¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Una cookie es un pequeño fichero de texto que se almacena en su navegador cuando visita casi cualquier página web. Su utilidad es que la web sea capaz de recordar su visita cuando vuelva a navegar por esa página. Las cookies suelen almacenar información de carácter técnico, preferencias personales, personalización de contenidos, estadísticas de uso, enlaces a redes sociales, acceso a cuentas de usuario, etc. El objetivo de la cookie es adaptar el contenido de la web a su perfil y necesidades, sin cookies los servicios ofrecidos por cualquier página se verían mermados notablemente.

Cookies utilizadas en este sitio web

Siguiendo las directrices de la Agencia Española de Protección de Datos procedemos a detallar el uso de cookies que hace esta web con el fin de informarle con la máxima exactitud posible.

Este sitio web utiliza las siguientes cookies propias:

  • De sesión, para garantizar que los usuarios que escriban comentarios en el blog sean humanos y no aplicaciones automatizadas. De esta forma se combate el spam.
  • Locales, para conservar por ejemplo los datos del proceso de reserva de pista (aplicación actualmente en construcción).
  • De Cookies, para gestionar el sistema de cookies según la elección del usuario en el banner de aceptación de todas las cookies o solo las propias necesarias. 

Este sitio web utiliza las siguientes cookies de terceros:

  • Google Analytics: Almacena cookies para poder elaborar estadísticas sobre el tráfico y volumen de visitas de esta web. Al utilizar este sitio web está consintiendo el tratamiento de información acerca de usted por Google. Por tanto, el ejercicio de cualquier derecho en este sentido deberá hacerlo comunicando directamente con Google.
  • Redes sociales: Cada red social utiliza sus propias cookies para que usted pueda pinchar en botones del tipo Me gusta o Compartir.

 Notas adicionales

  • Ni esta web ni sus representantes legales se hacen responsables ni del contenido ni de la veracidad de las políticas de privacidad que puedan tener los terceros mencionados en esta política de cookies.
  • Los navegadores web son las herramientas encargadas de almacenar las cookies y desde este lugar debe efectuar su derecho a eliminación o desactivación de las mismas. Ni esta web ni sus representantes legales pueden garantizar la correcta o incorrecta manipulación de las cookies por parte de los mencionados navegadores.
  • En algunos casos es necesario instalar cookies para que el navegador no olvide su decisión de no aceptación de las mismas.
  • En el caso de las cookies de Google Analytics, esta empresa almacena las cookies en servidores ubicados en Estados Unidos y se compromete a no compartirla con terceros, excepto en los casos en los que sea necesario para el funcionamiento del sistema o cuando la ley obligue a tal efecto. Según Google no guarda su dirección IP. Google Inc. es una compañía adherida al Acuerdo de Puerto Seguro que garantiza que todos los datos transferidos serán tratados con un nivel de protección acorde a la normativa europea.
  • Para cualquier duda o consulta acerca de esta política de cookies no dude en comunicarse con nosotros a través de la sección de contacto.

Desactivación o eliminación de cookies

En cualquier momento podrá ejercer su derecho de desactivación o eliminación de cookies de este sitio web. Estas acciones se realizan de forma diferente en función del navegador que esté usando. 

La Europa farisea

 

hertsz
Hermann Tertsch
 
Artículo de opinón de Hermann Tertsch, publicado en ABC,
20-10-2013
 
EE.UU. no sólo espía en Europa. También le envía un flujo incesante de información, de vital eficacia para su seguridad

¡ESCÁNDALO, es un escándalo! Con música de Raphael o con el cínico grito ¡Escándalo, aquí se juega! del capitán Louis Renault al entrar en el RickŽs Café en Casablanca. Todos se proclaman horrorizados porque las agencias de espionaje se dedican a espiar que es una barbaridad. Y porque los más grandes, más ricos y más desarrollados espían mucho más y mejor que los demás. El primer hecho comprobado en esta compleja crisis trasatlántica del espionaje es que Obama, celebrado como un santo laico por los europeos, es más tramposo que tricky Dicky o dirty Dick, también conocido como Richard Nixon. El segundo hecho incontrovertible es que los líderes europeos y sus clases políticas y mediáticas son casi tan fariseas como el citado santo laico de MarthaŽs Vineyard. El tercer hecho, que cada vez ofrece menos dudas, es el más serio de todos. Porque tiene consecuencias para nuestra seguridad y bien común a medio y largo plazo.

Y es que la quiebra de confianza que se ha producido es en parte real. Aunque la escenificación del enfado sea en gran parte impostura para satisfacer instintos populares. Los líderes europeos creían solventada la crisis provocada por los robos y la traición de ese siniestro personaje que es Edward Snowden, cuyas motivaciones están tan poco claras como sus vínculos con las dos capitales que le ayudaron en su fuga. Que son Moscú y Pekín, no precisamente centros de defensa de la libertad y derechos civiles que el personaje dice defender. Las revelaciones previas habían hecho daño a los sistemas de seguridad occidentales. Pero los responsables creían haber logrado un razonable control de daños. Saben lo que nos jugamos si, por pasiones políticas y mediáticas, ponemos en peligro los servicios de información. EE.UU. no sólo espía en Europa. También envía a Europa un flujo incesante de información. Nadie pretende que sea toda la que tienen. Pero es de vital eficacia para la seguridad de los europeos.

EE.UU. tiene un nivel de relación distinto con cada aliado. No es el mismo con el hermano europeo histórico que es Londres, que con una España que se identificará aún mucho tiempo con la traidora deserción de Rodríguez Zapatero. Ni es igual con un aliado incondicional como Polonia, que con una Francia siempre con veleidades antinorteamericanas. Con Alemania las relaciones tiene altibajos. Si fueron espléndidas con un Helmut Schmidt socialdemócrata o un Helmut Kohl democristiano, lo son menos con una Merkel que ha caído en tentaciones neutralistas en varias ocasiones, Libia por ejemplo. Y que además no permitió a Obama la impertinencia que pretendía de dar un mitin en la Puerta de Brandenburgo en su campaña electoral, aún como candidato.

Lo cierto es que el mundo está muy peligroso y mucha gente solo se fía de sí misma. Y no siempre. Y si cuenta con medios inimaginables que la tecnología ha generado a lo largo de la última década para acceder a información que le dé ventajas o seguridad añadida, los utiliza. Los europeos se podrán hacer los ofendidos. Y alimentar el populismo antiyanqui. Pero ellos hacen lo mismo en la medida de sus posibilidades. Históricamente, los EE.UU. pueden razonar mil veces su legítimo interés de conocer todo lo que puedan de lo que sucede en Europa. Habrá que limitar daños en las relaciones y confianza. Derivados de lo que sin duda es un abuso de fuerza norteamericano. Con un gran acuerdo de zonas, pocas, libres de espionaje o líneas rojas. Y controles conjuntos contra el abuso. Pero sin caer en el ridículo de pretender exigir a los estados que renuncien a sus capacidades para saber.

 

 

WEBS RECOMENDADAS

logo gc copia22

logoministeriodefensa

pronunciamimnetos militares2

logo policia

logodiaper

grandes batallas

MONASTERIO TEJEDALogo esencia de Españaz

Comunicación audiovisual Tomás Ortiz

logo cabanas valle cabriel color
logo balneario concepcion color
OPF Investigation logo graciela LOGO Cian Aqua 1 e mas

LOGO BLOG

 

Suscripción al Boletín de Noticias de Benemérita al Día