¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Una cookie es un pequeño fichero de texto que se almacena en su navegador cuando visita casi cualquier página web. Su utilidad es que la web sea capaz de recordar su visita cuando vuelva a navegar por esa página. Las cookies suelen almacenar información de carácter técnico, preferencias personales, personalización de contenidos, estadísticas de uso, enlaces a redes sociales, acceso a cuentas de usuario, etc. El objetivo de la cookie es adaptar el contenido de la web a su perfil y necesidades, sin cookies los servicios ofrecidos por cualquier página se verían mermados notablemente.

Cookies utilizadas en este sitio web

Siguiendo las directrices de la Agencia Española de Protección de Datos procedemos a detallar el uso de cookies que hace esta web con el fin de informarle con la máxima exactitud posible.

Este sitio web utiliza las siguientes cookies propias:

  • De sesión, para garantizar que los usuarios que escriban comentarios en el blog sean humanos y no aplicaciones automatizadas. De esta forma se combate el spam.
  • Locales, para conservar por ejemplo los datos del proceso de reserva de pista (aplicación actualmente en construcción).
  • De Cookies, para gestionar el sistema de cookies según la elección del usuario en el banner de aceptación de todas las cookies o solo las propias necesarias. 

Este sitio web utiliza las siguientes cookies de terceros:

  • Google Analytics: Almacena cookies para poder elaborar estadísticas sobre el tráfico y volumen de visitas de esta web. Al utilizar este sitio web está consintiendo el tratamiento de información acerca de usted por Google. Por tanto, el ejercicio de cualquier derecho en este sentido deberá hacerlo comunicando directamente con Google.
  • Redes sociales: Cada red social utiliza sus propias cookies para que usted pueda pinchar en botones del tipo Me gusta o Compartir.

 Notas adicionales

  • Ni esta web ni sus representantes legales se hacen responsables ni del contenido ni de la veracidad de las políticas de privacidad que puedan tener los terceros mencionados en esta política de cookies.
  • Los navegadores web son las herramientas encargadas de almacenar las cookies y desde este lugar debe efectuar su derecho a eliminación o desactivación de las mismas. Ni esta web ni sus representantes legales pueden garantizar la correcta o incorrecta manipulación de las cookies por parte de los mencionados navegadores.
  • En algunos casos es necesario instalar cookies para que el navegador no olvide su decisión de no aceptación de las mismas.
  • En el caso de las cookies de Google Analytics, esta empresa almacena las cookies en servidores ubicados en Estados Unidos y se compromete a no compartirla con terceros, excepto en los casos en los que sea necesario para el funcionamiento del sistema o cuando la ley obligue a tal efecto. Según Google no guarda su dirección IP. Google Inc. es una compañía adherida al Acuerdo de Puerto Seguro que garantiza que todos los datos transferidos serán tratados con un nivel de protección acorde a la normativa europea.
  • Para cualquier duda o consulta acerca de esta política de cookies no dude en comunicarse con nosotros a través de la sección de contacto.

Desactivación o eliminación de cookies

En cualquier momento podrá ejercer su derecho de desactivación o eliminación de cookies de este sitio web. Estas acciones se realizan de forma diferente en función del navegador que esté usando. 

TODAS LAS NOTICIAS
CIRCULO AHUMADA

TODAS  LAS NOTICIAS CIRCULO AHUMADA

FELICITACION NAVIDAD
  CIRCULO AHUMADA

CIRCULO AHUMADA FELICITA LA NAVIDAD

REVISTAS
CIRCULO AHUMADA

solo portada 175 WEB copia

VISITA VIRTUAL  MUSEO
GUARDIA  CIVIL

GC MUSEO

 
 

LA DISCIPLINA

TCOL-AREA-SACRISTAN

LA DISCIPLINA

Enrique Area Sacristán.

Hay algunos oficiales, a quienes no puede regatearse una dosis tolerable de buena fe, que reconocen como virtudes de patriotismo común del soldado la honradez, la bondad y el pudor, y señalan como circunstancia cooperante a la utilidad social la de que en el Ejército sea íntimo y constante el contacto entre los sujetos bien acomodados, de posición económica desahogada y los de vida modesta y difícil.

Otros después de estos, piensan en la conveniencia de aprovechar estas favorables disposiciones para aplicarlas al desarrollo de una función social del oficial, ya pasada, que el propio Vigny había entrevisto cuando escribía, el Ejército quizá alcanzará una belleza más sobria y más moderna si se resignara a ser el educador de la nación y renunciara a los juegos costosos y poco honorables de la guerra.

Andando el tiempo, podemos ver, como la disciplina como convencimiento, abre más amplio cauce a esta influencia de excelentes deseos, que gentes perniciosas presienten fértiles en consecuencias, imprevistas para sus promotores. De este modo se ofrece un refugio cómodo y honorable a aquellos militares que, por gustar de lo accesorio más de lo esencial, ponen, o afectan poner, más interés en las tareas de ayuda humanitaria que en las de instruir soldados, sin reparar en que la más sana educación militar se apoya en el exacto conocimiento de la profesión.

De esto mismo procede el tópico de la disciplina por convencimiento o disciplina voluntaria, que, mal entendida, no es otra cosa que un relajamiento de la disciplina. De ella decía el General H. Langlois, en 1905, pues esto no es nuevo: Desde que se ha lanzado oficialmente esta palabra, los jefes de Cuerpo ya no osan castigar, y el espíritu de disciplina se funde poco a poco, como la nieve al sol. En todo caso ello viene a ser la última consecuencia de un temor que enunciaba Vigny al referirse a los rasgos de rudeza y de melancolía que oscurecen la vida militar, impresos por el hastío, y más que nada, por su posición, siempre falsa respecto del pueblo y por la inevitable comedia de autoridad.

Y es que la presunción de humanitarismo suele acabar por poner al hombre en contradicción con su propia naturaleza humana.

Es un tópico trivial abominar la guerra, como estigma de baja civilización, como la huella de barbarie más dolorosa después de la pena de muerte, que perdura entre los hombres. Es un error pretender que sea un indicio de alta civilización ser pacifista; quizá lo que ocurra es que no es pacifico el más civilizado, sino que la civilización nos viene de nuestro amor a la paz y, precisamente por lo mismo que este amor a la paz nos fuerza, en ocasiones, a hacer la guerra.

Enrique Area Sacristán.

Teniente Coronel de Infantería. Doctor por la Universidad de Salamanca

WEBS RECOMENDADAS

logo gc copia22

logoministeriodefensa

pronunciamimnetos militares2

logo policia

logodiaper

grandes batallas

MONASTERIO TEJEDALogo esencia de Españaz

Comunicación audiovisual Tomás Ortiz

logo cabanas valle cabriel color
logo balneario concepcion color
OPF Investigation logo graciela LOGO Cian Aqua 1 e mas

 

 

Suscripción al Boletín de Noticias de Benemérita al Día