¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Una cookie es un pequeño fichero de texto que se almacena en su navegador cuando visita casi cualquier página web. Su utilidad es que la web sea capaz de recordar su visita cuando vuelva a navegar por esa página. Las cookies suelen almacenar información de carácter técnico, preferencias personales, personalización de contenidos, estadísticas de uso, enlaces a redes sociales, acceso a cuentas de usuario, etc. El objetivo de la cookie es adaptar el contenido de la web a su perfil y necesidades, sin cookies los servicios ofrecidos por cualquier página se verían mermados notablemente.

Cookies utilizadas en este sitio web

Siguiendo las directrices de la Agencia Española de Protección de Datos procedemos a detallar el uso de cookies que hace esta web con el fin de informarle con la máxima exactitud posible.

Este sitio web utiliza las siguientes cookies propias:

  • De sesión, para garantizar que los usuarios que escriban comentarios en el blog sean humanos y no aplicaciones automatizadas. De esta forma se combate el spam.
  • Locales, para conservar por ejemplo los datos del proceso de reserva de pista (aplicación actualmente en construcción).
  • De Cookies, para gestionar el sistema de cookies según la elección del usuario en el banner de aceptación de todas las cookies o solo las propias necesarias. 

Este sitio web utiliza las siguientes cookies de terceros:

  • Google Analytics: Almacena cookies para poder elaborar estadísticas sobre el tráfico y volumen de visitas de esta web. Al utilizar este sitio web está consintiendo el tratamiento de información acerca de usted por Google. Por tanto, el ejercicio de cualquier derecho en este sentido deberá hacerlo comunicando directamente con Google.
  • Redes sociales: Cada red social utiliza sus propias cookies para que usted pueda pinchar en botones del tipo Me gusta o Compartir.

 Notas adicionales

  • Ni esta web ni sus representantes legales se hacen responsables ni del contenido ni de la veracidad de las políticas de privacidad que puedan tener los terceros mencionados en esta política de cookies.
  • Los navegadores web son las herramientas encargadas de almacenar las cookies y desde este lugar debe efectuar su derecho a eliminación o desactivación de las mismas. Ni esta web ni sus representantes legales pueden garantizar la correcta o incorrecta manipulación de las cookies por parte de los mencionados navegadores.
  • En algunos casos es necesario instalar cookies para que el navegador no olvide su decisión de no aceptación de las mismas.
  • En el caso de las cookies de Google Analytics, esta empresa almacena las cookies en servidores ubicados en Estados Unidos y se compromete a no compartirla con terceros, excepto en los casos en los que sea necesario para el funcionamiento del sistema o cuando la ley obligue a tal efecto. Según Google no guarda su dirección IP. Google Inc. es una compañía adherida al Acuerdo de Puerto Seguro que garantiza que todos los datos transferidos serán tratados con un nivel de protección acorde a la normativa europea.
  • Para cualquier duda o consulta acerca de esta política de cookies no dude en comunicarse con nosotros a través de la sección de contacto.

Desactivación o eliminación de cookies

En cualquier momento podrá ejercer su derecho de desactivación o eliminación de cookies de este sitio web. Estas acciones se realizan de forma diferente en función del navegador que esté usando. 

Siempre fiel a su deber

fiel a su deber

En estos días que corren (corrupción, despilfarro, deslealtad, avispero político, falta de acuerdo) a uno le viene a la mente ese gran artículo de la cartilla del Guardia Civil que reza "Siempre fiel a su deber, sereno en el peligro y desempeñando sus funciones con dignidad, prudencia y firmeza, el Guardia Civil, será más respetado que el que con amenazas sólo consigue malquistarse con todos".

