¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Una cookie es un pequeño fichero de texto que se almacena en su navegador cuando visita casi cualquier página web. Su utilidad es que la web sea capaz de recordar su visita cuando vuelva a navegar por esa página. Las cookies suelen almacenar información de carácter técnico, preferencias personales, personalización de contenidos, estadísticas de uso, enlaces a redes sociales, acceso a cuentas de usuario, etc. El objetivo de la cookie es adaptar el contenido de la web a su perfil y necesidades, sin cookies los servicios ofrecidos por cualquier página se verían mermados notablemente.

Cookies utilizadas en este sitio web

Siguiendo las directrices de la Agencia Española de Protección de Datos procedemos a detallar el uso de cookies que hace esta web con el fin de informarle con la máxima exactitud posible.

Este sitio web utiliza las siguientes cookies propias:

  • De sesión, para garantizar que los usuarios que escriban comentarios en el blog sean humanos y no aplicaciones automatizadas. De esta forma se combate el spam.
  • Locales, para conservar por ejemplo los datos del proceso de reserva de pista (aplicación actualmente en construcción).
  • De Cookies, para gestionar el sistema de cookies según la elección del usuario en el banner de aceptación de todas las cookies o solo las propias necesarias. 

Este sitio web utiliza las siguientes cookies de terceros:

  • Google Analytics: Almacena cookies para poder elaborar estadísticas sobre el tráfico y volumen de visitas de esta web. Al utilizar este sitio web está consintiendo el tratamiento de información acerca de usted por Google. Por tanto, el ejercicio de cualquier derecho en este sentido deberá hacerlo comunicando directamente con Google.
  • Redes sociales: Cada red social utiliza sus propias cookies para que usted pueda pinchar en botones del tipo Me gusta o Compartir.

 Notas adicionales

  • Ni esta web ni sus representantes legales se hacen responsables ni del contenido ni de la veracidad de las políticas de privacidad que puedan tener los terceros mencionados en esta política de cookies.
  • Los navegadores web son las herramientas encargadas de almacenar las cookies y desde este lugar debe efectuar su derecho a eliminación o desactivación de las mismas. Ni esta web ni sus representantes legales pueden garantizar la correcta o incorrecta manipulación de las cookies por parte de los mencionados navegadores.
  • En algunos casos es necesario instalar cookies para que el navegador no olvide su decisión de no aceptación de las mismas.
  • En el caso de las cookies de Google Analytics, esta empresa almacena las cookies en servidores ubicados en Estados Unidos y se compromete a no compartirla con terceros, excepto en los casos en los que sea necesario para el funcionamiento del sistema o cuando la ley obligue a tal efecto. Según Google no guarda su dirección IP. Google Inc. es una compañía adherida al Acuerdo de Puerto Seguro que garantiza que todos los datos transferidos serán tratados con un nivel de protección acorde a la normativa europea.
  • Para cualquier duda o consulta acerca de esta política de cookies no dude en comunicarse con nosotros a través de la sección de contacto.

Desactivación o eliminación de cookies

En cualquier momento podrá ejercer su derecho de desactivación o eliminación de cookies de este sitio web. Estas acciones se realizan de forma diferente en función del navegador que esté usando. 

Las mujeres son poco frioleras

BOYA BALET

Las mujeres son poco frioleras

Se observa en los telediarios y en las series televisivas que a diferencia de los hombres cada vez mayor número de mujeres enseñan partes crecientes de su pecho, lo que indica una insensibilidad al frío superior a la de los hombres, hasta esto considerados el “sexo fuerte”.

Esta nueva situación inevitablemente produce, (los pechos femeninos, no los masculinos, son órganos sexuales), aunque ellas “no sean conscientes de ello, ni mucho menos lo pretendan” un incremento del interés y de la libido de los varones hacia sus personas, complementando el atractivo procedente de su bondad, simpatía, cultura, empatía, etc. etc. que les son propias.

El impulso provocado, la libido despertada en los varones, aparecerá inevitablemente dónde y cuándo no se espere, pero deberá ser reprimida y abortada a costa de los afectados. Las posibles consecuencias serán atribuidas al machismo retrógrado imperante.

En la Antigüedad y en la Edad Media, ciertas damas se asomaban a las ventanas de algunos edificios enseñando sus zonas erógenas para atraer el dinero de los varones que paseaban bajo ellas. Hoy en día, en algunos barrios se efectúa también la exhibición total o parcial de cuerpos femeninos para estimular la libido del mal llamado sexo fuerte. Lo mismo ocurre en los prostíbulos o bares de alterne.

El diseño de algunas camisetas y blusas femeninas a diferencia de las masculinas ¿Para qué? “les fuerza” a mostrar un generoso escote, que obliga a quienes las llevan a mostrar parte de sus secretos o simplemente su canalillo, lo que les “obliga” a dar acceso lateral a sus preciosos volúmenes. Por ahora son una minoría muy reducida las que “se ven obligadas” a enseñar también los pezones. Todo se andará…………………

Puede imaginarse lo que ocurriría si los diseñadores de moda masculina pretendiesen realzar por medio de algún artilugio los atributos sexuales masculinos.

Este convertir a la mujer en objeto de deseo sexual es silenciado por los movimientos feministas quienes puestos en el dilema de dar prioridad al respeto a la dignidad de la mujer o al relativismo moral (según el cual no existen ni normas de carácter universal ni verdades eternas) prefieren dársela a la corrosión moral de la sociedad para lo que cuentan con el inesperado y valioso apoyo de la jerarquía de la Iglesia Católica, que con su silencio lo otorga.

¿Por qué algunas veces el conjunto blusa sujetador permite la exhibición de “ello” y otras no? ¿Por qué la manifestación pectoral no es sistemática? ¿Por qué unas veces se respeta el pudor femenino y otras no?

La conclusión es que no hay norma al respecto. Si no hay norma es porque nadie la estableció. Y si alguien no la estableció es porque ese alguien no existe. Uno de los objetivos de la masonería se consigue así. Para el GADU (el dios de los masones) no hay normas, no hay moral. Sólo hay opiniones, acuerdos y ninguno es mejor que otro.

Aquí entra en juego el silencio sepulcral de la jerarquía eclesiástica desde el obispo altivo al humilde párroco, como en El Tenorio. Éstos, según algunos confiesan en privado, no se atreven a ejercer su poder de magisterio en este punto enseñando la doctrina de la Iglesia sobre el 6º Mandamiento de la Ley de Dios: “No cometerás actos impuros”. De modo que como el que calla otorga, se da por bueno la inobservancia del 6º o lo que es lo mismo su supresión, por la decisión de unos sacerdotes y obispos que debiendo defenderlo no lo hacen.

De modo que la jerarquía de Iglesia de Dios se somete a la opinión de la mayoría, como quieren los masones, acercándose peligrosamente a la simonía (compra de bienes espirituales) y/o al jansenismo (compra de títulos eclesiásticos o sometimiento al poder)

¡Sorprendentemente esos mismos eclesiásticos se quejan de que las iglesias están vacías! Deberían enterarse de que hay fieles que miran a Dios al margen de ellos.

ANGEL BOYA BALET

WEBS RECOMENDADAS

logo gc copia22

logoministeriodefensa

pronunciamimnetos militares2

logo policia

logodiaper

grandes batallas

MONASTERIO TEJEDALogo esencia de Españaz

Comunicación audiovisual Tomás Ortiz

logo cabanas valle cabriel color
logo balneario concepcion color
OPF Investigation logo graciela LOGO Cian Aqua 1 e mas

LOGO BLOG

 

Suscripción al Boletín de Noticias de Benemérita al Día