hospimedica2

Marlaska vacía de presos etarras las cárceles del sur de España, símbolos de la política de dispersión

Logo AVT

En las prisiones de Andalucía sólo quedan 13 etarras 9 de abril de 2021 Tras el maratón de acercamientos de la semana pasada, en la que se produjeron 11 traslados en tan sólo cuatro días, el Ministerio del Interior ha vuelto a retomar los viernes como el día señalado para seguir avanzando en su derogación de la política penitenciaria.

Así pues, en la mañana de hoy hemos vuelto a recibir el ya habitual y siempre doloroso correo con el asunto “Traslados”. Esta semana han sido 3 los acercamientos de etarras a cárceles próximas al País Vasco y Navarra, de los cuales, uno de ellos acumula un asesinato. Esta política indiscriminada de traslados ya ha superado todos los límites.

Cada vez que se nos comunican nuevos movimientos, nos tememos lo peor, porque el Ministerio del Interior hace mucho tiempo que dejó de tener un filtro a la hora de acercar a estos etarras. No hace falta que colaboren con la justicia, les vale con unas cartas tipo de arrepentimiento, da igual a cuantas personas hayan asesinado e incluso en las últimas semanas no se tienen ni en cuenta las propuestas de las juntas de tratamiento de las prisiones, como es el caso de los tres traslados de hoy.

En total, ya se han realizado 28 acercamientos sin las propuestas de las prisiones. Estos acercamientos evidencian los pactos del Ejecutivo del Señor Sánchez y sus compromisos para mantener contentos a sus socios de gobierno. La empatía por las víctimas del terrorismo brilla por su ausencia, y parece ser que lo único que importa es el bienestar de unos asesinos que un día decidieron atentar contra el Estado de Derecho y los pilares democráticos de España. En la AVT ya no nos sorprenden este tipo de maniobras por parte del Gobierno.

Con el más que inminente traspaso de las competencias de prisiones al País Vasco, el ritmo de acercamientos a las cárceles del norte de España se está acelerando en las últimas semanas y está provocando grandes núcleos de presos en cárceles como la de Logroño, Zaragoza o Cantabria, además de en las propias prisiones de la comunidad autónoma vasca.

Desde la AVT estaremos vigilantes para ver en qué se materializa este traspaso y si se limita a una cuestión de pura gestión material de las prisiones y si también tendrá efecto en las juntas de tratamiento de los centros penitenciarios.

Las víctimas del terrorismo nos sentimos dolidas y humilladas con estos acercamientos, a los cuales exigimos semana tras semana una explicación que nunca llega por parte del Ministerio del Interior. Además, tenemos que soportar como personas que se autodenominan “hombres de paz” elogian al fundador de ETA, una organización terrorista que ha sembrado el miedo y el terror en nuestro país, dejando un enorme reguero de vidas rotas.

Los presos etarras que esta semana verán mejorada su situación penitenciaria sin colaborar con la Justicia y sin la propuesta de las juntas de tratamiento son:

Fernando Elejalde Tapia. Del Centro Penitenciario Puerto-I (Cádiz) al Centro Penitenciario de León. Fue condenado a 28 años de prisión como autor del atentado que acabó con la vida de Francisco Javier Gómez Elósegui. Además, fue condenado a 15 años de prisión por herir a un cocinero en San Sebastián en un atentado con bomba en 1996.

Íñigo Vallejo Franco. Del Centro Penitenciario de Dueñas (Palencia) al Centro Penitenciario de El Dueso (Cantabria). En el año 2000 fue condenado condenado a 17 años de cárcel por delitos de terrorismo y lesiones cometidos en la kale borroka (violencia callejera). Y en 2002 condenado a 13 años de cárcel por haber dispuesto los explosivos para llevar a cabo una "campaña de atentados" en Sevilla con motivo del Consejo Europeo que se celebró el 21 y el 22 de junio de 2002.

Garikoitz Etxeberría Goikoetxea. Del Centro Penitenciario Sevilla-II a la prisión palentina de Dueñas. En 2009 fue condenado a 27 años y nueve meses de prisión por pertenencia a organización terrorista y por los delitos de transporte y depósito de sustancias explosivas, fabricación de aparato explosivo, falsificación de placas de matrícula y de documentos oficiales y de tenencia ilícita de armas.

TRASLADOS ETA:

Total traslados: 206 (correspondientes a 173 etarras)

Al País Vasco o Navarra: 48 (11 por tercer grado y 6 por enfermedad, 31 porque sí)

Con delitos de sangre: 84 (se corresponde con 78 presos con 259 víctimas 184 atentados)

Total terceros grados: 18

Con delitos de sangre: 5

Libertades condicionales: 6

La derogación de la política penitenciaria es un hecho más que evidente. Una derogación que se ha llevado a cabo de manera unilateral, sin contar con las víctimas del terrorismo, las cuales, somos una de las partes implicadas en estos acercamientos. Y lo que es peor, no se nos ha dado ningún tipo de explicación. Con los de hoy, bajo la tutela de este Gobierno, ya ascienden a 206 los traslados, correspondientes a 173 etarras, 48 de los cuales ya cumplen condena en el País Vasco o Navarra.

Estos traslados suponen para nuestro colectivo un dolor añadido, nos provocan un sentimiento de impotencia y humillación difícil de explicar.

No es fácil ver cómo el asesino de un ser querido es acercado a su domicilio, mientras nosotros sólo podemos ir a sus tumbas para visitarlos.

Desde la AVT llevamos 40 años trabajando por y con las víctimas del terrorismo, algo que seguiremos haciendo sin tregua ante este tipo de decisiones tan lesivas para nosotros.


Imprimir   Correo electrónico