¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Una cookie es un pequeño fichero de texto que se almacena en su navegador cuando visita casi cualquier página web. Su utilidad es que la web sea capaz de recordar su visita cuando vuelva a navegar por esa página. Las cookies suelen almacenar información de carácter técnico, preferencias personales, personalización de contenidos, estadísticas de uso, enlaces a redes sociales, acceso a cuentas de usuario, etc. El objetivo de la cookie es adaptar el contenido de la web a su perfil y necesidades, sin cookies los servicios ofrecidos por cualquier página se verían mermados notablemente.

Cookies utilizadas en este sitio web

Siguiendo las directrices de la Agencia Española de Protección de Datos procedemos a detallar el uso de cookies que hace esta web con el fin de informarle con la máxima exactitud posible.

Este sitio web utiliza las siguientes cookies propias:

  • De sesión, para garantizar que los usuarios que escriban comentarios en el blog sean humanos y no aplicaciones automatizadas. De esta forma se combate el spam.
  • Locales, para conservar por ejemplo los datos del proceso de reserva de pista (aplicación actualmente en construcción).
  • De Cookies, para gestionar el sistema de cookies según la elección del usuario en el banner de aceptación de todas las cookies o solo las propias necesarias. 

Este sitio web utiliza las siguientes cookies de terceros:

  • Google Analytics: Almacena cookies para poder elaborar estadísticas sobre el tráfico y volumen de visitas de esta web. Al utilizar este sitio web está consintiendo el tratamiento de información acerca de usted por Google. Por tanto, el ejercicio de cualquier derecho en este sentido deberá hacerlo comunicando directamente con Google.
  • Redes sociales: Cada red social utiliza sus propias cookies para que usted pueda pinchar en botones del tipo Me gusta o Compartir.

 Notas adicionales

  • Ni esta web ni sus representantes legales se hacen responsables ni del contenido ni de la veracidad de las políticas de privacidad que puedan tener los terceros mencionados en esta política de cookies.
  • Los navegadores web son las herramientas encargadas de almacenar las cookies y desde este lugar debe efectuar su derecho a eliminación o desactivación de las mismas. Ni esta web ni sus representantes legales pueden garantizar la correcta o incorrecta manipulación de las cookies por parte de los mencionados navegadores.
  • En algunos casos es necesario instalar cookies para que el navegador no olvide su decisión de no aceptación de las mismas.
  • En el caso de las cookies de Google Analytics, esta empresa almacena las cookies en servidores ubicados en Estados Unidos y se compromete a no compartirla con terceros, excepto en los casos en los que sea necesario para el funcionamiento del sistema o cuando la ley obligue a tal efecto. Según Google no guarda su dirección IP. Google Inc. es una compañía adherida al Acuerdo de Puerto Seguro que garantiza que todos los datos transferidos serán tratados con un nivel de protección acorde a la normativa europea.
  • Para cualquier duda o consulta acerca de esta política de cookies no dude en comunicarse con nosotros a través de la sección de contacto.

Desactivación o eliminación de cookies

En cualquier momento podrá ejercer su derecho de desactivación o eliminación de cookies de este sitio web. Estas acciones se realizan de forma diferente en función del navegador que esté usando. 

TODAS LAS NOTICIAS
CIRCULO AHUMADA

TODAS  LAS NOTICIAS CIRCULO AHUMADA

FELICITACION NAVIDAD
  CIRCULO AHUMADA

CIRCULO AHUMADA FELICITA LA NAVIDAD

REVISTAS
CIRCULO AHUMADA

solo portada 175 WEB copia

VISITA VIRTUAL  MUSEO
GUARDIA  CIVIL

GC MUSEO

 
 

Adiós, señor Rajoy.

 FHERVAS copia

Articulo de opinion de D. Francisco  Hervás  Maldonado  Coronel  Médico  en  la  reserva

Adiós,  señor  Rajoy. 

Vaya  por  delante  todo  mi  respeto  y  reconocimiento  hacia  su  persona,  que  lo  cortés  no  quita  lo  valiente.  Estoy  convencido  de  que  obra  y  ha  obrado  de  buena  fe,  pero  igualmente  estoy  convencido  de  que  muy  pronto  vamos  a  asistir  al  final  de  su  época  al  frente  del  partido  Popular.  Y  ello  por  muy  diversas  razones,  que  confluyen  todas  en  una  gravísima:  su  indecisión.  La  inseguridad,  indecisión  y  falta  de  arrojo  es  un  lujo  que  cualquier  líder  político  no  puede  permitirse,  máxime  cuando  los  electores  le  han  otorgado  una  amplísima  mayoría  absoluta.  Es  un  error  de  libro,  monumental.  

