SOLIDARIDAD, en recuerdo de la Guardia Civil SONIA JIMÉNEZ

Categoría de nivel principal o raíz: Temas Asociaciones Hermanas

WhatsApp Image 2021 09 03 sonia

RAGCE (Retirados Asociados de la Guardia Civil de España) de la que nuestra compañera era cofundadora y Vocal de Protocolo, ha aprobado la creación de los Premios a la Solidaridad “Sonia Jiménez” y que el próximo 16 de octubre tendrán su primera edición en Sevilla en el I Encuentro Nacional de RAGCE y AJPNE.

Para toda la familia de RAGCE, la solidaridad forma parte del compañerismo, del apoyo incondicional a causas sin importar la dificultad o situación comprometida y este precepto se estableció en nuestro ideario, del que todos sus componentes hacen gala cada día, a través de su compromiso hacia todo nuestro colectivo de Retirados, Viudedad y Orfandad del Cuerpo, así como en todas aquellas campañas de ayuda a colectivos vulnerables y Sonia era pieza imprescindible en un motor de proyectos, planes e investigación, optando siempre por el SI a cada idea,  optimista, risueña e ilusionada con un ideario que fue diseñado para todos, donde prima el honor, la lealtad y la unión con el fin de alcanzar los objetivos fijados.

ACTO SANTOS ANGELES CUSTODIOS CON SU HERMANA VICEN Y COMPAÑERASSonia era cofundadora de RAGCE y se unió con la esperanza y el deseo de poder dar visibilidad a todos los veteranos del Cuerpo, y hasta la fecha ha podido ser protagonista de muchos de esos logros, como la concesión de la TRGC (Tarjeta de Retirado de la Guardia Civil) o la inclusión de un artículo especifico hacía los veteranos del Cuerpo en el nuevo Código de Conducta. Le hacía especialmente ilusión saber que estábamos siendo escuchados y estaba muy orgullosa de todo el equipo y de la buena disposición por aportar y sumar.

En cuanto le propuse junto a otros compañeros de la misma promoción, la 97º, formar parte de RAGCE, no lo dudó ni un instante y recuerdo que me dijo: “Chipie (apodo cariñoso de mis compañeros de promoción), si es a tu lado cuenta conmigo” (Lucía Ll. G).  Como curiosidad os contaré que el nombre de la Asociación fue idea de Sonia y gracias a las siglas, RAGCE es hoy en día un referente para nuestro colectivo y para todas las Asociaciones con las que trabajamos y colaboramos.

Sonia era trabajadora y colaboradora incansable aun teniendo días en que lo único que le podía apetecer era quedarse en su casa. Su fortaleza y coraje la empujaron a salir a la calle para luchar por nuestros derechos, siempre con su saber estar y exquisita educación militar, manteniendo entrevistas junto a nuestro Delegado en Ávila y AJPNE con las autoridades e instituciones de la provincia, dando a conocer nuestra labor. Algunos compañeros y compañeras en Ávila, incluida su familia, nos trasladaron que era digno de ver como salía a recoger firmas de la ILP contra el injusto “Copago Farmacéutico del 30%”, recibiendo en ese momento el tratamiento que requería su enfermedad. Por ello, Sonia no podía entender la actitud, la falta de compromiso y colaboración de todo un colectivo que en un porcentaje bastante alto prefirió quedarse en el sofá de su casa, sin la empatía necesaria para comprender la falta que nos hacía la SOLIDARIDAD hacia los compañeros “mayores” y “enfermos”, no teniendo en cuenta una de nuestras campañas de concienciación y que a Sonia tanto le gustaba “Nuestro Presente es Vuestro Futuro”

Nuestra Sonia Jiménez Martín, era y será siempre veterana del Benemérito Cuerpo de la Guardia Civil. Nació en Madrid el 3 de enero de 1972, hija del Cuerpo, sobrina y prima. Desde niña supo que algún día sería Guardia Civil, aunque las mujeres en aquel entonces no teníamos acceso, algo que cambió en el año 1988 con la primera promoción de mujeres de la Guardia Civil y fue entonces cuando al cumplir los 18 años accedió a la Academia de Baeza (Jaén), formando parte de la 97 Promoción de Guardias Civiles (año 1991-1992), y a la que cariñosamente solemos llamarnos todos los que pertenecemos a la promoción, “Gen97”.

Cuando pasó a la situación de Retiro en el año 2016, muchos de sus compañeros y compañeras pudimos disfrutar de un entrañable día a su lado, pues organizó una comida en Ávila donde junto a familiares y amigos, fuimos testigos a través de sus palabras de una emotiva carta de despedida del servicio activo, palabras que a fecha de hoy todavía podemos rememorar a través de nuestro recuerdo y de sus sentidas palabras. En sus líneas nos decía: “He escrito estas letras por temor a que este día me falten las palabras o me falle la memoria. Son muchos años los que he vivido la Guardia Civil. No solo los últimos 24 años, sino desde el día en que nací en una familia en la que su mayor orgullo era vestir el uniforme verde de nuestra Benemérita y así me fue inculcado.”

