¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Una cookie es un pequeño fichero de texto que se almacena en su navegador cuando visita casi cualquier página web. Su utilidad es que la web sea capaz de recordar su visita cuando vuelva a navegar por esa página. Las cookies suelen almacenar información de carácter técnico, preferencias personales, personalización de contenidos, estadísticas de uso, enlaces a redes sociales, acceso a cuentas de usuario, etc. El objetivo de la cookie es adaptar el contenido de la web a su perfil y necesidades, sin cookies los servicios ofrecidos por cualquier página se verían mermados notablemente.

Cookies utilizadas en este sitio web

Siguiendo las directrices de la Agencia Española de Protección de Datos procedemos a detallar el uso de cookies que hace esta web con el fin de informarle con la máxima exactitud posible.

Este sitio web utiliza las siguientes cookies propias:

  • De sesión, para garantizar que los usuarios que escriban comentarios en el blog sean humanos y no aplicaciones automatizadas. De esta forma se combate el spam.
  • Locales, para conservar por ejemplo los datos del proceso de reserva de pista (aplicación actualmente en construcción).
  • De Cookies, para gestionar el sistema de cookies según la elección del usuario en el banner de aceptación de todas las cookies o solo las propias necesarias. 

Este sitio web utiliza las siguientes cookies de terceros:

  • Google Analytics: Almacena cookies para poder elaborar estadísticas sobre el tráfico y volumen de visitas de esta web. Al utilizar este sitio web está consintiendo el tratamiento de información acerca de usted por Google. Por tanto, el ejercicio de cualquier derecho en este sentido deberá hacerlo comunicando directamente con Google.
  • Redes sociales: Cada red social utiliza sus propias cookies para que usted pueda pinchar en botones del tipo Me gusta o Compartir.

 Notas adicionales

  • Ni esta web ni sus representantes legales se hacen responsables ni del contenido ni de la veracidad de las políticas de privacidad que puedan tener los terceros mencionados en esta política de cookies.
  • Los navegadores web son las herramientas encargadas de almacenar las cookies y desde este lugar debe efectuar su derecho a eliminación o desactivación de las mismas. Ni esta web ni sus representantes legales pueden garantizar la correcta o incorrecta manipulación de las cookies por parte de los mencionados navegadores.
  • En algunos casos es necesario instalar cookies para que el navegador no olvide su decisión de no aceptación de las mismas.
  • En el caso de las cookies de Google Analytics, esta empresa almacena las cookies en servidores ubicados en Estados Unidos y se compromete a no compartirla con terceros, excepto en los casos en los que sea necesario para el funcionamiento del sistema o cuando la ley obligue a tal efecto. Según Google no guarda su dirección IP. Google Inc. es una compañía adherida al Acuerdo de Puerto Seguro que garantiza que todos los datos transferidos serán tratados con un nivel de protección acorde a la normativa europea.
  • Para cualquier duda o consulta acerca de esta política de cookies no dude en comunicarse con nosotros a través de la sección de contacto.

Desactivación o eliminación de cookies

En cualquier momento podrá ejercer su derecho de desactivación o eliminación de cookies de este sitio web. Estas acciones se realizan de forma diferente en función del navegador que esté usando. 

TODAS LAS NOTICIAS
CIRCULO AHUMADA

TODAS  LAS NOTICIAS CIRCULO AHUMADA

FELICITACION NAVIDAD
  CIRCULO AHUMADA

CIRCULO AHUMADA FELICITA LA NAVIDAD

REVISTAS
CIRCULO AHUMADA

solo portada 175 WEB copia

VISITA VIRTUAL  MUSEO
GUARDIA  CIVIL

GC MUSEO

 
 

"Mediocracia" y Guardia Civil: lo mediocre frente a lo excelente

Sin título 1

Todos estamos de acuerdo en que los mediocres han tomado el poder, hasta el punto de que incluso la palabra “mediocracia”, que se debería entender cómo, el sistema social en el que gobierna la mediocridad, por parte de los propios mediocres en el poder se intenta camuflar para hacernos creer, que es el sistema político de un país donde los medios de comunicación tienen injerencia en la toma de decisiones para elegir sus gobernantes, que posiblemente también.

