¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Una cookie es un pequeño fichero de texto que se almacena en su navegador cuando visita casi cualquier página web. Su utilidad es que la web sea capaz de recordar su visita cuando vuelva a navegar por esa página. Las cookies suelen almacenar información de carácter técnico, preferencias personales, personalización de contenidos, estadísticas de uso, enlaces a redes sociales, acceso a cuentas de usuario, etc. El objetivo de la cookie es adaptar el contenido de la web a su perfil y necesidades, sin cookies los servicios ofrecidos por cualquier página se verían mermados notablemente.

Cookies utilizadas en este sitio web

Siguiendo las directrices de la Agencia Española de Protección de Datos procedemos a detallar el uso de cookies que hace esta web con el fin de informarle con la máxima exactitud posible.

Este sitio web utiliza las siguientes cookies propias:

  • De sesión, para garantizar que los usuarios que escriban comentarios en el blog sean humanos y no aplicaciones automatizadas. De esta forma se combate el spam.
  • Locales, para conservar por ejemplo los datos del proceso de reserva de pista (aplicación actualmente en construcción).
  • De Cookies, para gestionar el sistema de cookies según la elección del usuario en el banner de aceptación de todas las cookies o solo las propias necesarias. 

Este sitio web utiliza las siguientes cookies de terceros:

  • Google Analytics: Almacena cookies para poder elaborar estadísticas sobre el tráfico y volumen de visitas de esta web. Al utilizar este sitio web está consintiendo el tratamiento de información acerca de usted por Google. Por tanto, el ejercicio de cualquier derecho en este sentido deberá hacerlo comunicando directamente con Google.
  • Redes sociales: Cada red social utiliza sus propias cookies para que usted pueda pinchar en botones del tipo Me gusta o Compartir.

 Notas adicionales

  • Ni esta web ni sus representantes legales se hacen responsables ni del contenido ni de la veracidad de las políticas de privacidad que puedan tener los terceros mencionados en esta política de cookies.
  • Los navegadores web son las herramientas encargadas de almacenar las cookies y desde este lugar debe efectuar su derecho a eliminación o desactivación de las mismas. Ni esta web ni sus representantes legales pueden garantizar la correcta o incorrecta manipulación de las cookies por parte de los mencionados navegadores.
  • En algunos casos es necesario instalar cookies para que el navegador no olvide su decisión de no aceptación de las mismas.
  • En el caso de las cookies de Google Analytics, esta empresa almacena las cookies en servidores ubicados en Estados Unidos y se compromete a no compartirla con terceros, excepto en los casos en los que sea necesario para el funcionamiento del sistema o cuando la ley obligue a tal efecto. Según Google no guarda su dirección IP. Google Inc. es una compañía adherida al Acuerdo de Puerto Seguro que garantiza que todos los datos transferidos serán tratados con un nivel de protección acorde a la normativa europea.
  • Para cualquier duda o consulta acerca de esta política de cookies no dude en comunicarse con nosotros a través de la sección de contacto.

Desactivación o eliminación de cookies

En cualquier momento podrá ejercer su derecho de desactivación o eliminación de cookies de este sitio web. Estas acciones se realizan de forma diferente en función del navegador que esté usando. 

TODAS LAS NOTICIAS
CIRCULO AHUMADA

TODAS  LAS NOTICIAS CIRCULO AHUMADA

FELICITACION NAVIDAD
  CIRCULO AHUMADA

CIRCULO AHUMADA FELICITA LA NAVIDAD

REVISTAS
CIRCULO AHUMADA

solo portada 175 WEB copia

VISITA VIRTUAL  MUSEO
GUARDIA  CIVIL

GC MUSEO

 
 

JE SUIS CHARLIE HEBDO

FHERVAS copia

JE  SUIS  CHARLIE  HEBDO  

Francisco  Hervás  Maldonado  Coronel  Médico  en  la  reserva

Si  señores,  a  mi  me  importa  un  rábano  ese  diario,  pero  yo  soy  ese  diario  y  cualquier  diario  libre  del  mundo.  No  se  puede  tolerar  que  unos  asesinos  nazis,  por  más  que  se  digan  islámicos,  que  no  lo  son,  traten  de  sojuzgarnos  al  resto  de  la  humanidad.  

Me  niego  a  volver  al  siglo  VII.  No  pienso  retroceder  catorce  siglos.  No  quiero  volver  a  la  esclavitud  y  a  la  miseria.  Me  gusta  el  agua  caliente,  la  electricidad,  la  buena  mesa  e  incluso  adoro  los  biquinis.  Es  una  infamia  lo  que  esos  canallas  pretenden,  con  el  apoyo  tácito  del  mundo  civilizado.  ¿Qué  hacen  los  Estados  Unidos  para  frenarlos?  ¿Qué  hace  la  Unión  Europea?  ¿Qué  hace  Rusia?  ¿Qué  hace  la  gran  China?  Nada  verdaderamente  útil,  sin  duda.  Se  limitan  a  ignorarlos  mientras  engordan  y  decapitan  a  quienes  le  salen  al  paso.  Es  canalla,  es  cruel…,  pero  sobre  todo  es  obsoleto,  antiguo,  rancio,  estúpido…  el  degollar  –  por  ejemplo  –  en  el  siglo  XXI.  Todo  lo  que  hacen  es  cruel  y  absurdo,  menos  el  egoísmo  tan  brutal  que  les  domina.  Ellos  mandan  y  todos  los  demás  han  de  obedecer.  Las  mujeres  son  esclavas  sexuales,  utilizadas  casi  en  exclusivo  para  procrear  o  para  gozarlas  de  maneras  inicuas,  porque  a  ellos  lo  que  les  da  placer  son  los  hombres,  cuando  no  para  que  les  sirvan  de  criadas.  La  homosexualidad  está  muchísimo  más  difundida  entre  los  radicales  islámicos  que  en  ninguna  otra  comunidad,  pero  ellos,  hipócritas,  alardean  de  su  machismo.  

