¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Una cookie es un pequeño fichero de texto que se almacena en su navegador cuando visita casi cualquier página web. Su utilidad es que la web sea capaz de recordar su visita cuando vuelva a navegar por esa página. Las cookies suelen almacenar información de carácter técnico, preferencias personales, personalización de contenidos, estadísticas de uso, enlaces a redes sociales, acceso a cuentas de usuario, etc. El objetivo de la cookie es adaptar el contenido de la web a su perfil y necesidades, sin cookies los servicios ofrecidos por cualquier página se verían mermados notablemente.

Cookies utilizadas en este sitio web

Siguiendo las directrices de la Agencia Española de Protección de Datos procedemos a detallar el uso de cookies que hace esta web con el fin de informarle con la máxima exactitud posible.

Este sitio web utiliza las siguientes cookies propias:

  • De sesión, para garantizar que los usuarios que escriban comentarios en el blog sean humanos y no aplicaciones automatizadas. De esta forma se combate el spam.
  • Locales, para conservar por ejemplo los datos del proceso de reserva de pista (aplicación actualmente en construcción).
  • De Cookies, para gestionar el sistema de cookies según la elección del usuario en el banner de aceptación de todas las cookies o solo las propias necesarias. 

Este sitio web utiliza las siguientes cookies de terceros:

  • Google Analytics: Almacena cookies para poder elaborar estadísticas sobre el tráfico y volumen de visitas de esta web. Al utilizar este sitio web está consintiendo el tratamiento de información acerca de usted por Google. Por tanto, el ejercicio de cualquier derecho en este sentido deberá hacerlo comunicando directamente con Google.
  • Redes sociales: Cada red social utiliza sus propias cookies para que usted pueda pinchar en botones del tipo Me gusta o Compartir.

 Notas adicionales

  • Ni esta web ni sus representantes legales se hacen responsables ni del contenido ni de la veracidad de las políticas de privacidad que puedan tener los terceros mencionados en esta política de cookies.
  • Los navegadores web son las herramientas encargadas de almacenar las cookies y desde este lugar debe efectuar su derecho a eliminación o desactivación de las mismas. Ni esta web ni sus representantes legales pueden garantizar la correcta o incorrecta manipulación de las cookies por parte de los mencionados navegadores.
  • En algunos casos es necesario instalar cookies para que el navegador no olvide su decisión de no aceptación de las mismas.
  • En el caso de las cookies de Google Analytics, esta empresa almacena las cookies en servidores ubicados en Estados Unidos y se compromete a no compartirla con terceros, excepto en los casos en los que sea necesario para el funcionamiento del sistema o cuando la ley obligue a tal efecto. Según Google no guarda su dirección IP. Google Inc. es una compañía adherida al Acuerdo de Puerto Seguro que garantiza que todos los datos transferidos serán tratados con un nivel de protección acorde a la normativa europea.
  • Para cualquier duda o consulta acerca de esta política de cookies no dude en comunicarse con nosotros a través de la sección de contacto.

Desactivación o eliminación de cookies

En cualquier momento podrá ejercer su derecho de desactivación o eliminación de cookies de este sitio web. Estas acciones se realizan de forma diferente en función del navegador que esté usando. 

TODAS LAS NOTICIAS
CIRCULO AHUMADA

TODAS  LAS NOTICIAS CIRCULO AHUMADA

FELICITACION NAVIDAD
  CIRCULO AHUMADA

CIRCULO AHUMADA FELICITA LA NAVIDAD

REVISTAS
CIRCULO AHUMADA

solo portada 175 WEB copia

VISITA VIRTUAL  MUSEO
GUARDIA  CIVIL

GC MUSEO

 
 

LA MUERTE DE VANESA Y LA FEMINIZACION DE LA POLICIA

ob c56a01 b3szrsviqaarxid

Ayer dábamos el último adiós a Vanesa, ya habíamos dejado atrás y olvidado los insultos, el “cariño” que muchos internautas nos demostraban a través de las redes sociales, incluso la detención de alguno de estos “amigos” que se jactaban de la muerte de Vanesa, pensábamos que al final Vanesa podría descansar en paz, tras dar su vida, tras ser asesinada intentando proteger a un inocente de un asesino.