Pero no es así, Alain Deneault, filósofo canadiense en su libro "La mediocracia es la antesala de una revolución", alerta de la revolución anestésica que ha llevado al poder a los mediocres generando una sociedad injusta y sin pensamiento crítico.

España se ha convertido en una “Mediocracia”, donde el sistema se ha pensado para cubrir puestos de trabajo inexistentes; donde la sociedad española vive en su propia mediocridad, al permitir que los más válidos sean apartados por aquellos que no destacan y a los que se puede manipular.

Se intenta, desde las más altas instituciones, educarnos para no destacar, para no salirnos de la norma. De hecho, la mediocridad en nuestro país, se ha convertido en un auténtico sistema de gobierno; un sistema incapaz de apreciar nada, ni a nadie por encima de la media, una sociedad en la que el mediocre premia al mediocre.

Se nos pide que no estemos orgullosos de lo que somos, que no seamos inteligentes, que no demos muestras de conocimientos o de capacidades, ya que todo eso nos haría parecer arrogantes ante la mayoría de la sociedad mediocre y ante las cúpulas asentadas en la mediocracia. A los mediocres les da miedo la gente que se apasiona, que está orgullosa de lo que es. Se nos pide que no destaquemos.

Laurence J. Peter y Raymond Hull fueron de los primeros en atestiguar la proliferación de la mediocridad a lo largo y ancho de todo un sistema. Su tesis, “El principio de Peter”, mantiene que “los procesos sistémicos favorecen que aquellos con niveles medios de competencia asciendan a posiciones de poder, apartando en su camino tanto a los supercompetentes como a los totalmente incompetentes”.

Quienes nos dirigen, nuestros políticos han decidido que la Guardia Civil no destaque, esconder, que se olvide la grandeza que ha demostrado nuestra Institución a lo largo de su Historia, que no se dé a conocer la valía de quienes la componen, se intenta esconder sus servicios y sus logros diarios, se la aparta de servicios que son competencia exclusiva de la Institución o se le quitan directamente esas competencias.

Hoy, vemos, lo tenemos en nuestra mente y es parte de nuestro pasado más cercano, como cuando alguien es especial y se sale de la media, alguien destaca por cumplir lo que se le ordena, por cumplir las normas y las leyes, el poder político le considera un mal ejemplo, un peligro para quienes gobiernan, con poco futuro debido a su excelencia, apartándolo de sus obligaciones e incluso de la propia Institución. Los ejemplos son tantos, tan recientes, tan bochornosos, tan vergonzantes y tan conocidos por todos, que es mejor, por el bien del propio Cuerpo, no dar ejemplos, que todos tenemos en nuestra retina.

Cuando alguien decide ser guardia civil, cuando alguien decide involucrarse en la vocación de servicio que siempre ha caracterizado al Cuerpo, lo hace sabiendo como mantiene ese proverbio anónimo que “Uno no se levanta para ser mediocre.”, pero lamentablemente en estos tiempos, desconoce que al final se verá involucrado en la tendencia de la mediocridad, en que los políticos, el propio Gobierno, están sumiendo a la Guardia Civil, para que no destaque; decía Fulton J. Sheen, que “La envidia es el tributo que la mediocridad paga a la genialidad”.

Lo peor es cuando la propia Guardia Civil se suma a esta corriente de pensamiento plano y gris, obviando el proverbio irlandés que dice que “La mediocridad es el peor enemigo de la grandeza.” El guardia civil no se forma para ser mediocre, sino para destacar por capacidad, por tenacidad, por honestidad, por vocación de servicio y por valor acreditado frente a las adversidades, frente a los desastres, por eso son apreciados, por eso la Guardia Civil es respetada.