Mire  usted,  verdad  es  que  no  ha  cumplido  su  programa,  aunque  igualmente  verdad  es  que  querría  haberlo  hecho.  Pero  lo  peor  de  este  asunto  no  es  eso,  sino  lo  muchísimo  que  ha  dejado  de  hacer.  Apenas  si  ha  limpiado  la  casa  de  corrupción,  se  ha  echado  en  manos  de  la  oposición  y  no  ha  vaciado  la  administración  de  asesores,  políticos  de  toda  índole,  empresas  injustificables  y  acólitos  diversos  bien  pagados  sin  función  clara.  Su  gobierno  ha  sido  en  un  altísimo  grado  continuista  con  el  del  señor  Zapatero.  Para  eso  no  le  votó  su  electorado.  Al  menos  podría  haber  adelgazado  (y  mucho)  la  cosa  gestora  pública.  

Su  debilidad  ha  sido  aprovechada  por  los  nacionalismos  para  sacarle  los  cuartos  (y  más  que  se  los  van  a  sacar),  con  perjuicio  del  resto  de  los  españoles.  Eso  no  se  puede  consentir.  Ni  eso  ni  las  amenazas  ridículas  de  quien  más  parece  un  loco  suelto  que  un  gobernante  autonómico.  Y  como  un  loco  hace  a  ciento,  la  locura  crece  y  se  contagia  en  el  suyo  y  en  otros  territorios.  Eso  solo  se  combate  con  firmeza  y  energía:  no  hay  otra  manera.  Ahora  bien,  ¿hay  tiempo  todavía  para  hacerlo?  Yo  creo  que  no.  Ha  metido  usted  la  pata  con  sus  dudas.  No  se  puede  ser  un  político  diletante  cuando  se  gobierna  el  estado.  España  no  puede  soportar  dos  novatos  seguidos:  el  señor  Zapatero  y  usted.  Bien,  pues  si  no  están  preparados,  váyanse  y  dejen  paso  a  otros  que,  sin  duda,  lo  estarán.  Ustedes  nos  han  trasladado  del  siglo  XXI  al  XI,  el  siglo  de  las  primeras  taifas,  donde  había  treinta  y  dos  gobiernos  en  España.  Esto  es  gravísimo,  porque  afecta  muy  seriamente  a  nuestras  vidas  diarias,  mientras  una  élite  –  un  tanto  atocinada,  pero  pícara  al  fin  y  al  cabo  –  se  hincha  a  ganar  dinero  con  el  esfuerzo  del  prójimo,  y  entretanto  ustedes  discuten  si  son  galgos  o  podencos.  

Pero  es  que,  de  paso,  se  ha  cargado  su  propio  partido,  el  PP.  Hay  gente  magnífica  en  el  mismo,  pero  la  pérdida  de  dos  millones  y  medio  de  votos  no  ha  sido  usted  capaz  de  asumirla,  de  manera  que  la  sangría  progresará  hasta  tanto  no  de  usted  un  serio  golpe  de  timón  que  enderece  el  rumbo  de  su  grupo.  No  vale  cualquier  cosa.  No  vale  la  tímida  mejora  económica,  que  no  llega  a  los  ciudadanos  medios,  sino  solo  a  los  muy  ricos  o  muy  pobres,  quienes  son  la  inmensa  minoría.  Es  de  cajón  cuidar  las  clases  medias  si  se  quiere  permanecer  en  el  poder.  Y  usted  no  lo  ha  hecho  ni  lo  hace.  Es  esencial  mimar  al  funcionariado,  que  genera  –  entre  unas  y  otras  cosas,  directa  e  indirectamente  –  unos  cinco  millones  de  votos,  pero  ustedes  lo  han  despreciado  abiertamente,  abusando  claramente  de  su  estatus,  suprimiéndoles  una  paga  extraordinaria  y  congelándoles  el  sueldo,  bajando  la  oferta  de  empleo  público  y  no  renovando  las  bajas  por  jubilación.  Eso  sí,  los  asesores  y  demás  gentes  de  etiología  confusa  no  solo  no  han  desaparecido  sino  que  –  en  muchos  casos  –  se  han  incrementado  incluso.  

