¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Una cookie es un pequeño fichero de texto que se almacena en su navegador cuando visita casi cualquier página web. Su utilidad es que la web sea capaz de recordar su visita cuando vuelva a navegar por esa página. Las cookies suelen almacenar información de carácter técnico, preferencias personales, personalización de contenidos, estadísticas de uso, enlaces a redes sociales, acceso a cuentas de usuario, etc. El objetivo de la cookie es adaptar el contenido de la web a su perfil y necesidades, sin cookies los servicios ofrecidos por cualquier página se verían mermados notablemente.

Cookies utilizadas en este sitio web

Siguiendo las directrices de la Agencia Española de Protección de Datos procedemos a detallar el uso de cookies que hace esta web con el fin de informarle con la máxima exactitud posible.

Este sitio web utiliza las siguientes cookies propias:

  • De sesión, para garantizar que los usuarios que escriban comentarios en el blog sean humanos y no aplicaciones automatizadas. De esta forma se combate el spam.
  • Locales, para conservar por ejemplo los datos del proceso de reserva de pista (aplicación actualmente en construcción).
  • De Cookies, para gestionar el sistema de cookies según la elección del usuario en el banner de aceptación de todas las cookies o solo las propias necesarias. 

Este sitio web utiliza las siguientes cookies de terceros:

  • Google Analytics: Almacena cookies para poder elaborar estadísticas sobre el tráfico y volumen de visitas de esta web. Al utilizar este sitio web está consintiendo el tratamiento de información acerca de usted por Google. Por tanto, el ejercicio de cualquier derecho en este sentido deberá hacerlo comunicando directamente con Google.
  • Redes sociales: Cada red social utiliza sus propias cookies para que usted pueda pinchar en botones del tipo Me gusta o Compartir.

 Notas adicionales

  • Ni esta web ni sus representantes legales se hacen responsables ni del contenido ni de la veracidad de las políticas de privacidad que puedan tener los terceros mencionados en esta política de cookies.
  • Los navegadores web son las herramientas encargadas de almacenar las cookies y desde este lugar debe efectuar su derecho a eliminación o desactivación de las mismas. Ni esta web ni sus representantes legales pueden garantizar la correcta o incorrecta manipulación de las cookies por parte de los mencionados navegadores.
  • En algunos casos es necesario instalar cookies para que el navegador no olvide su decisión de no aceptación de las mismas.
  • En el caso de las cookies de Google Analytics, esta empresa almacena las cookies en servidores ubicados en Estados Unidos y se compromete a no compartirla con terceros, excepto en los casos en los que sea necesario para el funcionamiento del sistema o cuando la ley obligue a tal efecto. Según Google no guarda su dirección IP. Google Inc. es una compañía adherida al Acuerdo de Puerto Seguro que garantiza que todos los datos transferidos serán tratados con un nivel de protección acorde a la normativa europea.
  • Para cualquier duda o consulta acerca de esta política de cookies no dude en comunicarse con nosotros a través de la sección de contacto.

Desactivación o eliminación de cookies

En cualquier momento podrá ejercer su derecho de desactivación o eliminación de cookies de este sitio web. Estas acciones se realizan de forma diferente en función del navegador que esté usando. 

ISIS, ISIL; Daesh… El 99% de la población no sabe exactamente qué significan esas siglas ni qué pretenden alcanzar sus miembros

51093886

Suele pasar. La gente se llena la boca de tópicos y de derivadas de consignas mediáticas inyectadas en la mente de la masa, de manera que a la hora de la verdad se estigmatiza a aquellos que hace tiempo que se adelantaron en denunciar el peligro proveniente de las organizaciones islámicas, que convertidas ahora en sectas y bandas terroristas islamistas riegan de sangre nuestra sociedad civilizada y, afortunadamente, respetuosa con las diferencias entre naciones, religiones y culturas.

Pero el enemigo no. El enemigo adicto al degüello a cuchillo, usuario de la pistola y el Kalashnikov o de la bomba fácil no está dispuesto a dejar en paz y quiere asesinar a todo aquel que no se someta a su yihad, a la sharia, a las normas más integristas y fanáticas de su religión, y al dominio del califato medieval que quieren reimplantar en pleno siglo XXI… ¡en nuestra tierra: Europa!

Por esta circunstancia, procede que el Lector, y cualquier noble observador inquieto y de mente abierta, sepa que ISIS significa  ‘the islamic state of Iraq and Syria’ y que es lo mismo que ISIL, las siglas de ‘islamic state in Iraq and the Levant’; mientras que Daesh o Da’ish es el acrónimo de ‘al-Dawla al-Islamiya fi al-Iraq wa al-Sham’, que es el nombre real del llamado ‘Estado’ Islámico, ya que fue utilizado formalmente por la propia organización en un principio para identificarse.