Yo  soy  Charlie  Hebdo  porque  creo  en  la  libertad  de  conciencia,  porque  creo  en  la  bondad  de  los  seres  humanos,  en  el  amor,  en  la  convivencia,  en  la  unión  de  todos  los  discrepantes  en  aras  de  un  bien  común.  Eso  no  lo  podéis  comprender,  ratas  asesinas,  porque  vuestra  esencia  de  maldad  os  supera.  Sois  agentes  del  diablo,  sin  duda.  Y  habéis  elegido  una  religión  en  la  que  es  bastante  fácil  incluir  cualquier  cosa  si  se  posee  mala  voluntad,  como  a  vosotros  os  pasa.  Una  religión  que  la  habéis  amañado  a  vuestro  gusto,  interpretando  torticeramente  el  Corán.  Lo  vuestro  no  es  el  islam,  sino  el  asesinato.  Sois  discípulos  del  diablo.  

Sois  unos  canallas  que  os  cagáis  en  lo  que  debieran  ser  vuestros  principios.  Matáis  a  vuestros  correligionarios,  a  los  de  otras  religiones  y  a  todo  lo  que  se  menea.  Hijos  de  la  gran  puta,  soltad  de  una  vez  a  las  chiquillas  secuestradas  en  Nigeria,  devolved  los  pozos  de  petróleo  de  Irak  a  sus  dueños,  deponed  las  armas  y  trabajad,  cosa  que  no  habréis  hecho  en  vuestra  puñetera  vida.  Y  si  queréis  cortar  el  cuello  a  alguien,  ensayad  con  vuestros  malvados  imanes  herejes,  que  os  envenenan  de  maldad  en  beneficio  propio,  al  contrario  de  los  verdaderos  imanes  del  verdadero  islam,  que  no  es  el  vuestro.  Pero,  sobre  todo,  no  seáis  catetos.  Estudiad,  culturizaos,  aprended  a  hacer  la  o  con  un  canuto,  como  mínimo.  Sin  cultura  no  pasareis  de  ser  ratas.  

Pero…  ¡cuidado!  Dios  está  por  encima  de  vosotros  y  os  va  a  pedir  cuentas  muy  pronto,  mucho  antes  de  lo  que  sospecháis.  Sois  una  mierda,  desde  luego,  pero  una  mierda  indecente  y  nociva,  que  es  más  mierda  todavía.  

No  vamos  a  olvidar  a  uno  solo  de  los  que  estáis  matando.  Ellos,  desde  el  cielo,  os  van  a  juzgar  algún  día.  Porque  no  os  quepa  duda  de  que  estáis  sacando  billetes  al  infierno  cada  día.  Ese  es  vuestro  destino:  sufrir  eternamente.  No  hay  paraíso  en  el  que  quepáis,  ratas.  

Australia,  Rusia,  Japón,  Noruega  y  recientemente  Holanda,  han  tomado  medidas  contra  la  difusión  del  islamismo  radical.  Detrás  irán  todos  los  demás  países.  

Señores  políticos,  tomen  nota:  ni  una  sola  mezquita  sin  control,  pues  los  radicales  las  utilizan  como   centros  de  reclutamiento  de  asesinos,   ni  un  solo  cambio  de  jornada  laboral,  ni  una  sola  escuela  árabe   apócrifa,  ni  un  solo  permiso  de  residencia  más,  salvo  que  posea  un  informe  favorable  de  la  policía  de  su  país  y  de  la  nuestra.  Y  deberíamos  querellarnos  contra  quien  defienda  cualquiera  de  los  crímenes  de  esta  gentuza,  como  el  merluzo  de  Willy  Toledo,  que  no  es  más  tonto  porque  no  se  entrena.  

¿Dónde  está  nuestro  gobierno?  Dejen  de  legislar  tontadas  y  legislen  sobre  la  prohibición  del  islamismo  radical:  burka,  velos,  etc.  Porque  como  vea  alguno  o  una  chilaba,  no  se  si  me  voy  a  poder  contener.  A  grandes  males,  grandes  remedios,  porque  vamos  derechos  a  una  guerra  mundial  como  esto  no  se  ataje  pronto.  Y  no  deseo  que  muera  ningún  cristiano  ni  tampoco  ningún  islámico  decente,  que  son  la  inmensa  mayoría,  ni  sus  mujeres  o  hijos.  

En  fin,  señores  criminales,  vayan  ustedes  a  la  mierda  de  momento.  Y  luego  a  la  cárcel  y  a  trabajar  en  ella  sin  parar,  que  les  hace  mucha  falta,  so  gandules.  Creo  que  estoy  indignado.  ¿Se  me  nota?  

Francisco  Hervás  Maldonado  Coronel  Médico  en  la  reserva 

WEBS RECOMENDADAS

logo gc copia22

logoministeriodefensa

pronunciamimnetos militares2

logo policia

logodiaper

grandes batallas

MONASTERIO TEJEDALogo esencia de Españaz

Comunicación audiovisual Tomás Ortiz

logo cabanas valle cabriel color
logo balneario concepcion color
OPF Investigation logo graciela LOGO Cian Aqua 1 e mas

 

 

Suscripción al Boletín de Noticias de Benemérita al Día