Es cierto que todos somos propensos, unos más que otros, a obrar según lo que nos dicta la propia conveniencia. Lo que no es de recibo es que, en virtud de esa mediocridad, se valoren ciertos destinos y capacidades por encima de otras, más valoradas en las mismas circunstancias, en los distintos cuerpos policiales y en las Fuerzas Armadas, de los que formamos parte.

Me explico, en 2019 la Guardia Civil publicó varias órdenes generales, en las que para el ascenso, se premia el destino burocrático por encima, por ejemplo, de destinos operativos, me explico mejor, un destino burocrático está hoy mejor valorado que un destino en una misión internacional, como por ejemplo las que muchos de nuestros compañeros han realizado en Afganistán, el Líbano, Irak, Mali, Somalia…. La mediocridad por encima del trabajo y de la excelencia.

No es de recibo que el valor supuesto, esté muy por encima del valor acreditado, que el conformismo esté por encima del compromiso, de la tenacidad o del trabajo, sin menospreciar ningún puesto de trabajo.

Para entender esta situación, deberíamos entender, que los mediocres se reconocen y se ayudan entre ellos, accediendo a puestos que en una sociedad donde el mérito fuese importante, el mediocre nunca podría acceder. Deberíamos recordar que la mediocridad es también el silencio que estalla cuando se demuestra que alguien es incapaz de no reconocer nada, ni de hacer nada para evitar las injusticias.

Quienes tienen potestad dentro del Cuerpo para cambiar las cosas, deberían recordar lo que escribió Walter Benjamin, “la grandeza no es otra cosa que el silencio que sobreviene tras una conversación en la que los hombres se enfrentan a su pasado, en este caso al pasado de nuestra Institución, y reconocen lo que se ha logrado”.

No seamos mediocres, no permitamos que lleven hacia la mediocridad a la Institución mejor valorada por los españoles, luchemos por seguir siendo grandes, en nuestros compromisos, en nuestros servicios, luchemos frente a los mediocres y a la mediocridad para seguir siendo y haciendo grande al Cuerpo al que pertenecemos, no olvidemos que ser mediocre es una actitud y una elección de vida, donde eliges callar ante las injusticias, no hacer, no arriesgarte, no intentar, no ver y no encontrar, no seamos mediocres, no permitamos que metan a la Institución en la vorágine de una mediocridad, donde otras instituciones nos ganarian, sigamos siendo lo que siempre hemos sido, excelentes.

La mediocracia lleva a todo el mundo a subordinar cualquier tipo de deliberación a modelos arbitrarios promovidos por instancias de autoridad, en este caso el propio Gobierno, y no deberíamos permitirnos, ni permitir que la Institución entre en la mediocridad, ni la asuma como propia.

Cuando elegimos quedarnos en la mediocridad también elegimos ocultar nuestra aptitud, nuestra capacidad, nuestro talento y potencial, nuestra vocación de servicio, nuestra grandeza, cuando se somete a los guardias civiles a actitudes arbitrarias, como son las de la valoración actual para los ascensos, hace que su talento, su capacidad, su aptitud, su valor demostrado en el servicio, no les sirva de nada, y se les obligue a dejar atrás muchas oportunidades que a la larga perjudican a los más capaces y a los más preparados y por ende a la propia Institución.

Antonio Mancera Cárdenas

Guardia Civil retirado

WEBS RECOMENDADAS

logo gc copia22

logoministeriodefensa

pronunciamimnetos militares2

logo policia

logodiaper

grandes batallas

MONASTERIO TEJEDALogo esencia de Españaz

Comunicación audiovisual Tomás Ortiz

logo cabanas valle cabriel color
logo balneario concepcion color
OPF Investigation logo graciela LOGO Cian Aqua 1 e mas

 

 

Suscripción al Boletín de Noticias de Benemérita al Día