¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Una cookie es un pequeño fichero de texto que se almacena en su navegador cuando visita casi cualquier página web. Su utilidad es que la web sea capaz de recordar su visita cuando vuelva a navegar por esa página. Las cookies suelen almacenar información de carácter técnico, preferencias personales, personalización de contenidos, estadísticas de uso, enlaces a redes sociales, acceso a cuentas de usuario, etc. El objetivo de la cookie es adaptar el contenido de la web a su perfil y necesidades, sin cookies los servicios ofrecidos por cualquier página se verían mermados notablemente.

Cookies utilizadas en este sitio web

Siguiendo las directrices de la Agencia Española de Protección de Datos procedemos a detallar el uso de cookies que hace esta web con el fin de informarle con la máxima exactitud posible.

Este sitio web utiliza las siguientes cookies propias:

  • De sesión, para garantizar que los usuarios que escriban comentarios en el blog sean humanos y no aplicaciones automatizadas. De esta forma se combate el spam.
  • Locales, para conservar por ejemplo los datos del proceso de reserva de pista (aplicación actualmente en construcción).
  • De Cookies, para gestionar el sistema de cookies según la elección del usuario en el banner de aceptación de todas las cookies o solo las propias necesarias. 

Este sitio web utiliza las siguientes cookies de terceros:

  • Google Analytics: Almacena cookies para poder elaborar estadísticas sobre el tráfico y volumen de visitas de esta web. Al utilizar este sitio web está consintiendo el tratamiento de información acerca de usted por Google. Por tanto, el ejercicio de cualquier derecho en este sentido deberá hacerlo comunicando directamente con Google.
  • Redes sociales: Cada red social utiliza sus propias cookies para que usted pueda pinchar en botones del tipo Me gusta o Compartir.

 Notas adicionales

  • Ni esta web ni sus representantes legales se hacen responsables ni del contenido ni de la veracidad de las políticas de privacidad que puedan tener los terceros mencionados en esta política de cookies.
  • Los navegadores web son las herramientas encargadas de almacenar las cookies y desde este lugar debe efectuar su derecho a eliminación o desactivación de las mismas. Ni esta web ni sus representantes legales pueden garantizar la correcta o incorrecta manipulación de las cookies por parte de los mencionados navegadores.
  • En algunos casos es necesario instalar cookies para que el navegador no olvide su decisión de no aceptación de las mismas.
  • En el caso de las cookies de Google Analytics, esta empresa almacena las cookies en servidores ubicados en Estados Unidos y se compromete a no compartirla con terceros, excepto en los casos en los que sea necesario para el funcionamiento del sistema o cuando la ley obligue a tal efecto. Según Google no guarda su dirección IP. Google Inc. es una compañía adherida al Acuerdo de Puerto Seguro que garantiza que todos los datos transferidos serán tratados con un nivel de protección acorde a la normativa europea.
  • Para cualquier duda o consulta acerca de esta política de cookies no dude en comunicarse con nosotros a través de la sección de contacto.

Desactivación o eliminación de cookies

En cualquier momento podrá ejercer su derecho de desactivación o eliminación de cookies de este sitio web. Estas acciones se realizan de forma diferente en función del navegador que esté usando. 

TODAS LAS NOTICIAS
CIRCULO AHUMADA

TODAS  LAS NOTICIAS CIRCULO AHUMADA

FELICITACION NAVIDAD
  CIRCULO AHUMADA

CIRCULO AHUMADA FELICITA LA NAVIDAD

REVISTAS
CIRCULO AHUMADA

solo portada 175 WEB copia

VISITA VIRTUAL  MUSEO
GUARDIA  CIVIL

GC MUSEO

 
 

Nadie hablará de Aralar cuando haya muerto

Patxi Zabaleta

Es un hecho: la formación abertzale Aralar, especialmente implantada en Navarra, ha cumplido su ciclo histórico, por lo que únicamente le resta el capítulo funerario de su disolución; previsto como congreso de despedida del partido en diciembre próximo. Ulteriormente sus militares se integrarán en la coalición EH Bildu de la que la entidad ya forma parte.

Patxi Zabaleta, su alma mater y cerebro gris del mundo abertzale, ha declarado que tal decisión es el fruto maduro de la conquista de dos objetivos políticos: que la autodenominada izquierda abertzale haya admitido los derechos humanos y la existencia en su seno de corrientes de opinión. No obstante, a pesar de tal triunfalismo, desde esta tribuna negamos la veracidad de ambas razones.

En primer lugar, la izquierda abertzale “oficial”, que Zabaleta se empeña en denominar ahora como “civil” -en contraste con la dirección y organización “militar” que le caracterizó durante décadas bajo el amparo de ETA- ha aceptado los derechos humanos únicamente cuando le ha convenido “tácticamente” y con la boca pequeña. De haberlos aceptados plenamente, habría colaborado en el esclarecimiento de los más de 300 asesinatos perpetrados por miembros de sus aparatos terroristas y que todavía están pendientes de resolución. Derechos humanos para todos, ¿o no?

