¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Una cookie es un pequeño fichero de texto que se almacena en su navegador cuando visita casi cualquier página web. Su utilidad es que la web sea capaz de recordar su visita cuando vuelva a navegar por esa página. Las cookies suelen almacenar información de carácter técnico, preferencias personales, personalización de contenidos, estadísticas de uso, enlaces a redes sociales, acceso a cuentas de usuario, etc. El objetivo de la cookie es adaptar el contenido de la web a su perfil y necesidades, sin cookies los servicios ofrecidos por cualquier página se verían mermados notablemente.

Cookies utilizadas en este sitio web

Siguiendo las directrices de la Agencia Española de Protección de Datos procedemos a detallar el uso de cookies que hace esta web con el fin de informarle con la máxima exactitud posible.

Este sitio web utiliza las siguientes cookies propias:

  • De sesión, para garantizar que los usuarios que escriban comentarios en el blog sean humanos y no aplicaciones automatizadas. De esta forma se combate el spam.
  • Locales, para conservar por ejemplo los datos del proceso de reserva de pista (aplicación actualmente en construcción).
  • De Cookies, para gestionar el sistema de cookies según la elección del usuario en el banner de aceptación de todas las cookies o solo las propias necesarias. 

Este sitio web utiliza las siguientes cookies de terceros:

  • Google Analytics: Almacena cookies para poder elaborar estadísticas sobre el tráfico y volumen de visitas de esta web. Al utilizar este sitio web está consintiendo el tratamiento de información acerca de usted por Google. Por tanto, el ejercicio de cualquier derecho en este sentido deberá hacerlo comunicando directamente con Google.
  • Redes sociales: Cada red social utiliza sus propias cookies para que usted pueda pinchar en botones del tipo Me gusta o Compartir.

 Notas adicionales

  • Ni esta web ni sus representantes legales se hacen responsables ni del contenido ni de la veracidad de las políticas de privacidad que puedan tener los terceros mencionados en esta política de cookies.
  • Los navegadores web son las herramientas encargadas de almacenar las cookies y desde este lugar debe efectuar su derecho a eliminación o desactivación de las mismas. Ni esta web ni sus representantes legales pueden garantizar la correcta o incorrecta manipulación de las cookies por parte de los mencionados navegadores.
  • En algunos casos es necesario instalar cookies para que el navegador no olvide su decisión de no aceptación de las mismas.
  • En el caso de las cookies de Google Analytics, esta empresa almacena las cookies en servidores ubicados en Estados Unidos y se compromete a no compartirla con terceros, excepto en los casos en los que sea necesario para el funcionamiento del sistema o cuando la ley obligue a tal efecto. Según Google no guarda su dirección IP. Google Inc. es una compañía adherida al Acuerdo de Puerto Seguro que garantiza que todos los datos transferidos serán tratados con un nivel de protección acorde a la normativa europea.
  • Para cualquier duda o consulta acerca de esta política de cookies no dude en comunicarse con nosotros a través de la sección de contacto.

Desactivación o eliminación de cookies

En cualquier momento podrá ejercer su derecho de desactivación o eliminación de cookies de este sitio web. Estas acciones se realizan de forma diferente en función del navegador que esté usando. 

TODAS LAS NOTICIAS
CIRCULO AHUMADA

TODAS  LAS NOTICIAS CIRCULO AHUMADA

FELICITACION NAVIDAD
  CIRCULO AHUMADA

CIRCULO AHUMADA FELICITA LA NAVIDAD

REVISTAS
CIRCULO AHUMADA

solo portada 175 WEB copia

VISITA VIRTUAL  MUSEO
GUARDIA  CIVIL

GC MUSEO

 
 

GUARDAR Y HACER GUARDAR

constitucion-espanola

La Ley Orgánica 5/1985 del Régimen Electoral General, establece en su artículo 108.8:

“En el momento de tomar posesión y para adquirir la plena condición de sus cargos, los candidatos electos deben jurar o prometer acatamiento a la Constitución, así como cumplimentar los demás requisitos previstos en las leyes o reglamentos respectivos”

El real Decreto 707/1979 de 5 de abril, determina la fórmula de juramento o promesa para la toma de posesión de cargos o funciones públicas, estableciendo en su artículo 1:

“En el acto de toma de posesión de cargos o funciones públicas en la Administración, quien haya de dar posesión formulará al designado la siguiente pregunta:

1208296801_850215_0000000000_sumario_normal

¿Juráis o prometéis por vuestra conciencia y honor cumplir fielmente las obligaciones de (cargo), con lealtad al Rey y guardar y hacer guardar la Constitución, como norma fundamental del Estado?

Esta pregunta será contestada por quien haya de tomar posesión con una simple afirmativa.

Resulta curioso constatar como los señores Magistrados del Tribunal Constitucional interpretan lo que es una simple afirmativa, pues en una misma sentencia, la 119/1990 afirman, por una parte:

“Para tener por cumplido el requisito legal de prestación de juramento o promesa de acatamiento a la Constitución no bastaría solo con emplear la forma ritual, sino emplearla, además, sin acompañarla de cláusulas o expresiones que de una u otra forma, vacíen, limiten o condicionen su sentido propio, sea cual sea la justificación invocada para ello”

Para más tarde aclarar en lo que, con el debido respeto a tan alto tribunal, cualquier hispano parlante llamaría un claro “pasteleo”:

“La fórmula de juramento o promesa no es incompatible con adiciones que no supongan su incumplimiento”.