Pero no, ayer mismo desde la redacción de un diario digital, volvían a arremeter, esta vez no solo contra Vanesa, arremetían contra todas las mujeres, volvían a arremeter contra todos nosotros. Y es que desde ese medio digital se decía textualmente “María Lage dijo al asaltante, antes de ser acribillada: “Cálmate, no pasa nada”. Consecuencia de la feminización de las funciones militares y policiales. Uno se pregunta en qué cabeza cabe enviar a una mujer a tratar con un peligroso atracador.

Imagino que será desconocimiento, o ignorancia, quizás mala leche, por supuesto machismo, que a estas alturas, el que esto escribe no haya visto policías, guardias y militares, no haya visto actuando a profesionales femeninas, me refiero.

Quizás no sepa que la mujer en la Policía, está presente desde hace ya treinta y cinco años, y que su presencia no ha feminizado a la Policía, la ha engrandecido, que las policías, las guardias o las militares son tan profesionales como el que más, que realizan las mismas funciones que el resto de compañeros, quizás ignore que las policías, las guardias o las militares están totalmente integradas en sus respectivos Cuerpos, que están incorporadas a unidades especiales como las UIP de la Policía Nacional, los antidisturbios en la Guardia Civil, los Guías Caninos, las Unidades de Protección, de Caballería, de Seguridad, en unidades militares como la Legión, los Regulares, Infantería, Artillería, que pilotan helicopteros, lanchas, buques, carros de combate,...

Puede que ignore el redactor que hay Jefaturas Superiores en la Policía Nacional que están al cargo de mujeres, que existen unidades, comisarias, puestos, destinos, dirigidos por mandos femeninos, puede que todo esto no lo sepa porque estas unidades, comisarias, puestos, destinos, funcionan como los demás, ni mejor ni peor, exactamente igual.

Pero va más allá, dice también en su artículo, este “moderno” redactor que “Hoy, las mujeres quieren jugar a todo, vestirse con todos los disfraces posibles, ir de hombres por la vida, porque “ellas lo valen”. La vida real no es un juego. Ahí está la prueba. ¿Qué hacía esa mujer, madre de un bebé de seis meses, con una pistola en la cadera enfrentándose a un criminal? Respuesta: ponerse en peligro de muerte, hacerse matar por un asesino, que tal vez se lo habría pensado dos veces de haber tenido enfrente a dos hombres con pocas ganas de “dialogar” y “hacer pedagogía” a pie de calle con los criminales”.

Si tal y como lo leéis, yo creo que ya sobrepasa la ignorancia y roza el mal gusto, el machismo lo sobrepasó hace tiempo, en cuanto se puso a escribir, la respuesta no es la que el mismo se da, la respuesta es que Vanesa estaba ahí, como hubiésemos estado cualquiera de nosotros de habernos tocado, porque era su obligación, porque era su trabajo, porque su ilusión era proteger, ayudar a los demás, a los inocentes, luchar contra criminales para intentar que su bebé, que el bebé de los demás pudiese criarse en un mundo más seguro, la respuesta no es que ella se pusiese en peligro de muerte por ser mujer, lo mismo hubiese pasado de haber sido hombre, le recuerdo que Vicente tiene cinco tiros en el cuerpo y sigue en coma, en todo caso la pregunta estaría mal planteada, porque lo que habría que plantearse es que hace un criminal con una pistola en la mano amenazando a una inocente.

En ese momento, da igual a quien tenga delante el asesino, el criminal, o se cree el autor del artículo que el asesino se parará a ver a quien tiene delante, que se parará a escuchar quien le habla, hubiese dado igual que hubiese sido Vanesa, Vicente, Pepe o Manolo, o cualquier policía que en esos momentos hubiese llegado, habría sido tiroteado igualmente.

