¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Una cookie es un pequeño fichero de texto que se almacena en su navegador cuando visita casi cualquier página web. Su utilidad es que la web sea capaz de recordar su visita cuando vuelva a navegar por esa página. Las cookies suelen almacenar información de carácter técnico, preferencias personales, personalización de contenidos, estadísticas de uso, enlaces a redes sociales, acceso a cuentas de usuario, etc. El objetivo de la cookie es adaptar el contenido de la web a su perfil y necesidades, sin cookies los servicios ofrecidos por cualquier página se verían mermados notablemente.

Cookies utilizadas en este sitio web

Siguiendo las directrices de la Agencia Española de Protección de Datos procedemos a detallar el uso de cookies que hace esta web con el fin de informarle con la máxima exactitud posible.

Este sitio web utiliza las siguientes cookies propias:

  • De sesión, para garantizar que los usuarios que escriban comentarios en el blog sean humanos y no aplicaciones automatizadas. De esta forma se combate el spam.
  • Locales, para conservar por ejemplo los datos del proceso de reserva de pista (aplicación actualmente en construcción).
  • De Cookies, para gestionar el sistema de cookies según la elección del usuario en el banner de aceptación de todas las cookies o solo las propias necesarias. 

Este sitio web utiliza las siguientes cookies de terceros:

  • Google Analytics: Almacena cookies para poder elaborar estadísticas sobre el tráfico y volumen de visitas de esta web. Al utilizar este sitio web está consintiendo el tratamiento de información acerca de usted por Google. Por tanto, el ejercicio de cualquier derecho en este sentido deberá hacerlo comunicando directamente con Google.
  • Redes sociales: Cada red social utiliza sus propias cookies para que usted pueda pinchar en botones del tipo Me gusta o Compartir.

 Notas adicionales

  • Ni esta web ni sus representantes legales se hacen responsables ni del contenido ni de la veracidad de las políticas de privacidad que puedan tener los terceros mencionados en esta política de cookies.
  • Los navegadores web son las herramientas encargadas de almacenar las cookies y desde este lugar debe efectuar su derecho a eliminación o desactivación de las mismas. Ni esta web ni sus representantes legales pueden garantizar la correcta o incorrecta manipulación de las cookies por parte de los mencionados navegadores.
  • En algunos casos es necesario instalar cookies para que el navegador no olvide su decisión de no aceptación de las mismas.
  • En el caso de las cookies de Google Analytics, esta empresa almacena las cookies en servidores ubicados en Estados Unidos y se compromete a no compartirla con terceros, excepto en los casos en los que sea necesario para el funcionamiento del sistema o cuando la ley obligue a tal efecto. Según Google no guarda su dirección IP. Google Inc. es una compañía adherida al Acuerdo de Puerto Seguro que garantiza que todos los datos transferidos serán tratados con un nivel de protección acorde a la normativa europea.
  • Para cualquier duda o consulta acerca de esta política de cookies no dude en comunicarse con nosotros a través de la sección de contacto.

Desactivación o eliminación de cookies

En cualquier momento podrá ejercer su derecho de desactivación o eliminación de cookies de este sitio web. Estas acciones se realizan de forma diferente en función del navegador que esté usando. 

Patriótico sacrificio

ALFONSO-USSIA-211109

La sutil y bien educada política catalana Pilar Rahola se ha declarado republicana, de izquierdas y, últimamente, independentista. Ha triunfado en las edificantes tertulias políticas de diferentes cadenas de televisión, dejando en sus actuaciones una huella, un halo de distinción difícilmente superable.

Un observador medido y reacio a la exageración se atrevería a calificar a Pilar Rahola como la Grace Kelly de los platós y las tertulias. Siempre moderada, sin alzar la voz, lejana al insulto y la descalificación y con un bagaje cultural admirable.

