¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Una cookie es un pequeño fichero de texto que se almacena en su navegador cuando visita casi cualquier página web. Su utilidad es que la web sea capaz de recordar su visita cuando vuelva a navegar por esa página. Las cookies suelen almacenar información de carácter técnico, preferencias personales, personalización de contenidos, estadísticas de uso, enlaces a redes sociales, acceso a cuentas de usuario, etc. El objetivo de la cookie es adaptar el contenido de la web a su perfil y necesidades, sin cookies los servicios ofrecidos por cualquier página se verían mermados notablemente.

Cookies utilizadas en este sitio web

Siguiendo las directrices de la Agencia Española de Protección de Datos procedemos a detallar el uso de cookies que hace esta web con el fin de informarle con la máxima exactitud posible.

Este sitio web utiliza las siguientes cookies propias:

  • De sesión, para garantizar que los usuarios que escriban comentarios en el blog sean humanos y no aplicaciones automatizadas. De esta forma se combate el spam.
  • Locales, para conservar por ejemplo los datos del proceso de reserva de pista (aplicación actualmente en construcción).
  • De Cookies, para gestionar el sistema de cookies según la elección del usuario en el banner de aceptación de todas las cookies o solo las propias necesarias. 

Este sitio web utiliza las siguientes cookies de terceros:

  • Google Analytics: Almacena cookies para poder elaborar estadísticas sobre el tráfico y volumen de visitas de esta web. Al utilizar este sitio web está consintiendo el tratamiento de información acerca de usted por Google. Por tanto, el ejercicio de cualquier derecho en este sentido deberá hacerlo comunicando directamente con Google.
  • Redes sociales: Cada red social utiliza sus propias cookies para que usted pueda pinchar en botones del tipo Me gusta o Compartir.

 Notas adicionales

  • Ni esta web ni sus representantes legales se hacen responsables ni del contenido ni de la veracidad de las políticas de privacidad que puedan tener los terceros mencionados en esta política de cookies.
  • Los navegadores web son las herramientas encargadas de almacenar las cookies y desde este lugar debe efectuar su derecho a eliminación o desactivación de las mismas. Ni esta web ni sus representantes legales pueden garantizar la correcta o incorrecta manipulación de las cookies por parte de los mencionados navegadores.
  • En algunos casos es necesario instalar cookies para que el navegador no olvide su decisión de no aceptación de las mismas.
  • En el caso de las cookies de Google Analytics, esta empresa almacena las cookies en servidores ubicados en Estados Unidos y se compromete a no compartirla con terceros, excepto en los casos en los que sea necesario para el funcionamiento del sistema o cuando la ley obligue a tal efecto. Según Google no guarda su dirección IP. Google Inc. es una compañía adherida al Acuerdo de Puerto Seguro que garantiza que todos los datos transferidos serán tratados con un nivel de protección acorde a la normativa europea.
  • Para cualquier duda o consulta acerca de esta política de cookies no dude en comunicarse con nosotros a través de la sección de contacto.

Desactivación o eliminación de cookies

En cualquier momento podrá ejercer su derecho de desactivación o eliminación de cookies de este sitio web. Estas acciones se realizan de forma diferente en función del navegador que esté usando. 

TODAS LAS NOTICIAS
CIRCULO AHUMADA

TODAS  LAS NOTICIAS CIRCULO AHUMADA

FELICITACION NAVIDAD
  CIRCULO AHUMADA

CIRCULO AHUMADA FELICITA LA NAVIDAD

REVISTAS
CIRCULO AHUMADA

solo portada 175 WEB copia

VISITA VIRTUAL  MUSEO
GUARDIA  CIVIL

GC MUSEO

 
 

CUANDO SE ACABA CON EL PRINCIPIO DE AUTORIDAD Y CON EL PRINCIPIO DE LEGALIDAD, SE ESTABLECE EL CAOS

salou-manteros

Cada vez tengo más claro que lo que están pretendiendo es que se pierda el principio de autoridad, y así algunos saltarse el principio de legalidad, todo esto orquestado para llegar y sumirnos en el caos.

Viendo los últimos sucesos, en que los manteros agreden a policías cuando estos están ejerciendo su trabajo, en que policías tienen que mirar hacia otro lado cuando ven una acampada ilegal junto al Ayuntamiento, tienen que cruzarse de brazos cuando sus vehículos son pintados con frases despectivas, donde los ocupas se erigen en referentes morales y son propuestos para recibir un premio a su falta de respeto a la propiedad privada, y recibir espacios públicos que nos pertenecen a todos, hechos ocurridos en Barcelona y Madrid entre otros lugares o cuando los manteros ilegales se permiten el lujo de agredir a los Mossos en Salou y los dirigentes políticos en unos casos y policiales dependientes y agradecidos al poder político en otros, ordenan no detener al agresor del compañero, es cuándo me imagino un escenario de verdadero caos en el que cada uno puede hacer lo que quiera, donde nadie tiene obligaciones, donde solo unos pocos tienen derechos, donde la policía no solo es cuestionada, sino agredida y atacada, donde nadie respeta a nadie, sin temer a las represalias.

