¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Una cookie es un pequeño fichero de texto que se almacena en su navegador cuando visita casi cualquier página web. Su utilidad es que la web sea capaz de recordar su visita cuando vuelva a navegar por esa página. Las cookies suelen almacenar información de carácter técnico, preferencias personales, personalización de contenidos, estadísticas de uso, enlaces a redes sociales, acceso a cuentas de usuario, etc. El objetivo de la cookie es adaptar el contenido de la web a su perfil y necesidades, sin cookies los servicios ofrecidos por cualquier página se verían mermados notablemente.

Cookies utilizadas en este sitio web

Siguiendo las directrices de la Agencia Española de Protección de Datos procedemos a detallar el uso de cookies que hace esta web con el fin de informarle con la máxima exactitud posible.

Este sitio web utiliza las siguientes cookies propias:

  • De sesión, para garantizar que los usuarios que escriban comentarios en el blog sean humanos y no aplicaciones automatizadas. De esta forma se combate el spam.
  • Locales, para conservar por ejemplo los datos del proceso de reserva de pista (aplicación actualmente en construcción).
  • De Cookies, para gestionar el sistema de cookies según la elección del usuario en el banner de aceptación de todas las cookies o solo las propias necesarias. 

Este sitio web utiliza las siguientes cookies de terceros:

  • Google Analytics: Almacena cookies para poder elaborar estadísticas sobre el tráfico y volumen de visitas de esta web. Al utilizar este sitio web está consintiendo el tratamiento de información acerca de usted por Google. Por tanto, el ejercicio de cualquier derecho en este sentido deberá hacerlo comunicando directamente con Google.
  • Redes sociales: Cada red social utiliza sus propias cookies para que usted pueda pinchar en botones del tipo Me gusta o Compartir.

 Notas adicionales

  • Ni esta web ni sus representantes legales se hacen responsables ni del contenido ni de la veracidad de las políticas de privacidad que puedan tener los terceros mencionados en esta política de cookies.
  • Los navegadores web son las herramientas encargadas de almacenar las cookies y desde este lugar debe efectuar su derecho a eliminación o desactivación de las mismas. Ni esta web ni sus representantes legales pueden garantizar la correcta o incorrecta manipulación de las cookies por parte de los mencionados navegadores.
  • En algunos casos es necesario instalar cookies para que el navegador no olvide su decisión de no aceptación de las mismas.
  • En el caso de las cookies de Google Analytics, esta empresa almacena las cookies en servidores ubicados en Estados Unidos y se compromete a no compartirla con terceros, excepto en los casos en los que sea necesario para el funcionamiento del sistema o cuando la ley obligue a tal efecto. Según Google no guarda su dirección IP. Google Inc. es una compañía adherida al Acuerdo de Puerto Seguro que garantiza que todos los datos transferidos serán tratados con un nivel de protección acorde a la normativa europea.
  • Para cualquier duda o consulta acerca de esta política de cookies no dude en comunicarse con nosotros a través de la sección de contacto.

Desactivación o eliminación de cookies

En cualquier momento podrá ejercer su derecho de desactivación o eliminación de cookies de este sitio web. Estas acciones se realizan de forma diferente en función del navegador que esté usando. 

TODAS LAS NOTICIAS
CIRCULO AHUMADA

TODAS  LAS NOTICIAS CIRCULO AHUMADA

FELICITACION NAVIDAD
  CIRCULO AHUMADA

CIRCULO AHUMADA FELICITA LA NAVIDAD

REVISTAS
CIRCULO AHUMADA

solo portada 175 WEB copia

VISITA VIRTUAL  MUSEO
GUARDIA  CIVIL

GC MUSEO

 
 

