¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Una cookie es un pequeño fichero de texto que se almacena en su navegador cuando visita casi cualquier página web. Su utilidad es que la web sea capaz de recordar su visita cuando vuelva a navegar por esa página. Las cookies suelen almacenar información de carácter técnico, preferencias personales, personalización de contenidos, estadísticas de uso, enlaces a redes sociales, acceso a cuentas de usuario, etc. El objetivo de la cookie es adaptar el contenido de la web a su perfil y necesidades, sin cookies los servicios ofrecidos por cualquier página se verían mermados notablemente.

Cookies utilizadas en este sitio web

Siguiendo las directrices de la Agencia Española de Protección de Datos procedemos a detallar el uso de cookies que hace esta web con el fin de informarle con la máxima exactitud posible.

Este sitio web utiliza las siguientes cookies propias:

  • De sesión, para garantizar que los usuarios que escriban comentarios en el blog sean humanos y no aplicaciones automatizadas. De esta forma se combate el spam.
  • Locales, para conservar por ejemplo los datos del proceso de reserva de pista (aplicación actualmente en construcción).
  • De Cookies, para gestionar el sistema de cookies según la elección del usuario en el banner de aceptación de todas las cookies o solo las propias necesarias. 

Este sitio web utiliza las siguientes cookies de terceros:

  • Google Analytics: Almacena cookies para poder elaborar estadísticas sobre el tráfico y volumen de visitas de esta web. Al utilizar este sitio web está consintiendo el tratamiento de información acerca de usted por Google. Por tanto, el ejercicio de cualquier derecho en este sentido deberá hacerlo comunicando directamente con Google.
  • Redes sociales: Cada red social utiliza sus propias cookies para que usted pueda pinchar en botones del tipo Me gusta o Compartir.

 Notas adicionales

  • Ni esta web ni sus representantes legales se hacen responsables ni del contenido ni de la veracidad de las políticas de privacidad que puedan tener los terceros mencionados en esta política de cookies.
  • Los navegadores web son las herramientas encargadas de almacenar las cookies y desde este lugar debe efectuar su derecho a eliminación o desactivación de las mismas. Ni esta web ni sus representantes legales pueden garantizar la correcta o incorrecta manipulación de las cookies por parte de los mencionados navegadores.
  • En algunos casos es necesario instalar cookies para que el navegador no olvide su decisión de no aceptación de las mismas.
  • En el caso de las cookies de Google Analytics, esta empresa almacena las cookies en servidores ubicados en Estados Unidos y se compromete a no compartirla con terceros, excepto en los casos en los que sea necesario para el funcionamiento del sistema o cuando la ley obligue a tal efecto. Según Google no guarda su dirección IP. Google Inc. es una compañía adherida al Acuerdo de Puerto Seguro que garantiza que todos los datos transferidos serán tratados con un nivel de protección acorde a la normativa europea.
  • Para cualquier duda o consulta acerca de esta política de cookies no dude en comunicarse con nosotros a través de la sección de contacto.

Desactivación o eliminación de cookies

En cualquier momento podrá ejercer su derecho de desactivación o eliminación de cookies de este sitio web. Estas acciones se realizan de forma diferente en función del navegador que esté usando. 

TODAS LAS NOTICIAS
CIRCULO AHUMADA

TODAS  LAS NOTICIAS CIRCULO AHUMADA

FELICITACION NAVIDAD
  CIRCULO AHUMADA

CIRCULO AHUMADA FELICITA LA NAVIDAD

REVISTAS
CIRCULO AHUMADA

solo portada 175 WEB copia

VISITA VIRTUAL  MUSEO
GUARDIA  CIVIL

GC MUSEO

 
 

No comparecer, ausentarse o desatender un servicio

gabrielaEn la Ley Orgánica 12/2007, de 22 de octubre, del Régimen Disciplinario de la Guardia Civil, se encuentra tipificada a tres niveles una sola conducta, cual es la de no comparecer, ausentarse o desatender un servicio. Es decir, la misma conducta puede abarcar, hasta tres niveles de gravedad (los únicos tres recogidos en la ley: muy grave, grave y leve). La recogida en el 7.12 se diferencia de la del art. 8.10, en que para ser considerada falta muy grave, el servicio desatendido ha de haber sido, por su naturaleza y circunstancias, de especial relevancia, debiendo ser apreciada tal suerte de relevancia en función de la naturaleza y circunstancias del servicio (STS 4544/2015, de 29 de octubre).

Por otro lado, nos encontramos con que igualmente, esta conducta puede llegar a suponer una falta leve, dado que en el art. 9.2 de mismo cuerpo legal vuelve a citarse como falta disciplinaria una conducta disciplinaria consistente en desatender un servicio. Reza el art. 9.2 de la siguiente manera: “La incomparecencia a prestar un servicio, la ausencia de él, la desatención o la colocación en la situación de no ser localizado para prestarlo”.

Resulta curioso cómo el legislador abarca entre las leves, una conducta como la del art. 9.2: “la colocación en la situación de no ser localizado para prestarlo”, refiriéndose al modo en que se puede llegar a ejecutar la acción de desatención del servicio. A juicio de sentido común, un modo cuanto menos, grave.

Habremos de estar por tanto, al transcurrir de los acontecimientos para atenernos a la posible calificación de la conducta como leve, grave o muy grave, considerando los matices incluidos por el legislador, como criterios diferenciadores entre los distintos niveles de gravedad. La naturaleza, fundamento y extensión de estos matices, habrán de ser estudiados de acuerdo a lo dispuesto en la doctrina sentada por nuestros tribunales.

