¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Una cookie es un pequeño fichero de texto que se almacena en su navegador cuando visita casi cualquier página web. Su utilidad es que la web sea capaz de recordar su visita cuando vuelva a navegar por esa página. Las cookies suelen almacenar información de carácter técnico, preferencias personales, personalización de contenidos, estadísticas de uso, enlaces a redes sociales, acceso a cuentas de usuario, etc. El objetivo de la cookie es adaptar el contenido de la web a su perfil y necesidades, sin cookies los servicios ofrecidos por cualquier página se verían mermados notablemente.

Cookies utilizadas en este sitio web

Siguiendo las directrices de la Agencia Española de Protección de Datos procedemos a detallar el uso de cookies que hace esta web con el fin de informarle con la máxima exactitud posible.

Este sitio web utiliza las siguientes cookies propias:

  • De sesión, para garantizar que los usuarios que escriban comentarios en el blog sean humanos y no aplicaciones automatizadas. De esta forma se combate el spam.
  • Locales, para conservar por ejemplo los datos del proceso de reserva de pista (aplicación actualmente en construcción).
  • De Cookies, para gestionar el sistema de cookies según la elección del usuario en el banner de aceptación de todas las cookies o solo las propias necesarias. 

Este sitio web utiliza las siguientes cookies de terceros:

  • Google Analytics: Almacena cookies para poder elaborar estadísticas sobre el tráfico y volumen de visitas de esta web. Al utilizar este sitio web está consintiendo el tratamiento de información acerca de usted por Google. Por tanto, el ejercicio de cualquier derecho en este sentido deberá hacerlo comunicando directamente con Google.
  • Redes sociales: Cada red social utiliza sus propias cookies para que usted pueda pinchar en botones del tipo Me gusta o Compartir.

 Notas adicionales

  • Ni esta web ni sus representantes legales se hacen responsables ni del contenido ni de la veracidad de las políticas de privacidad que puedan tener los terceros mencionados en esta política de cookies.
  • Los navegadores web son las herramientas encargadas de almacenar las cookies y desde este lugar debe efectuar su derecho a eliminación o desactivación de las mismas. Ni esta web ni sus representantes legales pueden garantizar la correcta o incorrecta manipulación de las cookies por parte de los mencionados navegadores.
  • En algunos casos es necesario instalar cookies para que el navegador no olvide su decisión de no aceptación de las mismas.
  • En el caso de las cookies de Google Analytics, esta empresa almacena las cookies en servidores ubicados en Estados Unidos y se compromete a no compartirla con terceros, excepto en los casos en los que sea necesario para el funcionamiento del sistema o cuando la ley obligue a tal efecto. Según Google no guarda su dirección IP. Google Inc. es una compañía adherida al Acuerdo de Puerto Seguro que garantiza que todos los datos transferidos serán tratados con un nivel de protección acorde a la normativa europea.
  • Para cualquier duda o consulta acerca de esta política de cookies no dude en comunicarse con nosotros a través de la sección de contacto.

Desactivación o eliminación de cookies

En cualquier momento podrá ejercer su derecho de desactivación o eliminación de cookies de este sitio web. Estas acciones se realizan de forma diferente en función del navegador que esté usando. 

TODAS LAS NOTICIAS
CIRCULO AHUMADA

TODAS  LAS NOTICIAS CIRCULO AHUMADA

FELICITACION NAVIDAD
  CIRCULO AHUMADA

CIRCULO AHUMADA FELICITA LA NAVIDAD

REVISTAS
CIRCULO AHUMADA

solo portada 175 WEB copia

VISITA VIRTUAL  MUSEO
GUARDIA  CIVIL

GC MUSEO

 
 

La reivindicación de una injusta justicia del alcalde de Alsasua

Pancarta Alsasua

Todos pedimos justicia ante los agravios, el pedir una justicia justa es una redundancia, no se entiende una justicia que no sea justa, otra cosa es que lo que determina y dictamina la Justicia ajustandose a las leyes, a los principios del Estado de Derecho, a las normas establecidad nos guste o no, el alcalde de Alsasua Javier Ollo pide una justicia justa para los agresores de dos guardias civiles y sus parejas, pero en realidad lo que está pidiendo este alcalde es la impunidad para los agresores, le pide a la justicia que sea injusta, es la contradicción de quienes, como el alcalde de Alsasua amparandose y proclamandose defensores del Estado de Dereho solo pretenden una justicia a la carta, una justicia parcial, una justicia favorable a sus pretensiones, en este caso favorable a los violentos, a los agresores de dos guardias civiles y de dos mujeres en Alsasua.

El pasado 9 de junio el alcalde de Alsasua reivindicaba en el diario Deia una justicia justa. Decía en su artículo Javier Ollo, que como “máximo responsable del Ayuntamiento de “Altsasu” me corresponde apuntar que la sentencia -al igual que cualquier otra decisión judicial- debe ser respetada”, esta afirmación la hacía según él como “máximo responsable "político" del Ayuntamiento”, para en la misma frase manifestar que esto “no obsta para que muestre mi contrariedad desde un punto de vista jurídico y "político"”, sólo conociendo al político y al partido al que representa, entenderemos la contradicción de sus afirmaciones.

Es un hecho que Geroa Bai es la marca navarra del PNV, y es un hecho la contradicción de las actuaciones del PNV a lo largo de su historia, la hipocresía de sus dirigentes, muchos conocemos la faceta recolectora del PNV, la expresión que hizo famosa Arzalluz de “unos agitan el árbol y otros recogen la nueces”, el alcalde Ollo sigue las enseñanzas y ha aprendido de sus mayores la hipocresía y la contradicción, y sobre todo la recolección.

