¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Una cookie es un pequeño fichero de texto que se almacena en su navegador cuando visita casi cualquier página web. Su utilidad es que la web sea capaz de recordar su visita cuando vuelva a navegar por esa página. Las cookies suelen almacenar información de carácter técnico, preferencias personales, personalización de contenidos, estadísticas de uso, enlaces a redes sociales, acceso a cuentas de usuario, etc. El objetivo de la cookie es adaptar el contenido de la web a su perfil y necesidades, sin cookies los servicios ofrecidos por cualquier página se verían mermados notablemente.

Cookies utilizadas en este sitio web

Siguiendo las directrices de la Agencia Española de Protección de Datos procedemos a detallar el uso de cookies que hace esta web con el fin de informarle con la máxima exactitud posible.

Este sitio web utiliza las siguientes cookies propias:

  • De sesión, para garantizar que los usuarios que escriban comentarios en el blog sean humanos y no aplicaciones automatizadas. De esta forma se combate el spam.
  • Locales, para conservar por ejemplo los datos del proceso de reserva de pista (aplicación actualmente en construcción).
  • De Cookies, para gestionar el sistema de cookies según la elección del usuario en el banner de aceptación de todas las cookies o solo las propias necesarias. 

Este sitio web utiliza las siguientes cookies de terceros:

  • Google Analytics: Almacena cookies para poder elaborar estadísticas sobre el tráfico y volumen de visitas de esta web. Al utilizar este sitio web está consintiendo el tratamiento de información acerca de usted por Google. Por tanto, el ejercicio de cualquier derecho en este sentido deberá hacerlo comunicando directamente con Google.
  • Redes sociales: Cada red social utiliza sus propias cookies para que usted pueda pinchar en botones del tipo Me gusta o Compartir.

 Notas adicionales

  • Ni esta web ni sus representantes legales se hacen responsables ni del contenido ni de la veracidad de las políticas de privacidad que puedan tener los terceros mencionados en esta política de cookies.
  • Los navegadores web son las herramientas encargadas de almacenar las cookies y desde este lugar debe efectuar su derecho a eliminación o desactivación de las mismas. Ni esta web ni sus representantes legales pueden garantizar la correcta o incorrecta manipulación de las cookies por parte de los mencionados navegadores.
  • En algunos casos es necesario instalar cookies para que el navegador no olvide su decisión de no aceptación de las mismas.
  • En el caso de las cookies de Google Analytics, esta empresa almacena las cookies en servidores ubicados en Estados Unidos y se compromete a no compartirla con terceros, excepto en los casos en los que sea necesario para el funcionamiento del sistema o cuando la ley obligue a tal efecto. Según Google no guarda su dirección IP. Google Inc. es una compañía adherida al Acuerdo de Puerto Seguro que garantiza que todos los datos transferidos serán tratados con un nivel de protección acorde a la normativa europea.
  • Para cualquier duda o consulta acerca de esta política de cookies no dude en comunicarse con nosotros a través de la sección de contacto.

Desactivación o eliminación de cookies

En cualquier momento podrá ejercer su derecho de desactivación o eliminación de cookies de este sitio web. Estas acciones se realizan de forma diferente en función del navegador que esté usando. 

El pago en especie

5740 casa cuartel

"Más que la verdad, el demagogo dice lo que el público quiere oír"
José Ramón Ayllón

Hace más de un año que escribí algo sobre el valor que tiene la Guardia Civil para cualquier gobierno que se precie.

    En aquel artículo hablaba del peso específico que supone la “Benemérita” dentro del marco de la seguridad en España y de la gran responsabilidad que conlleva vestir este uniforme. Y es que no en vano, pertenecer a esta Institución, comporta una serie de obligaciones que pocos funcionarios del Estado soportan.

    Ahora que parece que todo se mueve alrededor de cifras, de precios y valores, conviene poner de manifiesto lo que significa formar parte de la Guardia Civil. Y no trato de poner en entredicho o de justificar los dimes y diretes que salen desde cualquier esquina cercana a la Dirección General del Cuerpo o de la propia Secretaría de Estado de Seguridad y de sus pensamientos ocultos, sino de mostrar la implicación que supone servir a la ciudadanía desde la condición militar, pues desde esta perspectiva, el cumplimiento de las obligaciones se torna en serio compromiso de darlo todo por cumplir con la misión asignada.

