¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Una cookie es un pequeño fichero de texto que se almacena en su navegador cuando visita casi cualquier página web. Su utilidad es que la web sea capaz de recordar su visita cuando vuelva a navegar por esa página. Las cookies suelen almacenar información de carácter técnico, preferencias personales, personalización de contenidos, estadísticas de uso, enlaces a redes sociales, acceso a cuentas de usuario, etc. El objetivo de la cookie es adaptar el contenido de la web a su perfil y necesidades, sin cookies los servicios ofrecidos por cualquier página se verían mermados notablemente.

Cookies utilizadas en este sitio web

Siguiendo las directrices de la Agencia Española de Protección de Datos procedemos a detallar el uso de cookies que hace esta web con el fin de informarle con la máxima exactitud posible.

Este sitio web utiliza las siguientes cookies propias:

  • De sesión, para garantizar que los usuarios que escriban comentarios en el blog sean humanos y no aplicaciones automatizadas. De esta forma se combate el spam.
  • Locales, para conservar por ejemplo los datos del proceso de reserva de pista (aplicación actualmente en construcción).
  • De Cookies, para gestionar el sistema de cookies según la elección del usuario en el banner de aceptación de todas las cookies o solo las propias necesarias. 

Este sitio web utiliza las siguientes cookies de terceros:

  • Google Analytics: Almacena cookies para poder elaborar estadísticas sobre el tráfico y volumen de visitas de esta web. Al utilizar este sitio web está consintiendo el tratamiento de información acerca de usted por Google. Por tanto, el ejercicio de cualquier derecho en este sentido deberá hacerlo comunicando directamente con Google.
  • Redes sociales: Cada red social utiliza sus propias cookies para que usted pueda pinchar en botones del tipo Me gusta o Compartir.

 Notas adicionales

  • Ni esta web ni sus representantes legales se hacen responsables ni del contenido ni de la veracidad de las políticas de privacidad que puedan tener los terceros mencionados en esta política de cookies.
  • Los navegadores web son las herramientas encargadas de almacenar las cookies y desde este lugar debe efectuar su derecho a eliminación o desactivación de las mismas. Ni esta web ni sus representantes legales pueden garantizar la correcta o incorrecta manipulación de las cookies por parte de los mencionados navegadores.
  • En algunos casos es necesario instalar cookies para que el navegador no olvide su decisión de no aceptación de las mismas.
  • En el caso de las cookies de Google Analytics, esta empresa almacena las cookies en servidores ubicados en Estados Unidos y se compromete a no compartirla con terceros, excepto en los casos en los que sea necesario para el funcionamiento del sistema o cuando la ley obligue a tal efecto. Según Google no guarda su dirección IP. Google Inc. es una compañía adherida al Acuerdo de Puerto Seguro que garantiza que todos los datos transferidos serán tratados con un nivel de protección acorde a la normativa europea.
  • Para cualquier duda o consulta acerca de esta política de cookies no dude en comunicarse con nosotros a través de la sección de contacto.

Desactivación o eliminación de cookies

En cualquier momento podrá ejercer su derecho de desactivación o eliminación de cookies de este sitio web. Estas acciones se realizan de forma diferente en función del navegador que esté usando. 

TODAS LAS NOTICIAS
CIRCULO AHUMADA

TODAS  LAS NOTICIAS CIRCULO AHUMADA

FELICITACION NAVIDAD
  CIRCULO AHUMADA

CIRCULO AHUMADA FELICITA LA NAVIDAD

REVISTAS
CIRCULO AHUMADA

solo portada 175 WEB copia

VISITA VIRTUAL  MUSEO
GUARDIA  CIVIL

GC MUSEO

 
 

Los papeles del Conde Duque

ussia

Reproducimos un artículo de opinión publicado en el diario La Razón y escrito por Alfonso Ussía, socio de honor de Círculo Ahumada.