En segundo lugar, los miembros de Aralar se integrarán en EH Bildu a título individual; no como corriente. Si conforme los novísimos estatutos de la coalición es posible la concurrencia de partidos, corrientes e independientes, ¿por qué no lo hacen? Pues muy sencillo: se sienten muy cómodos regresando a “casa”. Ya era hora. Máscaras fuera.

Debemos preguntarnos, entonces, si ambas premisas son falsas, ¿por qué se disuelve realmente Aralar?

Se impone una única respuesta: por haber cumplido su finalidad real; no las alegadas cara a la galería.

Aralar surge en un momento –mediados del año 2001- en que la “izquierda abertzale” en su expresión partidaria era ilegalizada por su imbricación con ETA; banda que todavía no se ha disuelto y que, por el contrario, permanece operativa cumpliendo funciones muy precisas. Por ejemplo, la expulsión de militantes díscolos a la tesis mayoritaria, caso del navarro Patxi Ruiz, condenado por el asesinato de Tomás Caballero, quien acusa a la banda de “liquidacionista”.

Además de proporcionar un refugio y fachada legal a los sectores más posibilistas y transformistas de la izquierda abertzale en una fase convulsa y crítica, cumplió otro papel fundamental: reorganizar al conjunto de las fuerzas separatistas en Navarra, por medio de su tránsito por Nafarroa Bai, hasta recalar finalmente en EH Bildu; lo que proporcionó un gran margen de maniobra a esos sectores posibilistas abertzales en su empeño de configurar un nuevo mapa político en Navarra, apuntalando a un casi inexistente PNV y agrupando “progresistas” de diversas procedencias y sensibilidades. De este modo se pasó, finalmente, de contar con una gran fuerza abertzale –Herri Batasuna- y dos fuerzas residuales (EA y PNV) a la existencia de dos grandes polos separatistas –EH Bildu y Geroa Bai- capaces de atraer sectores progresistas hasta entonces renuentes a las posturas netamente abertzales a causa del impacto emocional que venía causando la violencia terrorista.

Patxi Zabaleta siempre reconoció que la opción de Aralar por la paz era táctica (Gara, 11 de julio de 2001) y no estratégica: es decir, en esos momentos era conveniente marcar distancias con el terrorismo afín, pues no favorecía el subsiguiente juego político. Semejante ambigüedad moral –el rechazo oportunista de “la violencia” por cuestiones “técnicas” y no estrictamente morales, es además perfectamente coherente con el hecho de que su despacho profesional acogiera a un criminal convicto, confeso y orgulloso: Vicente (ahora, Bixente) Nazábal Auzmendi, uno de los asesinos de Jesús Ulayar Liciaga en 1979.

Recordemos, por último, que Aralar se venía arrogando otros méritos: haber efectuado una elaboración ideológica novedosa, estudiar y adaptar en “Euskadi” el ecosocialismo europeo alternativo al post-comunismo, etc. Pues bien: nada de todo ello era sincero. Y los hechos lo acreditan: su objetivo era, es y siempre será el fortalecimiento de la “izquierda abertzale”.

ETA no se ha disuelto y, aunque lo haga, “algo” o “alguien” cumplirán sus ineludibles funciones rectoras de todo el MLNV, chicos/as de Aralar incluidos/as; pues a éstos/as, a título individual, en un conjunto organizativo monolítico, autocontrolado y regido por el centralismo democrático, no les queda otra que obedecer y currar si quieren salir en la foto; en cualquier foto.

Para algunos analistas, la desaparición de Aralar implicaría que el panorama político del País Vasco y Navarra –tan atravesado de siglas, coaliciones y plataformas- se aclararía un poco. Pero lo totalmente cierto es que este hecho no cambia nada que ya no estuviera por completo en marcha.

El hecho objetivo es que la izquierda abertzale –ya sin adjetivos como “oficial”, “civil”, etc.- sale reforzada al recuperar y consolidar un liderazgo ya indiscutible del “bloque” y absorber -todavía más- a los grupos satelizados de EA, Alternatiba y los “independientes”.

Éste es el balance histórico de Patxi Zabaleta y sus gentes: cinismo personal, hipocresía colectiva, juegos dialécticos y adhesión inquebrantable al proyecto global de ETA; que no es otro que el de la izquierda abertzale. En suma: lobos con piel de corderos.

Sila Félix

WEBS RECOMENDADAS

logo gc copia22

logoministeriodefensa

pronunciamimnetos militares2

logo policia

logodiaper

grandes batallas

MONASTERIO TEJEDALogo esencia de Españaz

Comunicación audiovisual Tomás Ortiz

logo cabanas valle cabriel color
logo balneario concepcion color
OPF Investigation logo graciela LOGO Cian Aqua 1 e mas

 

 

Suscripción al Boletín de Noticias de Benemérita al Día