Sí, se está perdiendo el principio de autoridad, uno de los factores fundamentales que sustenta el estado de derecho y el sistema democrático, que hace que hagamos pleno uso de nuestro derecho al ejercicio de las libertades, pero también nos obliga a que observemos un estricto respeto al derecho del resto de ciudadanos a vivir en paz y con garantías para su integridad física y para su propiedad. Y una sociedad donde no existe el principio de autoridad, es una sociedad donde se ha instaurado el principio del caos.

Hoy, algunos dirigentes políticos, municipales y autonómicos, intentando favorecer de forma sectaria a quienes les han aupado al poder, han impuesto su voluntad contra la ley, azuzando a delincuentes contra la policía, criminalizándola, cuestionando todas y cada una de las actuaciones policiales contra colectivos concretos, intentando vender que la Policía es el verdadero enemigo de la sociedad y no quienes pretenden romper la convivencia y por tanto acabar con el Estado de Derecho y con la Democracia, propiciando el caos y el desgobierno, la criminalidad y la inseguridad ciudadana, impidiendo a la Policía hacer cumplir las leyes, ejercer el control, establecer el orden,  salvaguardar la integridad física y proteger las propiedades de los ciudadanos. En esos momentos, lo que se está buscando en realidad es la ausencia definitiva del Principio de Autoridad, lo que se está buscando el caos, que permita eludir otro principio básico, el de Legalidad.

Y nuevamente sí, también se está intentando y en algunos casos consiguiendo, acabar con el Principio de Legalidad, que hace que prevalezca el imperio de la ley sobre cualquier actividad o función del poder público, es el principio por el cual un gobernante no puede actuar de manera arbitraria y contraria a lo establecido por la Ley y por la Constitución. De acuerdo con el Principio de Pegalidad, no importa con que el gobernante en cuestión haya sido elegido para ocupar su cargo por votación popular ni que, al ganar una elección, haya sido investido como gobernante político, nacional, regional o municipal, ya que todas sus medidas deben ser sometidas, estar de acuerdo y acatar la Ley.

Solo cuando un Ayuntamiento, una Diputación, una Autonomía o un Estado respeta el Principio de Legalidad, se puede decir que se ajusta a lo que en definitiva es un verdadero Estado de Derecho. Y el Principio de Legalidad, el Estado de Derecho, encuentra su límite en la Constitución y en las Leyes, el Principio de Legalidad es el que garantiza en definitiva los derechos y libertades del individuo, e impide al que ejerce el poder actuar de forma arbitraria.

Cuando se pretende acabar con el Principio de Autoridad que hemos concedido a las instituciones, entre ellas a la propia Policía, para preservar el orden, garantizar el cumplimiento de las leyes, ya sea en el ámbito nacional, autonómico o local, lo que se intenta y se pretende, no es otra cosa que asegurar un sistema caótico, y no olvidemos que un sistema caótico es un sistema que carece de toda ley, el caos no es otra cosa que “confusión y desorden”, donde no está asegurada la convivencia, ni la integridad del individuo, ni la propiedad privada, donde no se asegura el Estado de Derecho ni la Democracia, un sistema caótico donde los gobernantes pueden saltarse el Principio de Legalidad, saltandose por tanto de forma impune las leyes, sabemos que está sucediendo ahora, y al quitarle poco a poco el Principio de Autoridad a quien debe perseguir el delito, a la Policía, se aseguran la impunidad de sus actos.

Fijándonos un poco, podemos darnos cuenta en que lugares, y desde que instituciones, desde que asociaciones o partidos se está promoviendo, el que ciertas instituciones (como la policía) pierdan el Principio de Autoridad, precisamente donde ciertas autoridades se están saltando impunemente el Principio de Legalidad.

Antonio Mancera Cárdenas, guardia civil retirado

WEBS RECOMENDADAS

logo gc copia22

logoministeriodefensa

pronunciamimnetos militares2

logo policia

logodiaper

grandes batallas

MONASTERIO TEJEDALogo esencia de Españaz

Comunicación audiovisual Tomás Ortiz

logo cabanas valle cabriel color
logo balneario concepcion color
OPF Investigation logo graciela LOGO Cian Aqua 1 e mas

LOGO BLOG

 

Suscripción al Boletín de Noticias de Benemérita al Día