Sin embargo, sus líderes decidieron evitar su uso debido a que Daesh da pie a un juego de palabras en árabe que vendría a ser insultante. Su significado en aquella lengua sería algo así como “algo que pisotear y aplastar” o “un intolerante que impone su punto de vista a los demás”, ideas a las que el grupo terrorista no quiere asociarse, hasta el punto que quien se atreve a pronunciar ‘Daesh’ en Siria se expone a que le corten la lengua.

De esta forma, una vez comprobado cómo desde hace unos meses el Ministro del Interior, Jorge Fernández, utiliza daesh para identificar a las huestes terroristas que amenazan a medio planeta, y que de ninguna manera se puede considerar un ejército, conviene entender a qué responde este cambio de terminología de ISIS por Daesh, dado que esconde una lícita intención de autodefensa de nuestros intereses y nuestras vidas, vía guerra psicológica y propaganda hostil contra aquellos desalmados.

En concreto, la mutación de la marca terrorista se encuentra en las palabras del propio Obama de EE.UU. hace más de un año, en las que definió que:

“Dejemos dos cosas claras: el Estado Islámico no es islámico. Ninguna religión acepta la matanza de inocentes. […] Y el Estado Islámico no es en ningún caso un estado. Era una filial de Al Qaeda en Iraq y se ha beneficiado de una labor sectaria y la guerra civil de Siria para ganar territorio a ambos lados de la frontera de Iraq y Siria. Ningún gobierno lo reconoce, tampoco la gente a la que somete. El Estado Islámico es una organización terrorista, simple y llanamente.”

daesh-world-map-caliphate-plans-2020-twitter

Por este motivo, se trata de que sepamos que desde EE.UU. se considera que utilizar el término ISIS, preferido por los terroristas, es una manera de legitimarlos y, en cierto modo, de otorgarles una victoria implícita y fáctica sobre sus acciones, especialmente teniendo en cuenta que el objetivo principal del grupo es precisamente consolidar un ‘estado islámico’: el califato.

Siguiendo este razonamiento, y sabiendo que a la propia organización le resulta ofensivo que se refieran a ellos como Daesh, muchos medios, organismos y ciudadanos de a pie que estamos en el lado bueno de la Humanidad optamos por utilizar ese término, en lugar de ‘Estado Islámico’ o derivados, para que quede claro desde el principio la repulsa total a ese incontrolado movimiento genocida nunca antes visto en los anales de la Historia.

SignNoDemocracyJustIslam

Como que el lenguaje y la comunicación, una vez más, demuestran su importancia como arma incluso de poder político y social. El uso de unas palabras u otras condicionan, y mucho, la manera de concebir un referente. De ahí que cuándo hablemos de este candente y peligroso problema global del terrorismo islamista, proceda emplear las palabras más duras y las intensidades argumentales necesarias más descriptivas y severas, alejándonos de cualquier atisbo de corrección política, de pusilanimidad o de complicidad con el enemigo ; ya que a falta de armas para defendernos los ciudadanos honrados, la mejor defensa básica es llamar a las cosas por su nombre y dejar de errar en los diagnósticos sobre lo que sucede en el Mundo.

Porque… efectivamente, estamos ante “algo que pisotear y aplastar” y “unos intolerantes que imponen su punto de vista –con las armas- a los demás”. De eso se trata y contra eso hemos de luchar sin cuartel.

2973712900000578-3116949-image-a-54_1433861683898

Así que desconfiemos de los quintacolumnistas de nuestra propia nación (Carmenas, podemitas de HispanTV y demás alterados bolivarianos o ex jemads metamorfoseados a tótemes de extrema izquierda) que nos venden la moto que contra aquella gente que rebana cuellos y asesina por doquier se requiere diálogo. ¿En una guerra atroz y traidora en la que el combate se libra en estaciones de trenes, discotecas y hoteles contra inocentes a los que se elimina sin piedad… alguien en su sano juicio puede pregonar que el enemigo merece empatía y diálogo?

selectodigital.es

WEBS RECOMENDADAS

logo gc copia22

logoministeriodefensa

pronunciamimnetos militares2

logo policia

logodiaper

grandes batallas

MONASTERIO TEJEDALogo esencia de Españaz

Comunicación audiovisual Tomás Ortiz

logo cabanas valle cabriel color
logo balneario concepcion color
OPF Investigation logo graciela LOGO Cian Aqua 1 e mas

LOGO BLOG

 

Suscripción al Boletín de Noticias de Benemérita al Día