmau nos muestra, 360 años más tarde, una visión del amanecer del 16 de julio de 1656, a las afueras de Valenciennes. Juan José de Austria, acompañado de un caballo coraza, se interesa por dos de los prisioneros franceses, cuya bandera cayó tras las últimas cargas. Un oficial francés, avergonzado por la humillante derrota, se niega a cruzar su mirada con él.pintando kkXB 620x349abc

Atento, como siempre, al detalle, Ferrer-Dalmau nos muestra armas y armaduras de esta fase final de la Guerra Franco-Española, donde se nota la influencia de otros conflictos contemporáneos como la Guerra Civil Inglesa, en el uso de tipologías de casco como el famoso «cola de langosta».

Debido al protagonismo de la caballería en Valenciennes, los jinetes ocupan un lugar destacado en esta obra, donde se representa tanto a jinetes ligeros (dragones o arcabuceros a caballo, que visten búfalas o cueras amarillas) como a caballos coraza con armaduras de tres cuartos, «arcabucillos» de rueda o llave de miquelete y largas escarcelas articuladas.

Ha amanecido en Valenciennes, demostrando que, a pesar de que los vientos de la guerra soplan en su contra, los Tercios eran capaces de dar a su rey una última victoria.

Un articulo de David Nievas Muñoz para ABC

David Nievas Muñoz, es Licenciado en Historia por la Universidad de Granada; Máster en la Monarquía Católica, el Siglo de Oro Español y la Europa Barroca; y Asesor histórico de Augusto Ferrer-Dalmau

WEBS RECOMENDADAS

logo gc copia22

logoministeriodefensa

pronunciamimnetos militares2

logo policia

logodiaper

grandes batallas

MONASTERIO TEJEDALogo esencia de Españaz

Comunicación audiovisual Tomás Ortiz

logo cabanas valle cabriel color
logo balneario concepcion color
OPF Investigation logo graciela LOGO Cian Aqua 1 e mas

 

 

Suscripción al Boletín de Noticias de Benemérita al Día