Si, en vez de a la letra de la sentencia, nos atenemos a la Gramática española, cada vez más maltratada, una simple afirmativa es sí prometo o sí juro.

Todo lo anterior trata de demostrar cómo, una vez más, los que no respetan el orden vuelven a ganar la partida; pues el acto de jura de la Constitución no tiene otro objeto que dar solemnidad a un acto, mediante un compromiso público de algo que, cada uno en privado, tiene como obligación, el acatamiento a la Constitución. Si ello no fuera así a ningún conductor se le permitiría ponerse al volante sin haber jurado solemnemente cumplir el Código de la circulación, se da por hecho que todo el mundo debe cumplirlo y si no será corregido conforme a la legislación vigente. Lo mismo cabe decir en su ámbito con otras leyes o preceptos.

Constitucional

Todo ello demuestra el poco valor, en estos tiempos de relativismo moral, de cualquier compromiso que se rompe, a las primeras de cambio, haya o no un juramento o promesa de por medio. Tiempo hubo en que un simple apretón de manos era mayor garantía que resmas y resmas de contrato.

En una profesión, la militar que fue y debiera seguir siendo de caballeros, cualquier compromiso que adquieren sus miembros tendría valor de ley; quizá por ello un Ministro de Defensa estableció para determinados mandos militares la misma obligatoriedad que hemos señalado al principio para la toma de posesión de cualquier cargo público, olvidando que todo el que accede al mando o dirección de una Unidad, Centro u Organismo de la estructura militar, juró, en su día, ante algo tan sagrado como la Bandera de la Patria, según una fórmula que ha ido variando en el tiempo, pero que, en cualquier caso obliga a guardar y hacer guardar la Constitución, mientras ordenadamente no se cambie.

En cuanto a lo de hacer guardar, sin que ello justifique que los sigamos, tenemos permanentemente claros ejemplos de su incumplimiento. Empecemos por el título preliminar, o mejor aún por el Real Decreto 2964/1983, de 30 de noviembre por el que se establece el “Día de la Constitución”, que en su artículo 2º dice:

“Las Instituciones del Estado de ámbito nacional o territorial, conmemorarán con la mayor solemnidad y con actos públicos el “Día de la Constitución” en la forma que establezcan sus órganos de gobierno y dirección”.

¿Alguien ha presenciado algún acto público que no sea el que se celebra en las Cortes y al que no asisten de forma continuada los representantes de varias autonomías?

Banderas_autonomicas_sede_Senado

¿Se han tomado alguna vez medidas contra ellos? Pruebe algún particular a infligir cualquier disposición de rango menor y verá como sobre él cae, con toda justicia, el peso de la Ley.

En cuanto al título preliminar, reza en su artículo 3º.1:

“El castellano es la lengua española oficial del Estado. Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla”

Ni se exige el cumplimiento del deber de conocerla, al haberse delegado las competencias en educación, con claro incumplimiento de las normas generales que incluyan en los planes de estudio la enseñanza de este idioma, ni se respeta el derecho a usarla, llegándose a imponer multas por hacerlo.

Sigue el mismo artículo en su punto 2:

“Las demás lenguas españolas serán también oficiales en las respectivas Comunidades Autónomas de acuerdo con sus Estatutos”

Por tanto, fuera de esas Comunidades Autónomas, no cabe el uso de otras lenguas, habiéndose llegado en el incumplimiento de hacer guardar la Constitución a establecer traductores nada menos que en el Senado español, la cámara alta de representación de los españoles, para traducir de una lengua que nose puede usar en fuera de su ámbito a otra en las mismas circunstancias, entre dos españoles que, no lo olvidemos tienen el deber de conocer la lengua común.

Podríamos poner muchos más ejemplos de vulneración flagrante del ordenamiento constitucional, pero vamos a cerrar con algo que a los militares duele especialmente, lo referente a la Bandera de España.

El artículo 4º, después de definir en su primer punto cuál es la bandera de España, sin especificar Escudo alguno, objeto de una Ley posterior, pasa en su punto 2 a afirmar:

2014060811074087275

“los Estatutos podrán reconocer banderas y enseñas propias de las Comunidades Autónomas. Éstas se utilizarán junto a la bandera de España en sus edificios públicos y en sus actos oficiales”

Pues bien, no solo se ha permitido reiteradamente la ausencia de la enseña nacional junto a las elegidas por los distintos estatutos, sino que ha habido algún Presidente del Gobierno de España que ha recibido a los representantes de alguna comunidad con la respectiva bandera estatutaria ondeando en el Palacio de la Moncloa.

¿Alguien ha exigido responsabilidades?

Coronel de Infantería (R.) Juan Ignacio Salafranca Álvarez

https://generaldavila.wordpress.com/2016/04/20/guardar-y-hacer-guardar-coronel-de-infanteria-r-juan-ignacio-salafranca-alvarez/

WEBS RECOMENDADAS

logo gc copia22

logoministeriodefensa

pronunciamimnetos militares2

logo policia

logodiaper

grandes batallas

MONASTERIO TEJEDALogo esencia de Españaz

Comunicación audiovisual Tomás Ortiz

logo cabanas valle cabriel color
logo balneario concepcion color
OPF Investigation logo graciela LOGO Cian Aqua 1 e mas

LOGO BLOG

 

Suscripción al Boletín de Noticias de Benemérita al Día