¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Una cookie es un pequeño fichero de texto que se almacena en su navegador cuando visita casi cualquier página web. Su utilidad es que la web sea capaz de recordar su visita cuando vuelva a navegar por esa página. Las cookies suelen almacenar información de carácter técnico, preferencias personales, personalización de contenidos, estadísticas de uso, enlaces a redes sociales, acceso a cuentas de usuario, etc. El objetivo de la cookie es adaptar el contenido de la web a su perfil y necesidades, sin cookies los servicios ofrecidos por cualquier página se verían mermados notablemente.

Cookies utilizadas en este sitio web

Siguiendo las directrices de la Agencia Española de Protección de Datos procedemos a detallar el uso de cookies que hace esta web con el fin de informarle con la máxima exactitud posible.

Este sitio web utiliza las siguientes cookies propias:

  • De sesión, para garantizar que los usuarios que escriban comentarios en el blog sean humanos y no aplicaciones automatizadas. De esta forma se combate el spam.
  • Locales, para conservar por ejemplo los datos del proceso de reserva de pista (aplicación actualmente en construcción).
  • De Cookies, para gestionar el sistema de cookies según la elección del usuario en el banner de aceptación de todas las cookies o solo las propias necesarias. 

Este sitio web utiliza las siguientes cookies de terceros:

  • Google Analytics: Almacena cookies para poder elaborar estadísticas sobre el tráfico y volumen de visitas de esta web. Al utilizar este sitio web está consintiendo el tratamiento de información acerca de usted por Google. Por tanto, el ejercicio de cualquier derecho en este sentido deberá hacerlo comunicando directamente con Google.
  • Redes sociales: Cada red social utiliza sus propias cookies para que usted pueda pinchar en botones del tipo Me gusta o Compartir.

 Notas adicionales

  • Ni esta web ni sus representantes legales se hacen responsables ni del contenido ni de la veracidad de las políticas de privacidad que puedan tener los terceros mencionados en esta política de cookies.
  • Los navegadores web son las herramientas encargadas de almacenar las cookies y desde este lugar debe efectuar su derecho a eliminación o desactivación de las mismas. Ni esta web ni sus representantes legales pueden garantizar la correcta o incorrecta manipulación de las cookies por parte de los mencionados navegadores.
  • En algunos casos es necesario instalar cookies para que el navegador no olvide su decisión de no aceptación de las mismas.
  • En el caso de las cookies de Google Analytics, esta empresa almacena las cookies en servidores ubicados en Estados Unidos y se compromete a no compartirla con terceros, excepto en los casos en los que sea necesario para el funcionamiento del sistema o cuando la ley obligue a tal efecto. Según Google no guarda su dirección IP. Google Inc. es una compañía adherida al Acuerdo de Puerto Seguro que garantiza que todos los datos transferidos serán tratados con un nivel de protección acorde a la normativa europea.
  • Para cualquier duda o consulta acerca de esta política de cookies no dude en comunicarse con nosotros a través de la sección de contacto.

Desactivación o eliminación de cookies

En cualquier momento podrá ejercer su derecho de desactivación o eliminación de cookies de este sitio web. Estas acciones se realizan de forma diferente en función del navegador que esté usando. 

TODAS LAS NOTICIAS
CIRCULO AHUMADA

TODAS  LAS NOTICIAS CIRCULO AHUMADA

FELICITACION NAVIDAD
  CIRCULO AHUMADA

CIRCULO AHUMADA FELICITA LA NAVIDAD

REVISTAS
CIRCULO AHUMADA

solo portada 175 WEB copia

VISITA VIRTUAL  MUSEO
GUARDIA  CIVIL

GC MUSEO

 
 

Carta abierta de Ángeles Pedraza a la sociedad española

  angeles-pedraza

Angeles Pedraza

Carta abierta de Ángeles Pedraza a la sociedad española

 

Queridos amigos,

Mi nombre es Ángeles Pedraza y el 11 de marzo de 2004, el terrorismo me arrebató a mi hija de las manos. Hace 5 años, el 11 de junio de 2008, me senté frente al ordenador para escribir una carta a la sociedad, a los políticos, a los jueces… a todo aquel que quisiera leerme. Los medios la titularon “Han matado a mi hija y no sé lo que hacer”.

Han pasado 1980 días desde aquella carta en la que expresaba mi impotencia al terminar el juicio del 11-M. Seguía sin saber quién decidió que la vida de mi hija Miryam terminara aquella mañana maldita junto con la de otras 190 personas.

Leo ahora aquellas líneas de desesperación y veo cosas que podría haber escrito perfectamente estos terribles días que me están tocando vivir como persona, como víctima y como presidenta de la AVT.

Hoy, 9 de noviembre de 2013, vuelvo a sentarme delante del ordenador para contarle a todo aquel que quiera escucharme o leerme que tengo miedo a la soledad ante la que nos han obligado a luchar a las víctimas del terrorismo. Hoy me siento muerta en vida al igual que muchísimas víctimas que no saben dónde acudir y qué hacer con su dolor.

