En 176 años de la historia de un país cambian muchas cosas, casi todas, y más en nuestra querida España con su historia reciente tan agitada, pero también son muy pocas las que permanecen firmes e inalterables, la Guardia Civil es una de ellas. Inalterable en su esencia, en los valores, y en nuestra razón de ser: el servicio al ciudadano.