Al hilo de lo anterior, la Sentencia de la Sala 5ª de lo Militar del Tribunal Supremo nº 1996/2011, de 11 de marzo destaca el hecho de la falta de distinción entre la conducta reprochada en el art. 8.10 y el 9.2, es decir, entre la grave y leve respectivamente, dada la similitud en la redacción de ambos artículos. Mientras el art. 9.2 habla de la incomparecencia, el art. 8.10 habla de no prestar un servicio. Por tanto, no cabe la diferenciación, la cual sin embargo, habrá de encontrarse entre la gravedad de las conductas sancionadas, tal y como argumenta el tribunal. Del mismo modo: “La ausencia de datos distintivos en la distinción típica de ambas faltas obliga a delimitar y determinar el correcto encaje de la conducta antidisciplinaria en cada caso, en función de las circunstancias del hecho y del autor así como de la clase de servicio de que se trate y la perturbación producida por la conducta del autor".

Como afirma igualmente la STS 4544/2015, de 29 de octubre: “Ello requerirá en cada supuesto indagar, entre otros extremos, tanto sobre la relevancia -no "especial", obviamente- que corresponda al servicio de que se trate, apreciada en función de la naturaleza y circunstancias de éste, como en el dolo, o clase de negligencia con que se hubiere comportado el sujeto obligado a desempeñar aquel servicio; así como en el grado de afectación o perjuicio -real o potencial- que, eventualmente, se hubiere ocasionado.

En definitiva, la incardinación típica de las conductas aludidas habrá de subsumirse, en uno u otro precepto, en razón de la específica entidad antidisciplinaria que la acción presente. Es decir en la gravedad de aquella, apreciada en función de los criterios de relevancia no "especial" del servicio desatendido, dada su naturaleza y circunstancias; en el dolo o clase de negligencia concurrentes en el comportamiento del agente; y en la afectación o perjuicio -real o potencial- causado a dicho servicio. Habrá de ser, por tanto, la ponderación de los términos y parámetros expuestos la determinante, en cada caso, de la incardinación típica de la conducta enjuiciada».

Por otra parte, bien jurídico protegido por la falta lo es el servicio en su consideración de actividad desempeñada por los miembros de la Guardia Civil en el cumplimiento de las funciones que el

ordenamiento jurídico asigna a este Cuerpo. En este sentido, recordar las obligaciones que les son conferidas a través de la Ley Orgánica 2/1986, de 13 de marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, así como la Ley 11/2007, de 22 de marzo, reguladora de los derechos y deberes de los miembros de la Guardia Civil.

En los tres casos, es decir, en la modalidad muy grave, grave y leve, el bien jurídico protegido es el mismo, a saber, de forma concreta o específica, el interés del servicio considerado en sí mismo -y más propia o precisamente la correcta y adecuada prestación o ejecución del mismo es decir su funcionalidad-, y de modo amplio o genérico la preservación de la disciplina en cuanto que el mantenimiento de la misma resulta esencial para el adecuado cumplimiento de las funciones que corresponde desempeñar a los miembros del Cuerpo de la Guardia Civil, de naturaleza y estructura incuestionablemente militares, disponiendo a tal efecto el artículo 16 de la Ley Orgánica 11/2007, de 22 de octubre , reguladora de los derechos y deberes de los miembros de la Guardia Civil, que los miembros de la Guardia Civil: “deberán adecuar su actuación profesional a los principios de disciplina, jerarquía y subordinación …". En definitiva, es el eficaz o eficiente cumplimiento del servicio y, por ende, y de manera mediata, de las misiones que el artículo 104.1 de la Constitución encomienda a las Fuerzas y Cuerpos de seguridad, lo que en estos tipos disciplinarios resulta objeto de tuición.

El servicio, tal y como recuerda el Tribunal Supremo (STS 2610/2014, de 18 de junio), solo se cumple cuando se permanece en el mismo durante el tiempo requerido y se desarrolla la actividad que el mismo exige, de forma que la falta de alguna de estas dos circunstancias, da lugar al abandono del mismo. Es evidente que la mayor y más grave falta de permanencia es la no concurrencia inicial al punto asignado para prestarlo, por lo que en el caso de un retraso, como es el presente, habrá que estar a las circunstancias de los hechos y del autor para diferenciar si la infracción que ha cometido debe ser calificada y corregida como autor de falta leve o grave.

En resumen, la falta consistente en no comparecer, ausentarse o desatender un servicio consiste en una de esas faltas para las que en la práctica, habrá que estar sobre todo a cómo se han desarrollado los acontecimientos y su repercusión real en el bien jurídico que esta protege, toda vez que como toda falta, comprende la imposición de una sanción para la cual, a su vez, habrá que estarse en todo momento, al tan respetado y superior principio de proporcionalidad.

Graciela Rodríguez Pérez - Abogado

https://gracielarodriguezblog.wordpress.com/

WEBS RECOMENDADAS

logo gc copia22

logoministeriodefensa

pronunciamimnetos militares2

logo policia

logodiaper

grandes batallas

MONASTERIO TEJEDALogo esencia de Españaz

Comunicación audiovisual Tomás Ortiz

logo cabanas valle cabriel color
logo balneario concepcion color
OPF Investigation logo graciela LOGO Cian Aqua 1 e mas

 

 

Suscripción al Boletín de Noticias de Benemérita al Día