Marlaska cómplice del delito de odio y del acoso sufridos por guardias civiles y familiares en Alsasua 

Categoría de nivel principal o raíz: Actualidad Opinión

ospa

Dice el artículo 510 de nuestro Código Penal, que tan bien conoce, o debería conocer, nuestro ministro de Interior, que son culpables del delito de odio "Quienes públicamente fomenten, promuevan o inciten directa o indirectamente al odio, hostilidad, discriminación o violencia contra un grupo, una parte del mismo o contra una persona determinada por razón de su pertenencia a aquél"

Simplificando, definiriamos el delito de odio como toda aquella conducta movida por un claro afán discriminatorio y denigrante, dirigida contra un grupo, una parte del mismo o una persona, que incite al odio contra tales personas, o lesione su dignidad personal, así como que justifique enaltezca y de publicidad a tales conductas.

Las conductas que están consideradas como hechos delictivos de odio son, entre otras, "Fomentar, promover o incitar directa o indirectamente y de manera pública el odio, la hostilidad, discriminación o la violencia contra un grupo o una persona que pertenezca a dicho colectivo. Producir o elaborar escritos u otro material similar con la intención de distribuirlos para provocar la conducta de odio o discriminación..."

La omision de perseguir determinados delitos también está regulada en nuestro Código Penal, concretamente en el artículo 408 y en él se especifica que "La autoridad o funcionario que, faltando a la obligación de su cargo, dejare intencionadamente de promover la persecución de los delitos de que tenga noticia o de sus responsables, incurrirá en la pena de inhabilitación especial para empleo o cargo público por tiempo de seis meses a dos años"

Cada año se viene repitiendo el "Ospa Eguna" (El día del adiós) movilizaciones que incitan al odio y atacan a la honorabilidad de la Guardia Civil, en las que se pide entre otras cosas la salida de la Institución del País Vasco y Navarra además de pedir su disolución. Unas movilizaciones promovidas por el entorno etarra y que dan continuidad a las campañas de hostigamiento que la banda asesina y sus partidos satélites han venido reralizando contra la Guardia Civil, como institución que ha sido capaz de derrotar al terrorismo etarra.

Movilizaciones y campañas proetarras a las que se da publicidad impunemente, y que son denunciadas por asociacioes civiles, por asociaciones de victimas y por asociaciones profesionales de la Guardia Civil cada año, denuncias que son elevadas además de ante la Justicia, ante el propio ministro de Interior, por lo que no puede alegar ignorancia.

Por lo tanto el que se sigan cometiendo delitos de odio contra la Guardia Civil cada año, sin que Marlaska, como funcionario principal responsable del Ministerio de Interior, lo evite, a pesar del conocimiento que tiene cada año de este tipo de acciones para promover e incitar al odio contra la Guardia Civil, le hace complice de los proetarras, complice de un delito de odio, complice del odio vertido en estas jornadas contra los guardias civiles y sus familias. pero también principal responsable y posiblemente autor de un delito de omisión del deber de impedir delitos, tipificado en el articulo 408 del vigente Código Penal

Antonio Mancera Cárdenas

Guardia Civil retirado

Director de Benemérita al Día

Imprimir