Sonia era una compañera extraordinaria, siempre dispuesta a ayudarte en todo lo que pudieras necesitar. Se preocupaba de todos los que la rodeaban y nunca dejaba de sonreír, acompañándole esa mirada angelical y esa luz que desprendía de serenidad y paz. Y ese día, como siempre, volvió a sorprendernos con ese don natural, conectando con cada uno de los presentes y haciendo que, a pesar de las circunstancias, estuviéramos felices a su lado.

En su carta de despedida del servicio activo nos decía a todos los presentes:ACTO SANTOS ANGELES CUSTODIOS IMPOSICION MEDALLA

“Hoy se me saltan las lágrimas al ver a compañeros de muchos de mis destinos, incluso de la Academia, porque veros aquí hoy significa que he dejado huella en vosotros, al igual que vosotros la habéis dejado en mi”.

“En Ávila pensé que acabaría mi carrera, pero no que sería tan pronto, como llevo diciendo este último mes, la sensación de esta jubilación es un tanto agridulce. Agria porque yo no soy Guardia Civil de profesión, lo soy de vocación igual que lo fue mi padre e incluso mi madre, y al mismo tiempo dulce, porque a pesar de mi grave enfermedad, esta jubilación anticipada me da la oportunidad de disfrutar más tiempo de mi hija, de mi marido, de mi familia y amigos y no voy a desperdiciar ni un solo minuto que esta enfermedad me permita”

“Gracias a todos los que hoy me acompañáis, a todos los que habéis compartido tramos de mi vida. Gracias a los que aún recordáis a mi padre, porque él fue el que me inculcó el amor a la Guardia Civil y el compañerismo. Gracias a Oficiales, Suboficiales y compañeros que en estos últimos años han hecho más llevadera mi enfermedad. Su comprensión se agradece muchísimo cuando te sientes tan dependiente y vulnerable. Gracias a todos los que os habéis preocupado por mí, a los que me habéis acompañado a pruebas y médicos. No tengo palabras para agradecerlo. Gracias a los que habéis venido fuera de Ávila, porque se el esfuerzo que supone para vosotros. Gracias a los que no han podido venir y me han dado su apoyo.  Gracias a mi marido, que está siempre a mi lado incondicionalmente y gracias a mi hija que me hace levantar cada mañana con una sonrisa y a toda mi familia que es muy pequeña, incluidos mi padre y mi madre, aunque no estén, porque todos ellos me han hecho ser como soy”

Volver a leer estas letras me traslada a ese preciso instante y puedo escuchar su voz quebrada de la emoción y las lágrimas deslizándose por sus mejillas…un momento emotivo y triste que todos guardaremos en nuestros corazones y en el recuerdo de nuestra querida compañera.

En su carrera profesional pasó por destinos como Barcelona en las Olimpiadas de 1992, Servicio de Información de Guipúzcoa, Servicio de Información de Segovia y finalmente en el Servicio de Información de Ávila. Realizó los Cursos de Especialista “Fiscal” y Especialista del “Servicio de Información” de la Guardia Civil.

Durante su destino en Guipúzcoa, participó en el dispositivo por la búsqueda y localización del secuestro de la Banda Terrorista ETA del Concejal de Ermua (Vizcaya), Miguel Ángel Blanco y en el dispositivo por la liberación del secuestro de ETA, que culminó con la liberación después de pasar 532 días en un zulo localizado en Mondragón (Guipúzcoa)  del Funcionario de Prisiones José Antonio Ortega Lara en 1997, con quién ha mantenido siempre una relación estrecha basada en una bonita amistad, acompañándonos a todos y especialmente a Sonia en la comida  de despedida del servicio activo  que tuvo lugar en Ávila.

No podemos dejar pasar una de sus pasiones, de sus raíces. Sonia era defensora de sus orígenes y es por ello por lo que junto a familiares y amigas de su pueblo “Hoyocasero” en Ávila recuperaron la tradición de la “Danza del Paloteo” un baile ancestral donde se visten con la indumentaria de “Serranas” y que tal como reza en la página web del Grupo de Coros y Danzas de Hoyocasero, “Que un pueblo baile una danza no es sorprendente. La sorpresa empieza cuando se averigua que la música que se canta es tan vieja como las murallas de Ávila…”.

Su familia, amigos y compañeros que han compartido a su lado destinos y aquellos maravillosos meses de formación en la Academia de Baeza, agradecemos todas las muestras de cariño que se han recibido por su pérdida. Un abrazo muy especial a su hija Sandra, su marido Paco y su hermana Vicen, quiénes recibirán el “I Premio a la Solidaridad “Sonia Jiménez”” por la labor altruista y solidaria de nuestra compañera hacía quiénes han solicitado nuestra ayuda, por su bondad, su sensibilidad, su fortaleza, por su talante, por ser una gran mujer y una perfecta Guardia Civil. Querida Sonia, amiga, compañera “Siempre Guardia Civil” Nunca te olvidaremos, siempre en nuestros corazones.

(By Lucía Llano)