El Conde Duque de Olivares, inteligente, cínico y golfo Valido del Rey Don Felipe IV, abominaba de don Francisco de Quevedo. Al menos, eso hemos creído hasta ahora. Quevedo fue un protegido del gran duque de Osuna, y el Conde Duque y Osuna no se tenían simpatía. Mejor escrito, el Conde Duque envidiaba a Osuna y Osuna pasaba olímpicamente del Conde Duque, a pesar de su cercanía al Rey. Se trata muy mal e injustamente a Felipe IV. Torrente Ballester escribió un opúsculo «El Rey Pasmado» en el que Felipe IV aparece como un joven monarca pajillero y tonto que sólo tiene una ilusión. Ver a su mujer, a la Reina, desnuda. Se produjo una película, en la que el clérigo integrista e inquisitorial era Juan Diego y el Conde Duque, Gurruchaga. Ridícula pareja en la que hacían de malísimos. Felipe IV, representado por Gabino Diego, al menos tenía gracia, aunque históricamente era un personaje inventado. De pasmado nada, porque entre legítimos y naturales, Felipe IV tuvo más de cuarenta hijos. Cierto es que el Conde Duque le influía en las cuestiones de Estado y que era el Arriola de aquellos tiempos, dorados tiempos de la Cultura –con mayúscula–, española. Durante el reinado de aquel Rey culto y nada pasmado nacieron los siglos de oro de la Pintura y la Literatura, esta última capitaneada por el otoñal Cervantes, que no apreciaba ni a Góngora, ni a Quevedo, ni a Villamediana, se aburría con Lope, y tan sólo cuando en el paseo se topaba con una lozana montañesa alegraba su mirada literaria, por cuanto la lozana montañesa llevaba de la mano a un niño que se llamaba Pedrito Calderón de la Barca. Pero don Miguel ignoraba al niño y se fijaba en el generoso escote de la muchacha, provocativo y pecaminoso para el censor Pérez de Montalbán. Quevedo le dedicó al Rey su «Padrenuestro Glosado», y el Conde Duque lo encerró en las mazmorras de San Marcos de León no por castigar a don Francisco, sino para recordarle a Osuna que era él y sólo él quien gobernaba en España.

Así, más o menos, he intentado resumir la brevísima historia de aquella época tan fabulosa y pujante, dominada por la intriga de los políticos y la inteligencia y arte de aquella generación irrepetible de la genialidad de España. Pero también había papeles, y comprometedores. El Conde Duque de Olivares apuntaba sus entregas oscuras de dinero, y como Bárcenas, se adelantó a los tiempos y las monedas de curso legal. Así se lee en uno de los papeles, también manuscritos como los de Bárcenas. «Entregados a Luis de Góngora para que escriba en contra de Quevedo: 300 euros». Es decir, que ya el Conde Duque contaba, pagaba y sobornaba en euros, como Bárcenas cuando la moneda en España era la peseta, nuestra añorada peseta, a la que tuve el honor de despedir en el Palacio de la Moneda en su último día de vigencia con un doble soneto: «Naciste oronda de pesada plata/ y jugaste en el lujo y la miseria./ Tu jíbaro existir en Celtiberia/ te resumió en paupérrima pazguata./ Fuiste al nacer, oblea no barata,/ viviste mucho, pero poco seria,/ al morir humillaste tu materia/ hasta hacerte lenteja de hojalata./ Perfil de Reyes en tu cara habías,/ escudos en tu Cruz, alegorías/ republicanas, y con el franquismo,/ la niña rubia de las depresiones,/ las previsiones, las devaluaciones,/ la dura realidad y el espejismo./ Con nuestro Rey Juan Carlos, que Dios Guarde/ das paso al euro, y ante Europa, humillas/ tus otros nombres; pelas, púas, calillas/ leandras, cucas y calandrias. Arde/ tu pobre hoguera con hispano alarde,/ y la Historia le entregas en cuclillas,/ tus liendres, tus calatis, tus pelillas.../ y no le entregas más, porque ya es tarde./ Peseta mía, amor de mi existencia,/ pasado eres, tu escoñada ausencia/ en mi memoria vuela y se deshace./ Con lágrimas te canto, y me perdono/ por no haber impedido tu abandono./ Peseta nuestra, requiescat in pace».

Pero antes de morir, la peseta había sido manifiestamente maltratada por el Conde Duque y Bárcenas. Que Olivares pagara en euros en lugar de maravedíes no le interesa en exceso al juez Ruz. Que Bárcenas lo hiciera en euros en lugar de en pesetas, quizá sí, porque hablamos de anteayer. Rarísimos apuntes de pagos en euros cuando el euro no existía. Que me aten esa mosca por el rabo.

WEBS RECOMENDADAS

logo gc copia22

logoministeriodefensa

pronunciamimnetos militares2

logo policia

logodiaper

grandes batallas

MONASTERIO TEJEDALogo esencia de Españaz

Comunicación audiovisual Tomás Ortiz

logo cabanas valle cabriel color
logo balneario concepcion color
OPF Investigation logo graciela LOGO Cian Aqua 1 e mas

 

 

Suscripción al Boletín de Noticias de Benemérita al Día