¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Una cookie es un pequeño fichero de texto que se almacena en su navegador cuando visita casi cualquier página web. Su utilidad es que la web sea capaz de recordar su visita cuando vuelva a navegar por esa página. Las cookies suelen almacenar información de carácter técnico, preferencias personales, personalización de contenidos, estadísticas de uso, enlaces a redes sociales, acceso a cuentas de usuario, etc. El objetivo de la cookie es adaptar el contenido de la web a su perfil y necesidades, sin cookies los servicios ofrecidos por cualquier página se verían mermados notablemente.

Cookies utilizadas en este sitio web

Siguiendo las directrices de la Agencia Española de Protección de Datos procedemos a detallar el uso de cookies que hace esta web con el fin de informarle con la máxima exactitud posible.

Este sitio web utiliza las siguientes cookies propias:

  • De sesión, para garantizar que los usuarios que escriban comentarios en el blog sean humanos y no aplicaciones automatizadas. De esta forma se combate el spam.
  • Locales, para conservar por ejemplo los datos del proceso de reserva de pista (aplicación actualmente en construcción).
  • De Cookies, para gestionar el sistema de cookies según la elección del usuario en el banner de aceptación de todas las cookies o solo las propias necesarias. 

Este sitio web utiliza las siguientes cookies de terceros:

  • Google Analytics: Almacena cookies para poder elaborar estadísticas sobre el tráfico y volumen de visitas de esta web. Al utilizar este sitio web está consintiendo el tratamiento de información acerca de usted por Google. Por tanto, el ejercicio de cualquier derecho en este sentido deberá hacerlo comunicando directamente con Google.
  • Redes sociales: Cada red social utiliza sus propias cookies para que usted pueda pinchar en botones del tipo Me gusta o Compartir.

 Notas adicionales

  • Ni esta web ni sus representantes legales se hacen responsables ni del contenido ni de la veracidad de las políticas de privacidad que puedan tener los terceros mencionados en esta política de cookies.
  • Los navegadores web son las herramientas encargadas de almacenar las cookies y desde este lugar debe efectuar su derecho a eliminación o desactivación de las mismas. Ni esta web ni sus representantes legales pueden garantizar la correcta o incorrecta manipulación de las cookies por parte de los mencionados navegadores.
  • En algunos casos es necesario instalar cookies para que el navegador no olvide su decisión de no aceptación de las mismas.
  • En el caso de las cookies de Google Analytics, esta empresa almacena las cookies en servidores ubicados en Estados Unidos y se compromete a no compartirla con terceros, excepto en los casos en los que sea necesario para el funcionamiento del sistema o cuando la ley obligue a tal efecto. Según Google no guarda su dirección IP. Google Inc. es una compañía adherida al Acuerdo de Puerto Seguro que garantiza que todos los datos transferidos serán tratados con un nivel de protección acorde a la normativa europea.
  • Para cualquier duda o consulta acerca de esta política de cookies no dude en comunicarse con nosotros a través de la sección de contacto.

Desactivación o eliminación de cookies

En cualquier momento podrá ejercer su derecho de desactivación o eliminación de cookies de este sitio web. Estas acciones se realizan de forma diferente en función del navegador que esté usando. 

El jijijí

ussia

Reproducimos un artículo de opinión publicado en el diario La Razón y escrito por Alfonso Ussía, socio de honor de Círculo Ahumada.

Hay personajes en la política que viven encaramados en las alturas de sus puestos de observación. Otros se mojan, y ellos callan. Se elogia mucho ese desdén hacia la actividad ajena, y acostúmbrase a confundir el silencio con la prudencia y la sabiduría. En una sesión parlamentaria, y ante un aluvión de datos y argumentos de Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón –hasta sus más enconados enemigos reconocen su brillantez parlamentaria–, Alfonso Guerra, que era el vicepresidente del Gobierno y a quien Herrero dirigía la prédica, respondió con el mutismo. Hizo un gesto desdeñoso y renunció a la réplica. Algunos periodistas lo interpretaron como un signo de suprema inteligencia, pero Herrero los bajó del guindo: «Usted no me replica porque no sabe qué decir, como casi siempre y en casi todo». Y Guerra estaba dotado de una corrosiva ironía, pero el asunto de marras le sorprendió desprevenido y poco preparado para debatir. En la sociedad española, hay personajes listísimos que hablan lo justo pero un poco menos, que no se establecen del todo en lado alguno y que al cabo del tiempo, se convierten en referencia del prestigio. Y en los partidos políticos, lo mismo de lo mismo. Yo les digo los «jijijí», en homenaje a un admirable cernícalo amazónico, gran observador y un tanto desdeñoso con el resto de sus compañeros en la selva.

Como todo ornitólogo sabe, el Uyuyui es un ave que anida en los pedregales del Amazonas y el Orinoco. El de más bello plumaje es el Uyuyui del Caroní. Se alimenta de insectos, vuela a gran velocidad y le cuelgan dos enormes cojonazos que superan la longitud de sus patas, de tal guisa, que al posarse en los pedregales emiten un desconsolador «¡uyuyui!» adelantándose al lacerante dolor que les garantiza el aterrizaje.

El Uyuyui es ave laboriosa y comprometida, en ocasiones muy entusiasta y con muy mala memoria. Sólo se acuerda de sus características testiculares pocos segundos antes de aterrizar, de ahí sus desgarradores «¡uyuyuy!» con los que anuncian el desastre. Todo lo contrario que el «Jijijí», que es una especie de cernícalo pasivo y egoísta que vive en las ramas altas de los caobos que crecen junto a los pedregales. El Jijijí es una rapaz muda, estática, desdeñosa e indolente, que pasa horas y horas como si estuviera disecada, y que sólo reacciona cuando un Uyuyui se acerca a gran velocidad con el fin de tomar tierra. En tal tesitura, alza el vuelo para observar mejor la operación, y cuando el Uyuyui gime de dolor en su violento aterrizaje, emite un «jijijí» de muy complicada justificación social.

Vengo observando últimamente, que el Jijijí del PSOE es Madina. Supera en altura al resto de sus compañeros. Ha conseguido que sin decir apenas nada casi todos estén pendientes de sus silencios, y cuando Rubalcaba aterriza violenta y precipitadamente sobre los pedregales, él observa, sonríe y muy quedamente, piano, piano, como la bellotita de la coscoja, suelta su «jijijí» sin hacerse notar demasiado, porque al Jijijí no le emociona la toma de posturas ni las complicaciones que procuran las palabras. Pero cada día está más alto, y cuando alcance la copa cimera del socialismo comprobaremos en verdad lo que da de si quien no ha hecho otra cosa que dar de no en los últimos tiempos. Unos se queman y otros sobrevuelan, que ese y no otro es el secreto de la política.

Sonrisilla sádica y desdeñosa. Cuando Rubalcaba aterriza y gime de dolor, el Jijijí se despluma de risa. Como le sucede a Gallardón cada vez que aterriza Rajoy, el Jijijí y el Uyuyui del Partido Popular, respectivamente.

WEBS RECOMENDADAS

logo gc copia22

logoministeriodefensa

pronunciamimnetos militares2

logo policia

logodiaper

grandes batallas

MONASTERIO TEJEDALogo esencia de Españaz

Comunicación audiovisual Tomás Ortiz

logo cabanas valle cabriel color
logo balneario concepcion color
OPF Investigation logo graciela LOGO Cian Aqua 1 e mas

LOGO BLOG

 

Suscripción al Boletín de Noticias de Benemérita al Día