¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Una cookie es un pequeño fichero de texto que se almacena en su navegador cuando visita casi cualquier página web. Su utilidad es que la web sea capaz de recordar su visita cuando vuelva a navegar por esa página. Las cookies suelen almacenar información de carácter técnico, preferencias personales, personalización de contenidos, estadísticas de uso, enlaces a redes sociales, acceso a cuentas de usuario, etc. El objetivo de la cookie es adaptar el contenido de la web a su perfil y necesidades, sin cookies los servicios ofrecidos por cualquier página se verían mermados notablemente.

Cookies utilizadas en este sitio web

Siguiendo las directrices de la Agencia Española de Protección de Datos procedemos a detallar el uso de cookies que hace esta web con el fin de informarle con la máxima exactitud posible.

Este sitio web utiliza las siguientes cookies propias:

  • De sesión, para garantizar que los usuarios que escriban comentarios en el blog sean humanos y no aplicaciones automatizadas. De esta forma se combate el spam.
  • Locales, para conservar por ejemplo los datos del proceso de reserva de pista (aplicación actualmente en construcción).
  • De Cookies, para gestionar el sistema de cookies según la elección del usuario en el banner de aceptación de todas las cookies o solo las propias necesarias. 

Este sitio web utiliza las siguientes cookies de terceros:

  • Google Analytics: Almacena cookies para poder elaborar estadísticas sobre el tráfico y volumen de visitas de esta web. Al utilizar este sitio web está consintiendo el tratamiento de información acerca de usted por Google. Por tanto, el ejercicio de cualquier derecho en este sentido deberá hacerlo comunicando directamente con Google.
  • Redes sociales: Cada red social utiliza sus propias cookies para que usted pueda pinchar en botones del tipo Me gusta o Compartir.

 Notas adicionales

  • Ni esta web ni sus representantes legales se hacen responsables ni del contenido ni de la veracidad de las políticas de privacidad que puedan tener los terceros mencionados en esta política de cookies.
  • Los navegadores web son las herramientas encargadas de almacenar las cookies y desde este lugar debe efectuar su derecho a eliminación o desactivación de las mismas. Ni esta web ni sus representantes legales pueden garantizar la correcta o incorrecta manipulación de las cookies por parte de los mencionados navegadores.
  • En algunos casos es necesario instalar cookies para que el navegador no olvide su decisión de no aceptación de las mismas.
  • En el caso de las cookies de Google Analytics, esta empresa almacena las cookies en servidores ubicados en Estados Unidos y se compromete a no compartirla con terceros, excepto en los casos en los que sea necesario para el funcionamiento del sistema o cuando la ley obligue a tal efecto. Según Google no guarda su dirección IP. Google Inc. es una compañía adherida al Acuerdo de Puerto Seguro que garantiza que todos los datos transferidos serán tratados con un nivel de protección acorde a la normativa europea.
  • Para cualquier duda o consulta acerca de esta política de cookies no dude en comunicarse con nosotros a través de la sección de contacto.

Desactivación o eliminación de cookies

En cualquier momento podrá ejercer su derecho de desactivación o eliminación de cookies de este sitio web. Estas acciones se realizan de forma diferente en función del navegador que esté usando. 

Condenan a 104 años a Narváez Goñi por el atentado en Torremolinos

narvaez

Los miembros del comando colocaron una carga explosiva de 40 kilos de amonal en un coche bomba frente a la Casa Cuartel de la Gurdia Civil en Torremolinos.

La Audiencia Nacional ha condenado a 104 años y 4 meses de cárcel al etarra Juan Jesús Narváez Goñi como autor de un atentado con coche bomba contra la Casa Cuartel de la Guardia Civil en Torremolinos (Málaga), en el que resultaron heridas 3 mujeres y una niña, el 16 de abril de 1991.

La principal prueba en la que se basa la sección primera de la Sala de lo Penal para condenarle es la adquisición en abril en Málaga del vehículo de segunda mano usado como coche bomba. Él mismo admitió la cuenta en el juicio, aunque agregó que lo hizo por orden de miembros de ETA y creyendo que iban a utilizarlo para sus desplazamientos.

"La inmediatez temporal entre la compra del auto y la explosión del coche bomba -cinco o seis días- es sugestiva de la integración de Narváez en el plan para atentar contra la casa cuartel (...) porque cuando se adquiere el vehículo el proyecto delictivo estaba en marcha", explica la sentencia. Esa inmediatez temporal, añade, "es un indicador riguroso de la intervención de Narváez en el atentado más allá de la mera adquisición" del vehículo, a lo que añade la certeza de que el acusado en 1991 estaba ya integrado en el comando Ekaitz de ETA.

Además, señala que el acusado tenía "el conocimiento necesario para elaborar el artefacto y hacerlo funcionar como coche bomba" como acredita un cuaderno intervenido al comando con anotaciones manuscritas suyas sobre "la forma de alimentar explosivos múltiples", dice. A todo esto se une, según la sentencia, el hecho de que el coche adquirido por Narváez -que formaba parte de "una estructura clandestina" de carácter itinerante y "con problemas de abastecimiento de coches"- contara con 12 años de antigüedad, es decir, "poco apto para desplazamientos rápidos", lo que quiebra la alegación de Goñi que pensaba que iba a ser utilizado para los desplazamientos de la banda.

La Sala -Javier Martínez Lázaro, Nicolás Poveda y Ramón Sáez Valcárcel- ha rechazado también que el material probatorio con que cuentan para condenar a Narváez sea el mismo que le llevó a ser absuelto en otras dos causas por las que ha sido juzgado desde su entrega a España desde México en 2014, ya que "allí no se contaba con el dato de la adquisición del auto, de la presencia en el lugar del hecho y de la inmediatez con el atentado".

Por todo ello consideran probado, que el comando que integraba el acusado junto a José Luis Urrusolo Sistiaga recibió la orden de colocar un coche bomba frente a la casa cuartel de Torremolinos, "con la intención de causar importantes daños personales y materiales".

Para perpetrar el atentado, Narváez Goñi, ya condenado a 60 años de cárcel por el asesinato de dos policías en diciembre de 1991, adquirió un Renault 5 a un particular diciendo que era para su esposa, facilitando un nombre y domicilio inventado.

Los miembros del comando sustituyeron las placas de matrícula y le colocaron una carga explosiva de 40 kilos de amonal, con "capacidad suficiente para quitar la vida de cualquier persona que se encontrara en su área de influencia". Posteriormente, dejaron aparcado el coche bomba en la intersección de la calle Periodista Antonio Sáenz con Río Trueba, que da a dos fachadas de la casa cuartel de Torremolinos.

El vehículo explotó a las 22.35 horas del 16 de abril de 1991, hiriendo a cuatro mujeres y causando daños en edificios y automóviles colindantes.

Por todo ello, el tribunal le condena a 23 años y 4 meses de cárcel por cuatro delitos de asesinato frustrado, diez años por un delito de estragos y un año de prisión y multa de 1.200 euros por el delito de falsedad documental y alteración de placas de matrícula.

Gaceta.es

WEBS RECOMENDADAS

logo gc copia22

logoministeriodefensa

pronunciamimnetos militares2

logo policia

logodiaper

grandes batallas

MONASTERIO TEJEDALogo esencia de Españaz

Comunicación audiovisual Tomás Ortiz

logo cabanas valle cabriel color
logo balneario concepcion color
OPF Investigation logo graciela LOGO Cian Aqua 1 e mas

LOGO BLOG

 

Suscripción al Boletín de Noticias de Benemérita al Día