Hoy hago mío el dolor de todas esas personas que en estos días han visto como el asesino de su padre, su madre, su hijo, su hija, su hermano o su hermana ha salido a la calle con una sonrisa. Unas sonrisas de maldad que se han clavado directamente en mi corazón como una puñalada trapera. De esas que nunca esperas.

Porque yo creía en la Justicia. Creía en un Estado de Derecho al que se le llenaba la boca de buenas palabras hacia las víctimas del terrorismo. Creía en unos políticos que nos prometían defender nuestra Dignidad con todas sus fuerzas. Creía en una sociedad que estaba con las víctimas y alzaba sus manos blancas al cielo tras cada injusticia.

Hoy hago mío el dolor de todas esas víctimas del terrorismo que estos días han visto como les arrebataban el único derecho que les quedaba: el de la Justicia. He escuchado llorar a madres que perdieron a sus hijos hace más de 20 años cuando el terror acabó por sus vidas. Lloran 20 años después porque les han quitado el mínimo consuelo que tenía: sus asesinos estaban en la cárcel cumpliendo una condena por el crimen cometido. También he visto derrumbarse a hombres que sobrevivieron a atentados brutales al ver sonreír a la asesina que intentó acabar con sus vidas.

¿Por qué este dolor? ¿Por qué esta impotencia? Porque la traición ha llegado de aquellos que tenían que protegernos. Porque han visto a los jueces que velan por la Justicia en este país correr a toda prisa para soltar a estos asesinos. Porque han asistido atónitos y avergonzados al silencio de los políticos a los que ellos votaron porque confiaban en su labor para que se hiciera Justicia y se respetara su Memoria.

Hay una frase que escuchamos muchos continuamente: “Cuando la política entra por la puerta, la Justicia sale por la ventana”. Y eso es lo que pretenden los políticos: anestesiarnos y hacernos ver que no ha pasado nada. Pero no podemos olvidar. Los españoles no pueden olvidar el dolor sufrido durante más de cincuenta años de terrorismo que ha destrozado la vida de miles de personas. Y las víctimas no podremos olvidar nunca que aquellos que nos mataron o intentaron matarnos han salido de la cárcel sin haber cumplido sus condenas.

Nos mienten. Nos manipulan. Yo me siento engañada. Me siento estafada. Y me siento hundida. Al igual que en aquella carta de impotencia de hace cinco años, no sé qué hacer. No sé qué podemos hacer las víctimas del terrorismo para que nos escuchen y se cumpla eso de Verdad, Memoria, Dignidad y Justicia. Palabras que han llenado las bocas de los políticos en incontable ocasiones para arañar algún voto y que hoy están vacías. No valen para nada.

Porque las víctimas estamos solas. Porque yo me siento sola en esta lucha para conseguir Justicia para mi hija y para los más de mil asesinados y miles de heridos por el terrorismo que ha habido en España. Porque encima tenemos que soportar como nos insultan y desprecian sólo porque buscamos la Justicia que merecen nuestros familiares. Nos insultan día a día porque queremos Dignidad.

¿De verdad podemos generar tanto odio unas personas a las que el terrorismo destrozó nuestra vida y qué lo único que queremos es Justicia? ¿De verdad nos desprecian tanto? ¿De verdad la sociedad va a dejarnos de lado y se va a poner con esos que quieren que haya borrón y cuenta nueva? ¿De verdad tanta muerte va a quedar impune?

No sé qué hacer. No sé a quién recurrir. ¿Va a permitir el Estado de Derecho esta impunidad? ¿Van a dejar que haya más de 300 asesinatos terroristas sin resolver y quedarse tan tranquilos? ¿Pueden dormir tranquilos nuestros políticos y los jueces de este país con lo que están haciendo? ¿No les pesará ningún cargo sobre su conciencia?

Me despido tal y cómo empecé esta carta. Lanzando un mensaje a la sociedad: por favor, ayudadme, no sé qué hacer. ¿Es posible que la sociedad española, que todos vosotros, los que estáis leyendo estas líneas, os quedéis de brazos cruzados ante tanta injusticia? Creo que en vosotros, creo en la sociedad española porque día a día nos demostráis que estáis con las víctimas del terrorismo. Por eso, en estas líneas, os pido ayuda. No nos dejéis solas. No permitáis que sigan pisoteando nuestra Memoria.

Ángeles Pedraza
Víctima del terrorismo y presidenta de la AVT

WEBS RECOMENDADAS

logo gc copia22

logoministeriodefensa

pronunciamimnetos militares2

logo policia

logodiaper

grandes batallas

MONASTERIO TEJEDALogo esencia de Españaz

Comunicación audiovisual Tomás Ortiz

logo cabanas valle cabriel color
logo balneario concepcion color
OPF Investigation logo graciela LOGO Cian Aqua 1 e mas

 

 

Suscripción al Boletín de Noticias de Benemérita al Día