¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Una cookie es un pequeño fichero de texto que se almacena en su navegador cuando visita casi cualquier página web. Su utilidad es que la web sea capaz de recordar su visita cuando vuelva a navegar por esa página. Las cookies suelen almacenar información de carácter técnico, preferencias personales, personalización de contenidos, estadísticas de uso, enlaces a redes sociales, acceso a cuentas de usuario, etc. El objetivo de la cookie es adaptar el contenido de la web a su perfil y necesidades, sin cookies los servicios ofrecidos por cualquier página se verían mermados notablemente.

Cookies utilizadas en este sitio web

Siguiendo las directrices de la Agencia Española de Protección de Datos procedemos a detallar el uso de cookies que hace esta web con el fin de informarle con la máxima exactitud posible.

Este sitio web utiliza las siguientes cookies propias:

  • De sesión, para garantizar que los usuarios que escriban comentarios en el blog sean humanos y no aplicaciones automatizadas. De esta forma se combate el spam.
  • Locales, para conservar por ejemplo los datos del proceso de reserva de pista (aplicación actualmente en construcción).
  • De Cookies, para gestionar el sistema de cookies según la elección del usuario en el banner de aceptación de todas las cookies o solo las propias necesarias. 

Este sitio web utiliza las siguientes cookies de terceros:

  • Google Analytics: Almacena cookies para poder elaborar estadísticas sobre el tráfico y volumen de visitas de esta web. Al utilizar este sitio web está consintiendo el tratamiento de información acerca de usted por Google. Por tanto, el ejercicio de cualquier derecho en este sentido deberá hacerlo comunicando directamente con Google.
  • Redes sociales: Cada red social utiliza sus propias cookies para que usted pueda pinchar en botones del tipo Me gusta o Compartir.

 Notas adicionales

  • Ni esta web ni sus representantes legales se hacen responsables ni del contenido ni de la veracidad de las políticas de privacidad que puedan tener los terceros mencionados en esta política de cookies.
  • Los navegadores web son las herramientas encargadas de almacenar las cookies y desde este lugar debe efectuar su derecho a eliminación o desactivación de las mismas. Ni esta web ni sus representantes legales pueden garantizar la correcta o incorrecta manipulación de las cookies por parte de los mencionados navegadores.
  • En algunos casos es necesario instalar cookies para que el navegador no olvide su decisión de no aceptación de las mismas.
  • En el caso de las cookies de Google Analytics, esta empresa almacena las cookies en servidores ubicados en Estados Unidos y se compromete a no compartirla con terceros, excepto en los casos en los que sea necesario para el funcionamiento del sistema o cuando la ley obligue a tal efecto. Según Google no guarda su dirección IP. Google Inc. es una compañía adherida al Acuerdo de Puerto Seguro que garantiza que todos los datos transferidos serán tratados con un nivel de protección acorde a la normativa europea.
  • Para cualquier duda o consulta acerca de esta política de cookies no dude en comunicarse con nosotros a través de la sección de contacto.

Desactivación o eliminación de cookies

En cualquier momento podrá ejercer su derecho de desactivación o eliminación de cookies de este sitio web. Estas acciones se realizan de forma diferente en función del navegador que esté usando. 

La Abogacía del Estado debe ser expulsada del juicio contra el procés

Ignacio Gordillo Álvarez Valdés

Ignacio Gordillo, fiscal en excedencia de la Audiencia Nacional, abogado y Socio de Honor de Circulo Ahumada nos envía un artículo de opinión sobre las órdenes que la Abogacía del Estado habría recibido del Gobierno, para que los delitos del procés se tipifiquen como sedición, poniendo en juego la separación de poderes amparados por la Constitución.

"El escrito de acusación presentado por la Abogacía del Estado pone en evidencia dos cuestiones muy preocupantes.

Primera.- Es evidente que la presión del Gobierno para que se tipifiquen los hechos como delito de sedición ha dado sus frutos. La Abogacía del Estado depende del Ministerio de Justicia y ha obedecido las órdenes del Gobierno poniendo en juego la separación de poderes que ampara la Constitución de 1978.

Es más, la personación de la Abogacía del Estado como acusación particular, en nombre de los perjudicados, solo le permitiría solicitar penas por el delito de malversación de caudales públicos con el fin de conseguir la recuperación del dinero distraído ilegalmente por los procesados para ingresarlo de nuevo en el erario público.

Pero, en segundo lugar, olvida la Abogacía del Estado que el auto de procesamiento de 21 de marzo de 2018 firmado por el Magistrado instructor de la causa procesaba a los investigados por los delitos de rebelión del artículo 472 del Código Penal, por el delito de desobediencia grave cometido por autoridad pública del artículo 410 del mismo texto legal y por el delito de malversación de caudales públicos del artículo 432 del texto punitivo. En ningún momento la Sala Segunda del Tribunal Supremo procesó por delito de sedición.

El auto de procesamiento fue recurrido por las defensas, no por la Abogacía del Estado, y tras los correspondientes recursos fue declarado firme. El auto de procesamiento era muy claro: identificaba los presuntos culpables, los hechos objeto de investigación, la tipificación de los tres delitos, no el de sedición, y los indicios racionales de criminalidad.

Dicho auto señalaba con total motivación los presuntos delitos de los cuales no se podían salir ni las acusaciones ni las defensas. Se puede pedir la absolución por alguno de ellos pero no un delito distinto. Eso es una auténtica indefensión: no es lo mismo un delito de rebelión que el de sedición. El primero está en los delitos contra la Constitución y la sedición en los delitos contra el orden público. Y las conductas y comportamientos delictivos son claramente distintos.

Por lo tanto, la calificación de la Abogacía del Estado es manifiestamente errónea, de forma totalmente voluntaria, y ante el fraude procesal manifestado por la Abogacía del Estado y al actuar bajo presiones políticas evidentes, sólo cabe que la Sala Segunda del Tribunal Supremo adopte el acuerdo de la expulsión de la acusación particular de la Abogacía del Estado por manifiesto fraude procesal, es decir, por utilizar el proceso penal con una finalidad distinta a la que establece el ordenamiento jurídico.

No podemos olvidar, como dice la Fiscalía General del Estado, que la actuación de los acusados pretendía orillar la aplicación de la legalidad constitucional y estatutaria, e impedir el cumplimiento de las resoluciones administrativas y judiciales dictadas al amparo de aquella, para conseguir como objetivo último -con sus propias leyes y sus propias estructuras de Estado- declarar la independencia de esa parte del territorio nacional y obligar al Estado a aceptar la separación del referido territorio, finalidad que estuvieron a punto de lograr con los actos delictivos que ejecutaron poniendo así en grave peligro el orden constitucional".

Ignacio Gordillo es abogado y fiscal en excedencia de la Audiencia Nacional. 

Socio de Honor de Círculo Ahumada

WEBS RECOMENDADAS

logo gc copia22

logoministeriodefensa

pronunciamimnetos militares2

logo policia

logodiaper

grandes batallas

MONASTERIO TEJEDALogo esencia de Españaz

Comunicación audiovisual Tomás Ortiz

logo cabanas valle cabriel color
logo balneario concepcion color
OPF Investigation logo graciela LOGO Cian Aqua 1 e mas

LOGO BLOG

 

Suscripción al Boletín de Noticias de Benemérita al Día