¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Una cookie es un pequeño fichero de texto que se almacena en su navegador cuando visita casi cualquier página web. Su utilidad es que la web sea capaz de recordar su visita cuando vuelva a navegar por esa página. Las cookies suelen almacenar información de carácter técnico, preferencias personales, personalización de contenidos, estadísticas de uso, enlaces a redes sociales, acceso a cuentas de usuario, etc. El objetivo de la cookie es adaptar el contenido de la web a su perfil y necesidades, sin cookies los servicios ofrecidos por cualquier página se verían mermados notablemente.

Cookies utilizadas en este sitio web

Siguiendo las directrices de la Agencia Española de Protección de Datos procedemos a detallar el uso de cookies que hace esta web con el fin de informarle con la máxima exactitud posible.

Este sitio web utiliza las siguientes cookies propias:

  • De sesión, para garantizar que los usuarios que escriban comentarios en el blog sean humanos y no aplicaciones automatizadas. De esta forma se combate el spam.
  • Locales, para conservar por ejemplo los datos del proceso de reserva de pista (aplicación actualmente en construcción).
  • De Cookies, para gestionar el sistema de cookies según la elección del usuario en el banner de aceptación de todas las cookies o solo las propias necesarias. 

Este sitio web utiliza las siguientes cookies de terceros:

  • Google Analytics: Almacena cookies para poder elaborar estadísticas sobre el tráfico y volumen de visitas de esta web. Al utilizar este sitio web está consintiendo el tratamiento de información acerca de usted por Google. Por tanto, el ejercicio de cualquier derecho en este sentido deberá hacerlo comunicando directamente con Google.
  • Redes sociales: Cada red social utiliza sus propias cookies para que usted pueda pinchar en botones del tipo Me gusta o Compartir.

 Notas adicionales

  • Ni esta web ni sus representantes legales se hacen responsables ni del contenido ni de la veracidad de las políticas de privacidad que puedan tener los terceros mencionados en esta política de cookies.
  • Los navegadores web son las herramientas encargadas de almacenar las cookies y desde este lugar debe efectuar su derecho a eliminación o desactivación de las mismas. Ni esta web ni sus representantes legales pueden garantizar la correcta o incorrecta manipulación de las cookies por parte de los mencionados navegadores.
  • En algunos casos es necesario instalar cookies para que el navegador no olvide su decisión de no aceptación de las mismas.
  • En el caso de las cookies de Google Analytics, esta empresa almacena las cookies en servidores ubicados en Estados Unidos y se compromete a no compartirla con terceros, excepto en los casos en los que sea necesario para el funcionamiento del sistema o cuando la ley obligue a tal efecto. Según Google no guarda su dirección IP. Google Inc. es una compañía adherida al Acuerdo de Puerto Seguro que garantiza que todos los datos transferidos serán tratados con un nivel de protección acorde a la normativa europea.
  • Para cualquier duda o consulta acerca de esta política de cookies no dude en comunicarse con nosotros a través de la sección de contacto.

Desactivación o eliminación de cookies

En cualquier momento podrá ejercer su derecho de desactivación o eliminación de cookies de este sitio web. Estas acciones se realizan de forma diferente en función del navegador que esté usando. 

LA CORRUPCIÓN REIVINDICADA: TEORÍA POLÍTICA

enriquearea

Articulo de Opinión de nuestro colaborador nuestro colaborador D. Enrique Area Sacristán, Tte. Coronel de Infanteria y Doctor por la Universidad de Salamanca.

 

LA CORRUPCIÓN REIVINDICADA: TEORÍA POLÍTICA


Según Alejandro Nieto, “Corrupción en la España democrática”, Ariel, Barcelona, 1997, la justificación de las conductas corruptas en el ámbito político son muy claras, aunque a tal propósito hay que distinguir según los cargos de quienes las practiquen.

Por un lado están aquellos que exigen un esfuerzo personal permanente, director general, subdelegado provincial, que lógicamente hay que retribuir; y es cabalmente en este punto cuando entra en juego la corrupción porque ¿con qué criterios y con qué alcance deberá retribuirse a los titulares? Como mínimo habría que compensarles lo que están perdiendo por abandonar su profesión originaria, ya que, de no ser así, muy pocos se decidirian a “servir al país” desatendiendo sus obligaciones privadas. Ahora bien , este criterio implicaría una diferencia entre un gobernador cirujano y otro que fuera un modesto empleado de Banca. En consecuencia se ponen iguales retribuciones para uno o para otro. Lo que significa que con el nombramiento oficial el modesto empleado aumenta sustancialmente sus ingresos y el cirujano los reduce.

A lo que hay que añadir una nueva desventaja: como la ocupación de los cargos públicos es, por definición, intermitente, he aquí que cuando llega la hora del cese el abogado que torna a la ocupación privada se encontrará con un despacho sin clientes y el empleado sin haber sido ascendido. El cargo público se convierte así en una carga para su titular.

La tentación a la corrupción salta a la vista cuando se piensa en el futuro, puesto que los privilegios del cargo político son, por naturaleza, fugaces. Hay que aprovechar los años de verano y ahorrar como hormigas laboriosas aunque sea por el camino, el único disponible, de la corrupción; hay que preparar el camino haciendo buenos amigos, compaginando la vida política con la privada. Prevenir es de sabios y así han hecho siempre como describía el preámbulo del Decreto de 12-10-1923 firmado por Primo de Rivera.

En la actualidad la corrupción política se encuentra agravada por la influencia del partido, del que depende el destino político, y aún personal, de sus miembros. Mientras que el agradecido conservará su puesto o llegará a otro mejor el rebelde verá abrir un hoyo bajo los pies del ingrato.

Este agradecimiento sumiso es una tentación gravísima que empuja a una variante de la corrupción hoy tan extendida: la corrupción en beneficio del partido que, por las razones dichas, tiene a sus militantes en el puño, es voraz y les extorsiona, pidiéndoles dinero. Presión ciertamente fortísima pero ligera de llevar porque quien realmente paga es otro y, antes de remitir la cosecha al partido, es fácil que algo de la mies segada se quede en las manos del operario.

La corrupción se mueve así entre el desapercibimiento y la trivialización: o no existe y, si existe, no tiene importancia y, si la tiene, se considera inevitable porque todos la practican y, en último extremo, lo que vale son las prestaciones, ya que si los servicios públicos funcionan, igual da que los gestores sean honestos o corruptos y, por el contrario, poco remedia que las autoridades públicas nada roben si están administrando mal.

 

WEBS RECOMENDADAS

logo gc copia22

logoministeriodefensa

pronunciamimnetos militares2

logo policia

logodiaper

grandes batallas

MONASTERIO TEJEDALogo esencia de Españaz

Comunicación audiovisual Tomás Ortiz

logo cabanas valle cabriel color
logo balneario concepcion color
OPF Investigation logo graciela LOGO Cian Aqua 1 e mas

LOGO BLOG

 

Suscripción al Boletín de Noticias de Benemérita al Día