hospimedica2

Martes y trece, martes negro para las víctimas del terrorismo

Logo AVT

Marlaska “agradece” a Sánchez y a sus socios de Gobierno mantenerse en el Ministerio con otros 4 traslados y una progresión a tercer grado. Todos los traslados se realizan al País Vasco, donde ya hay 57 etarras

13 de julio de 2021 Después de los últimos traslados, que supusieron aniquilar la política de dispersión al trasladar a todos y cada uno de los presos etarras, el Gobierno ha vuelto a comunicarnos hoy nuevos movimientos en materia penitenciaria.

Así pues, el Ministro Marlaska parece que le muestra su agradecimiento a Sánchez por seguir manteniendo el sillón de Interior con otros 4 acercamientos, todos ellos a prisiones del País Vasco, y una progresión a tercer grado. Al Señor Sánchez no le vale con haberse convertido en el primer Presidente que traslada a todos los terroristas de ETA, a este ritmo, parece que va camino de convertirse en el primer Presidente que traslada a todos los etarras al País Vasco.

Ha quedado demostrado que el siguiente paso del Ejecutivo en materia penitenciaria es, una vez trasladados todos los presos, que sean trasladados a las prisiones vascas. En esta ocasión, se nos ha comunicado el traslado de 4 etarras, todos ellos a cárceles propias del País Vasco y la progresión de un terrorista a tercer grado.

Con las cárceles del sur del país vacías de terroristas, ahora es el momento de acercar progresivamente a los presos etarras a la Comunidad Autónoma Vasca, donde en octubre se hará efectiva la transferencia de las competencias de prisiones.

Era de esperar que éste fuera el camino a seguir por parte del Ejecutivo del señor Sánchez, porque recordemos, que sus socios de Gobierno no los quieren cerca, los quieren libres. Quieren libres a unos asesinos que en su día atentaron contra el Estado de Derecho y contra la libertad de sus víctimas. Quieren libres a unos sanguinarios que siguen sin mostrar ningún tipo de arrepentimiento por sus crímenes y que a día de hoy siguen sin colaborar de manera efectiva con la justicia.

Desgraciadamente, y como llevamos mucho tiempo alertando desde la AVT, tenemos la convicción de que esta sangría de acercamientos no es sólo un cambio de prisión, son la antesala de las progresiones de grado, los permisos penitenciarios, la libertad condicional o incluso indultos. En definitiva, son la antesala a la impunidad.

Los presos etarras que esta semana verán mejorada su situación penitenciaria sin colaborar con la Justicia:

Aitor Herrera Vieites. Del Centro Penitenciario de El Dueso (Cantabria) al Centro Penitenciario de Bilbao. Condenado en 2006 por integración en los comandos de ETA `Olaia´ y `Anuk´, así como por ocultar entre 2001 y 2003 en un piso, ubicado en Amorebieta (Vizcaya), explosivos, detonadores y nombres de posibles objetivos de la organización terrorista.

Asier Mardones Esteban. Del Centro Penitenciario de Logroño al Centro Penitenciario de Álava. Fue condenado a 74 años de prisión como autor del atentado que se produjo el 14 de septiembre de 2003 en el Alto de Herrera (Álava), en el que murió el también terrorista Arkaitz Otazua y resultaron heridos dos miembros de la Ertzaintza.

Josune Oña Ispizua. Del Centro Penitenciario de Logroño al Centro Penitenciario de Álava. Fue condenada a 69 años de prisión como cooperadora necesaria del atentado que se produjo el 14 de septiembre de 2003 en el Alto de Herrera (Álava), en el que murió el también terrorista Arkaitz Otazua y resultaron heridos dos miembros de la Ertzaintza.

Aitzol Maurtúa Eguren. Del Centro Penitenciario de Dueñas (Palencia) al Centro Penitenciario de Bilbao. Ingresó en prisión el 14 de junio de 2002 y cumple una pena de 20 años por pertenencia a banda armada, tenencia de explosivos, tenencia de armas sin licencia y falsedad en documento público. Cumplió las 3/4 partes de la condena en junio de 2017.

Además, los servicios centrales de Instituciones Penitenciarias han resuelto la clasificación en tercer grado del interno:

Mikel Arrieta Llopis. Fue condenado a 102 años por el atentado terrorista que acabó con la vida de Cristina Mónica Illarramendi Ricci, Agustín Martínez Pérez y Alfonso Maside el 22 de marzo de 1982 en Sestao y por el asesinato de José Aybar Yañez el 30 de junio de 1982 en Baracaldo.

TRASLADOS ETA:

Total traslados: 251 (correspondientes a 201 etarras). Al País Vasco (57) o Navarra (13): 70 (13 por tercer grado y 7 por enfermedad, 50 porque sí)

Con delitos de sangre: Con delitos de sangre: 105 (se corresponde con 96 presos con 295 víctimas 215 atentados)

Total terceros grados: 23 Con delitos de sangre: 7 Libertades condicionales: 6 La política de dispersión ya es historia.

Con los movimientos de los últimos meses, el Gobierno del Señor Sánchez la ha dado por aniquilada.

Bajo su mandato son ya 251 los traslados, correspondientes a 201 etarras, de los cuales 105 tienen delitos de sangre.

Como llevamos tiempo alertando desde la AVT, todo apunta a que el siguiente paso del Gobierno en materia penitenciaria será que todos los presos acaben en cárceles del País Vasco, con acceso a permisos y progresiones a tercer grado que abran la puerta a la libertad condicional.

No se equivoquen, estos traslados son más que un simple cambio de prisión, son el primer paso para acortar la estancia en prisión de los terroristas presos.

Desde nuestra asociación nos mantendremos vigilantes para alzar la voz ante cualquier decisión que pueda afectar a nuestro colectivo, y como llevamos haciendo durante nuestros 40 años de historia, seguiremos luchando por la “Verdad, Memoria, Dignidad y Justicia”.

Para todos aquellos que nos llaman vengativos, sólo queremos decirles que en absoluto, nosotros solo pedimos que se aplique la Ley. Toda la Ley para que los responsables de estos terribles crímenes cumplan íntegramente sus condenas, para que cualquier mejora en su situación penitenciaria requiera una colaboración efectiva con la justicia y para expulsarles de las instituciones


Imprimir   Correo electrónico