Y seguramente escribe como lo hace, porque desconoce qué policía o policía, guardia o guardia, hombre o mujer, tienen como prioridad preservar la vida de todo el mundo, incluso de los asesinos, y para ello amigo redactor, siempre hay que intentar “dialogar”, y fíjese que digo intentar, porque como en el caso de Vanesa y de Vicente no siempre es posible. En cuanto a la “pedagogía a pie de calle”, es algo mas difícil, porque no le corresponde a la policía el “educar” a nadie, aunque posiblemente algunos sí que deberían “aprender” del día a día de policías, guardias o militares, hombres o mujeres, porque son y así lo demuestran, ejemplo de honorabilidad, de educación, de respeto, de solidaridad, de sacrificio.

Nosotros no tenemos “miembros” y “miembras”, somos policías, guardias o militares, iguales, sin distinciones por la condición sexual, hacemos los mismos servicios y cubrimos los mismos puestos, y nos duelen y lloramos las muertes de nuestros compañeros por igual.

Yo he criado a mis hijos, hijo e hija, en las mismas condiciones, con la misma educación, he intentado darles por igual las mismas oportunidades y me molesta que existan en pleno siglo XXI, personas que todavía creen que la mujer debe estar “exclusivamente” en casa cuidando de los hijos y los hombres trabajando. He trabajado con compañeras que han demostrado que hacen su trabajo igual que nosotros, cuando no mejor, y es que en muchas ocasiones les toca, todavía, demostrar su valía, cuando no se nos exige este plus a nosotros, algo que me irrita.

Lo peor de todo esto, es notar que grupos, asociaciones, activistas feministas, esas que hubiesen puesto el grito en el cielo, que se hubiesen desgarrado las vestiduras, literalmente si hablamos de las de FEMEN, esas que se concentran pidiendo igualdad, ayer y hoy, ante este articulo permanezcan calladas.

Y es que Vanesa y todas las compañeras, para estos grupos al parecer dejan de ser mujeres en cuanto eligen su modo de vida, y son invisibles para estos grupos tras el uniforme, azul, verde o caqui en cuanto eligen que su trabajo será defender, ayudar, proteger a los demás desde la Policía, la Guardia Civil o el Ejército.

Es su sino, una verdadera sinrazón, para “unos” son mujeres en un mundo de hombres, para “otras” han dejado ser mujeres, simplemente por querer dedicar su vida a ser policías, guardias o militares, como si quieren ser taxistas, mineras o camioneras, aunque si el articulo hubiese hecho refenrencia a estos últimos colectivos, ya habrían saltado. Para nosotros, para la mayoría de la gente "normal" para los que no nos entimos machistas o feministas, hoy, no entenderíamos la Policía, La Guardia Civil o la Ejército, sin la presencia de nuestras compañeras.

Por cierto tras permanecer todo el día de ayer publicado, y tras miles de visitas y  lecturas y miles de mensajes de personas enojadas en facebook y twitter, el artículo al que hago referencia, y del os dejamos la foto, ha sido quitado del diario digital, y en su lugar aparece el siguiente comunicado:

En atención a la sensibilidad demostrada sobre la noticia referida al vil asesinato de la heroica policía en el atraco de Vigo, y reiterando nuestro dolor por su pérdida y nuestras condolencias a su familia, AD procede a retirar la noticia”.

Un poco tarde, aunque la rectificación es buena, el daño a Vanesa en particular y a las compañeras, policías, guardias y militares, en general ya esta hecho y circula por las redes.

Antonio Mancera Cárdenas, guardia civil retirado.

WEBS RECOMENDADAS

logo gc copia22

logoministeriodefensa

pronunciamimnetos militares2

logo policia

logodiaper

grandes batallas

MONASTERIO TEJEDALogo esencia de Españaz

Comunicación audiovisual Tomás Ortiz

logo cabanas valle cabriel color
logo balneario concepcion color
OPF Investigation logo graciela LOGO Cian Aqua 1 e mas

 

 

Suscripción al Boletín de Noticias de Benemérita al Día