No  ha  cuidado  la  granja.  Citaré  dos  ejemplos.  La  Comunidad  de  Madrid  es  muy  probable  que  la  pierdan.  El  señor  Ignacio  González  ha  pegado  un  patinazo  de  libro  en  un  tema  especialmente  delicado:  la  sanidad.  Le  encargó  su  reforma  a  alguien  poco  capacitado  al  efecto  –  independientemente  de  su  buena  voluntad  –  y  las  decisiones  en  sanidad  no  se  imponen  a  los  sanitarios,  sino  que  se  pactan  con  ellos,  puesto  que  son  precisamente  los  sanitarios  quienes  más  saben  de  sanidad.  Eso  hizo  que  rectificase,  eligiendo  un  sanitario  como  nuevo  consejero  de  sanidad.  Pero  tarde,  como  siempre,  después  de  una  cantada  de  demasiados  meses.  Me  da  la  impresión  que  la  Comunidad  de  Madrid  la  tienen  ya  perdida  para  las  próximas  elecciones,  pues  no  hay  tiempo  material  para  rectificar  una  política  tan  disparatada  en  ese  y  otros  terrenos,  donde  afortunadamente  los  patinazos  no  han  sido  tan  sonados  (Telemadrid,  carreteras,  etc.).  El  otro  ejemplo  es  la  Alcaldía  de  Madrid,  con  una  persona  bisoña,  de  buenísima  voluntad,  pero  que  la  engañan  por  todas  partes.  El  escándalo  del  Madrid  Arena,  donde  se  vio  que  no  se  vigilaba  con  el  celo  debido  en  los  temas  de  reuniones  masivas,  la  lamentable   presentación  de  la  candidatura  del  Madrid  Olímpico  y,  recientemente,   el  tufillo  de  los  nuevos  parquímetros  que  son  completamente  innecesarios  (¿cuánto  cuestan?),  puesto  que  los  antiguos  eran  más  que  suficientes.  Los  nuevos  coches  en  donde  no  caben  los  policías  municipales  de  Madrid,  la  barbaridad  de  asesores,  la  escalofriante  deuda  heredada  (y  como  premio,  un  ministerio  al  endeudador)…  Prefiero  no  seguir,  pues  hay  muchísimo  más.  El  ayuntamiento  de  Madrid  lo  tienen  perdido  con  esta  alcaldesa,  no  les  quepa  ninguna  duda.  

En  fin,  señor  Rajoy,  váyase  o  se  romperá  el  partido,  pues  no  le  vemos  capaz  de  poner  ese  orden  que  tanta  falta  hace  en  el  mismo.  Me  recuerda  usted  a  la  UCD  en  su  etapa  final:  esto  va  a  estallar  y  hasta  que  se  reorganice  un  nuevo  partido  de  centro  derecha,  pasará  bastante  tiempo.  Mucho  me  temo  que  tenemos  socialistas  para  rato,  con  todos  mis  respetos  a  los  mismos.  Eso  sí,  siempre  que  no  se  alíen  con  gamberros  disfrazados  de  políticos.  En  tal  caso…  ¡apaga  y  vámonos!  

Aunque  en  el  fondo  da  igual.  Ustedes  no  vuelven  a  ganar  una  elección  en  España  hasta  que  las  ranas  críen  pelos,  señor  Rajoy.  No  tienen  tiempo  para  recuperarse,  han  perdido  un  tiempo  hermoso  entre  dudas  e  indecisiones.  Y,  sobre  todo,  no  han  limpiado  la  casa.  Lleva  dos  millones  y  medio  de  votos  perdidos.  Espabílese  ya  o  perderá  otro  tanto  antes  de  un  año.  Vamos,  creo  que  eso  lo  ven  hasta  los  ciegos. 

Francisco  Hervás  Maldonado  Coronel  Médico  en  la  reserva

WEBS RECOMENDADAS

logo gc copia22

logoministeriodefensa

pronunciamimnetos militares2

logo policia

logodiaper

grandes batallas

MONASTERIO TEJEDALogo esencia de Españaz

Comunicación audiovisual Tomás Ortiz

logo cabanas valle cabriel color
logo balneario concepcion color
OPF Investigation logo graciela LOGO Cian Aqua 1 e mas

 

 

Suscripción al Boletín de Noticias de Benemérita al Día