El llanto de Marco

CARLOS HERRERA

Marco es el paradigma de la vida, de la fortuna dentro del infortunio

La tentación me lleva a escribir sobre la lista conjunta de monjas y entrenadores que el secesionismo catalán quiere presentar a las elecciones de septiembre: la encabeza el fenómeno aquel que se quejaba del miedo que producía a los catalanes el vuelo que aviones militares españoles, en maniobras rutinarias, realizaban en nuestro espacio aéreo, con lo cual queda mucho dicho. La tentación me lleva a escribir sobre el indisimulado tic de dictadorzuelos que muestra la extrema izquierda gobernante en Madrid cuando anuncia una web para señalar a periodistas no plegados a sus dictados informativos. La tentación me lleva también a escribir sobre el esfuerzo presupuestario que los españoles tendremos que hacer para rescatar por tercera vez a una Grecia que considera que hay que pagarle las fiestas y, además, insultarnos por ello y llamarnos terroristas…

Pero hoy la noticia es Marco, esa criatura felizmente a salvo que de mayor podrá decir que tuvo como primera cuna las basuras. Como saben, su madre, una mujer colombiana, madre a su vez de otros tres hijos, lo arrojó a un contenedor en Mejorada del Campo metido en una mochila, con la esperanza de que el triturador lo eliminase y nadie se percatara de ello. La tenaz insistencia de los bebés por vivir hizo que su llanto fuera escuchado por un paseante que alertó a los guardias que, inmediatamente, reclamaron la participación de los artilugios necesarios para rescatarlo. No era fácil, por cierto. Un pequeño brazo saliendo de la bolsa les confirmó que aquello que gemía era un niño de diez días. Hoy está como una rosa y pronto pasará a ser atendido por una familia o por la entidad que corresponda. Quienes le atendieron le impusieron el nombre de Marco.

Párense a pensar en esa mujer, al parecer, y según confesión propia, aturdida por dificultades económicas. ¿Qué transita por la cabeza de alguien que cree que no tiene consecuencias obrar así?: ¿qué pensaba decirles a sus otros hijos?, ¿cómo creía que podía explicar administrativamente la desaparición de un niño nacido en un hospital público?, ¿qué clase de conciencia tiene que puede creer que esa acción no le iba a perseguir de por vida?, ¿qué puede llevar a alguien a la crueldad de triturar a un bebé?, ¿cómo veía discurrir el paso de las horas sabiendo que en ese momento estarían machacando con restos orgánicos del vecindario a un ser vivo nacido de sus entrañas?

Y caben muchas más preguntas. La madre hubiera podido dar a ese vástago en adopción. O en acogida. El mecanismo se activa con facilidad, aunque determinado fárrago sea inevitable. No habiéndolo hecho, ¿qué consideración merecen los hechos? ¿Hay que albergar algún tipo de piedad por una persona que muestra un desequilibrio tan evidente? ¿El resto de los hijos están a salvo con alguien así o hay que darle nuevas oportunidades?

Lo cierto es que Marco está vivo gracias a una casualidad y en su bendito sueño ignora que sobrevive gracias a su llanto. Ojalá la vida le sea grata y pueda sobreponerse, una vez mayor, a una verdad que acabará conociendo. Esperemos que no se convierta en otro ejemplo de torpeza administrativa y que no tenga que pasar de familia en familia, de acogida en acogida, como otros lamentables casos que se conocen. Miles de familias en España acogerían hoy mismo con los brazos abiertos a esa criatura para toda la vida. Crecerá feliz, como tantos niños adoptados, cambiará de nombre y de ciudad… o tal vez sea devuelto al seno de hermanos que ahora cuida el padre con la sombra permanente de la madre que inconcebiblemente quiso convertirlo en residuo sólido urbano.

Como fuere, hoy Marco es el paradigma de la vida. De la persistencia y la fortuna dentro del infortunio. Deseo, chavalín, que el futuro te sea propicio. El mundo al que has venido, como ves, da alguna vez segundas oportunidades.

CARLOS HERRERA

ABC

WEBS RECOMENDADAS

logo gc copia22

logoministeriodefensa

pronunciamimnetos militares2

logo policia

logodiaper

grandes batallas

MONASTERIO TEJEDALogo esencia de Españaz

Comunicación audiovisual Tomás Ortiz

logo cabanas valle cabriel color
logo balneario concepcion color
OPF Investigation logo graciela LOGO Cian Aqua 1 e mas

LOGO BLOG

 

Suscripción al Boletín de Noticias de Benemérita al Día