La contradicción de quien asegura que la sentencia debe ser respetada, para arremeter contra ella y contra quienes la dictaron, para cuestionar incluso la actuación en este y en otros casos de la Audiencia Nacional, la hipocresía del representante político que manifiesta respetar la decisión judicial pero que muestra su desacuerdo con esas decisiones “desde un punto de vista político”

Dice el alcalde creer “en los principios en los que se sustenta cualquier Estado de Derecho”, y miente, porque precisamente él no demuestra ser de los que creen en esos principios a los que apela, ya que uno de esos principios es precisamente contra el que arremete, como alcalde, como político y como jurista, el principio de la Ley, el respeto, el acatamiento a las leyes y a las normas establecidas y el sometimiento a las decisiones de los tribunales, como uno de los principios fundamentales en cualquier Estado de derecho.

Mantiene en su artículo que lo hechos probados no son terrorismo y la sentencia le ha dado la razón, gritaron hasta desgañitarse, se manifestaron, hicieron marchas interminables por el pueblo hasta que les dolieron los pies, reivindicaron hasta el desfallecimiento en medios de comunicación que los “jóvenes” no eran terroristas, pero esto ya no es suficiente, ahora se trata de pedir que son inocentes a pesar de los hechos y a pesar de la sentencia que deja probada la agresión y el delito de odio hacia los guardias civiles y sus parejas.

Las agresiones a los guardias civiles y a sus parejas no serán terrorismo, pero muchas cosas de este caso nos han trasladado a tiempos no tan lejanos, vecinos apoyando a los agresores, instituciones que se ponen al lado y apoyan a los violentos abandonando a las víctimas, el vacio social al discordante, al  que no piensa igual, incluso el destierro forzoso de una familia acosada por el entorno más violento de Alsasua, pero sobre todo el odio, no es terrorismo pero algo nos recuerda a esa sociedad enferma, sometida a los violentos, al miedo, esa sociedad sin principios, carente de valores democráticos, esa es la sociedad a la que el alcalde de Alsasua ha decido representar, una vez más la historia del PNV, y de Geroa Bai, es su historia, una historia de perversión moral y perversión democrática.

Una perversión moral que pretende alterar el Estado de Derecho, la sociedad, la convivencia pretendiendo convertir las conductas violentas en legítimas, la perversión moral que pretende la indulgencia y la permisividad total de quienes han delinquido, de los agresores, de los violentos, de quienes generan e inducen al odio, una perversión moral que el alcalde acepta, permite y apoya.

Y en esa historia de perversión moral, el máximo representante del Ayuntamiento de Alsasua da un paso más cuando asegura que “tanto las personas denunciantes como las personas condenadas, junto a sus respectivas familias, lo están pasando realmente mal”, cuando al igualar a los agresores y a las víctimas asegura que él no es equidistante, y no es que sea equidistante, es que además usa el discurso de la doble moral a la que tan acostumbrados están algunos políticos, históricamente los de su partido en el País vasco, ahora también en Navarra.

Pero además es un mentiroso patológico al asegurar que “Hasta ahora los vecinos y vecinas de Alsasua se han manifestado de forma cívica y unitaria y así debe seguir siendo”. Mentiroso porque sabe que de forma unitaria no, parte de esa sociedad calla por miedo a los violentos, algo a lo que están acostumbrados en el entorno abertzale, por no decir etarra, otra parte es acosada, humillada, la familia de una de las victimas tiene que ser protegida pos las Fuerzas de Seguridad para evitar ser agredida, una familia que tiene que abandonar su casa, su pueblo, por denunciar las agresiones y ser valiente. Es una unidad ficiticia, una unidad que no es tal.

El señor Ollo además es un cínico al asegurar que “Esta unidad es también la que está acompañando la actuación del Ayuntamiento. No puede ser de otra forma. La ciudadanía no entendería que quienes ostentamos un cargo público de representación en su administración más cercana actuáramos de otra forma”. Un cínico por manifestar esto con total descaro, sin sentir vergüenza al decirlo, intentando ocultar el hecho de que una familia de su pueblo tiene que estar protegida contra el acoso y las agresiones de los violentos, una familia que se enfrenta al rechazo y al odio, que tiene que abandonar su pueblo y a la que su alcalde nunca ha visitado, a la que nunca ha preguntado cómo se encuentran sus miembros, mientras usa su cargo y la institución que representa para reunirse, preocuparse y apoyar a las familias de los violentos, de los agresores.

Mantiene que “la proporcionalidad en la actuación judicial es sinónimo de justicia”, es lo mismo que pensamos y pedimos el resto de los mortales, menos violentos que los agresores juzgados y condenados, menos incoherentes que el alcalde, el señor añcalde de Alsasua pervierte el concepto de justicia cuando inmediatamente después asegura que la reivindicación de la proporcionalidad de la actuación judicial “hoy la simboliza el pueblo de Alsasua”, cuando la realidad es que hoy el pueblo de Alsasua es sinónimo del discurso del odio.

Antonio Mancera Cárdenas

WEBS RECOMENDADAS

logo gc copia22

logoministeriodefensa

pronunciamimnetos militares2

logo policia

logodiaper

grandes batallas

MONASTERIO TEJEDALogo esencia de Españaz

Comunicación audiovisual Tomás Ortiz

logo cabanas valle cabriel color
logo balneario concepcion color
OPF Investigation logo graciela LOGO Cian Aqua 1 e mas

 

 

Suscripción al Boletín de Noticias de Benemérita al Día