Pilar Rahola también es una mujer sacrificada. Ha sacrificado su acendrado patriotismo catalán enviando a su hija pequeña, Ada, a estudiar en un elitista colegio suizo. Ha sacrificado su defensa de la enseñanza pública, matriculando a su hija pequeña, Ada, en un colegio privado helvético cuyo precio, por curso y estancia, ronda los 130.000 euros por interno. Ha sacrificado su republicanismo, llevando hasta Chesiérez, en el corazón de los alpes suizos, a su pequeña Ada, que estudiará en los mismos pupitres que la princesa Tatiana de Grecia, Alfonso Orleans-Borbón y la hija predilecta de Amancio Ortega, Marta, soberana heredera del imperio de Zara. El «Aiglon College» no es de fácil acceso. Para que un escolar sea admitido en su institución alpina, además de mucho dinero, tiene que demostrar que su árbol genealógico mantiene intactas todas las ramas. Y es hermoso y edificante que el frondoso árbol de los Rahola se haya situado a la misma altura que los robles de los Schlegwig Holstein, los Orleans, los Borbón y los Ortega.

Pero lo más plausible en la difícil decisión adoptada por Pilar Rahola, ha sido privar a su pequeña hija de una educación académica en catalán. Abandonará el «Aiglon College» dominando el francés y el inglés, pero perderá fluidez en su idioma nacional, el catalán, que hablan seis millones de personas en el mundo. Un sacrificio parejo al que han hecho en Sudamérica muchos padres guaraníes, permitiendo que sus hijos renuncien al dominio excelente de su lengua y opten por aprender español, un idioma extraño, que hablan quinientos millones de personas en el mundo, a pesar de estar prohibido en determinadas zonas de España. Y en el «Aiglon College», ya le han advertido a la señora Rahola que ni un solo euro de los 130.000 que va a ingresar a cambio de la formación de su hija será invertido en un profesor de sardanas, lo cual es un doble sacrificio.

Celia Villalobos se atrevió a revelar el secreto de Pilar Rahola en una tertulia de la televisión. Y estalló Pilar con educación, mesura y su habitual elegancia, llamando a Villalobos a la cara «cerda». Insistió en la romántica descalificación porcina. «Eres una cerda. Muy cerda». Una mujer menos formada intelectualmente y sin la instrucción pedagógica de Pilar Rahola, hubiera seguido ascendiendo en los superlativos. «Cerda, muy cerda, cerdísima», pero Pilar prefirió detenerse en el término medio, ese que los ingleses definen «como el que incita la tos a los duques que no están resfríados». Esa tos que se enseña en Eton, pero no en el «Aiglon College» de Chesiérez, que al fin y al cabo, es tan sólo un colegio carísimo en una nación cuyo más celebrado héroe es Guillermo Tell, que no existió, y que de haber existido nada tendría de ejemplar. Un tipo que dispara flechas para atravesar las manzanas que se ofrecen sobre la cabeza de su hijo es, como poco, un peligroso majadero.

Ciento treinta mil euros. Los convierto en pesetas y me salen, aproximadamente, 21.800.000 de ellas. Un nuevo sacrificio el de Pilar Rahola, el económico. Se trata de una mujer de la izquierda radical independentista, y para una mujer en esas condiciones sociales, es harto trabajoso reunir 130.000 euros para destinarlos exclusivamente a la formación de su hija durante un año. Urge la creación de una ONG cuyo único fin sea el de recabar fondos para que otras mujeres, como Pilar Rahola, puedan permitirse el didáctico lujo de matricular a sus hijos en colegios suizos sin necesidad de ofrecer tantos sacrificios.

Nada tiene de crítica negativa este texto. Sus renglones han nacido y se han multiplicado desde la profunda admiración. «Los padres que renuncian al pan y al condumio diario para que sus hijos estudien en Suiza, cuentan con mi total admiración», dijo en cierta ocasión el subdiácono de Saint Piérre de les Fromáges, Jacques de la Jardiniére, de muy recomendable lectura.

Quizá haya dado en el clavo del destino de Cataluña nuestra admirada política independentista. A partir de ahora, menos «Estrelladas» y más chocolatinas «Lindt».

ALFONSO USSIA

La Razón (31-07-2015)

WEBS RECOMENDADAS

logo gc copia22

logoministeriodefensa

pronunciamimnetos militares2

logo policia

logodiaper

grandes batallas

MONASTERIO TEJEDALogo esencia de Españaz

Comunicación audiovisual Tomás Ortiz

logo cabanas valle cabriel color
logo balneario concepcion color
OPF Investigation logo graciela LOGO Cian Aqua 1 e mas

LOGO BLOG

 

Suscripción al Boletín de Noticias de Benemérita al Día