    Relataba en aquellas fechas, que el lema que reza en la entrada de todos y cada uno de los acuartelamientos de la Guardia Civil, el famoso  “Todo por la Patria”, no es un mero cartel que adorna un edificio, sino que supone un recordatorio a todos los guardias civiles que salen y entran de servicio, del grado de compromiso que conllevan sus acciones y que los ingredientes que hacen posible su cumplimiento, están inscritos en esos monolitos que presiden los atardeceres con un toque de oración: el HONOR, como cualidad moral que hace que el servicio se preste con la mayor diligencia posible, la LEALTAD, porque sin ella sería imposible el cumplimiento de su deber con el respeto y fidelidad necesarias para acatar las leyes y al poder legalmente constituido, y por último, el SACRIFICIO, que lleva a darlo todo si fuera necesario, para cumplir con la misión de servir a España hasta el fin. Un compromiso tan real como efectivo. De ahí que no tengamos “Villarejos” ni “Faisanes” ni "Traperos" ni nada por el estilo que hayan hecho sonrojar al mismísimo Estado de Derecho, pues nuestro sistema de ascensos, de promoción profesional y la propia vida militar impiden que estas situaciones se produzcan.

    Por todo esto, desde su fundación, la Guardia Civil ha sido capaz de desplegarse a todo lo largo y ancho del territorio nacional, sin discutir si las Casas-Cuartel se establecian encima de un picacho o en la amplia meseta castellana, contribuyendo de esta forma al eficaz mantenimiento del orden y la seguridad pública y a la propia vertebración del Estado, sin olvidar que, allá donde hay un Cuartelillo, la despoblación es bastante menor que en aquellas otras donde no lo hay. La representación del Estado en estas localidades, materializada por la presencia de la Guardia Civil, elimina en gran medida el sentimiento de abandono o aislamiento que las zonas rurales más recónditas sufren a diario.

    Y a todo esto, y con motivo de la equiparación salarial, a algunos se les ha ocurrido sacar a relucir los pabellones de las Casas-Cuartel, porque dicen que son pago en especie, ignorando y despreciando que vienen dados precisamente por su condición militar y por ende su despliegue; y que éste lleva consigo, en la mayoría de las ocasiones, el tener que vivir en esas zonas rurales más recónditas a las que hacía referencia. Y si bien es cierto que en una ciudad la carestía de vida es mayor, también lo es que se goza de unos servicios públicos, sanitarios, laborales, educativos y de ocio que en las zonas rurales no se lo imaginan los lugareños ni en sus mejores sueños. Pero es que además, en esas zonas rurales y en ciudades, donde también prestan servicio los guardias civiles, los hay que no tienen pabellones asignados, bien porque están en estado ruinoso o porque el número es insuficiente para la plantilla asignada, teniendo que buscarse la vida como cualquier otro ciudadano.

    Ya lo decía Aristóteles: “En las democracias, las revoluciones son casi siempre obra de los demagogos”. Y es que no somos iguales, no. La Guardia Civil jamás será igual que las policías, ni tendrá los mismos derechos ni las mismas obligaciones. Tendrá un trabajo similar pero la forma de llevarlo a cabo, su despliegue, su compromiso, su capacidad de adaptación, su eficacia y su sacrificio en pro de los ciudadanos españoles será siempre distinto. Y eso no tiene precio, o el precio es muy alto. Y no es que lo diga yo, lo dice la historia de este país, que junto al tiempo, va poniendo continuamente a cada uno en su sitio.

El Centinela

Fuente: La Pauta.es - Revista Digital de Suboficiales de la Guardia Civil

WEBS RECOMENDADAS

logo gc copia22

logoministeriodefensa

pronunciamimnetos militares2

logo policia

logodiaper

grandes batallas

MONASTERIO TEJEDALogo esencia de Españaz

Comunicación audiovisual Tomás Ortiz

logo cabanas valle cabriel color
logo balneario concepcion color
OPF Investigation logo graciela LOGO Cian Aqua 1 e mas

LOGO BLOG

 

Suscripción al Boletín de Noticias de Benemérita al Día