Sin duda el Cuerpo de la Guardia Civil se ha caracterizado entre otras por ser siempre fiel a su deber, gobierne quien gobierne, garantizando la seguridad de todos los españoles, independientemente del lugar donde residan. También es digna de mención la prudencia y firmeza que relata el artículo. Prudencia porque es un Cuerpo que guarda como nadie la esencia de lo que es (Cuerpo de naturaleza militar) y ha sabido acercarse a los ciudadanos para saber qué es lo que requerían de él, pero también ha sabido apartarse de aquellos que han querido utilizarla para otros fines distintos para los que fue creado el Benemérito Instituto. Aquellos que pensando que pagando favores como a otros podrían comprar voluntades entre sus miembros. Nada más lejos de la realidad.

Los miembros de la Benemérita son profesionales incansables que se alejan de lo sucio y pestilente para dar una imagen de excelencia como pocas instituciones en todo el Estado. Se podría afirmar que ninguna. Ni los mejores grandes almacenes o grandes empresas de marketing podrían igualar la imagen de calidad y buena prestación de servicios que emana de esos uniformes verdes. Pero lo más resaltable de la Guardia Civil en estos días es la camaradería entre sus miembros, su corporativismo (no el mal entendido) y su visión de que cuantos más compañeros aporten mejor. Ese compañerismo de saber perdonar lo malo del otro componente de la pareja o de su Unidad. Esa buena sintonía de saber que el que camina a doce metros detrás de ti, lo está haciendo para cubrirte las espaldas y colaborar, no para zancadillerar tu camino. La política del codazo y del zancadilleo están prohibidas en la Guardia Civil, no por ley, ni por reglamentos ni ordenes específicas, sino en la mente y alma de cada miembro del honroso Cuerpo. Ese camino que sin duda debe conducir al éxito profesional, a la lucha conjunta contra el malhechor, y a alcanzar objetivos que te escriben en una papeleta de servicio u órdenes antes de salir de la Unidad a prestar servicio. El bien común de los ciudadanos. Lo del todos a una es lo que debería primar, valorando siempre y en primera instancia lo que une y no lo que separa. Es de directísima aplicación para instituciones, partidos políticos, etc. Y es que hay que aprender mucho de la Guardia Civil. Mucho, mucho. Lejos de personalismos e intereses particulares, lo público y el servicio a la ciudadanía es la prioridad para toda institución de bien.

Para retomar el aprendizaje del artículo de esa cartilla del Guardia Civil, cita las amenazas. No solo se siente amenazado un agente cuando lo amenazan firmemente de palabra, sino con miradas despectivas, con faltas claras de respeto, pero en todo caso, la respuesta suele ser la misma, congruencia, respeto, ley, y visión de servicio público. Un ejemplo que solo los inteligentes pueden aplicar. Lo demás queda para los malhechores, engreídos, faltos de respeto, y como no mandos o dirigentes del tres al cuarto.

Este año además se celebra el 25º aniversario de la incorporación de la mujer a la Guardia Civil. Pocas cosas tan buenas podían haberle sucedido al Cuerpo en estos tiempos. La incorporación de la mujer ha aportado dosis de creatividad, diversidad, compromiso, dedicación y complementariedad. Pero sobre todo normalidad democrática. Ojalá y podamos ver pronto a la primera mujer general de la Guardia Civil. Sin duda será un hito histórico a celebrar. Ellas sin duda también están inmersas en un cometido y una premisa. La del cumplimiento del deber.

Esta premisa del cumplimiento del deber del Guardia Civil limita su voluntad no de forma que sienta una obligación por una orden, sino como un referente ético de exacto cumplimiento de lo que debe hacer por los demás. Palabras que tiene más que aprendidas como sacrificio, sentido del deber, lealtad, disciplina, espíritu benemérito (benefactor, que hace bien a los demás. Considera las necesidades del prójimo por encima de las de uno mismo), y sobre todo, abnegación: sacrificio que alguien hace de su voluntad, de sus afectos o de sus intereses, generalmente por motivos profesionales o por altruismo. Esa visión general de beneficiar incansablemente al ciudadano en detrimento incluso de su bienestar o de su propia vida es lo que se puede denominar un servicio Premium a la ciudadanía. Lo demás es mirarse el ombligo, destacar por destacar o servirse a sí mismo. Cosa que desgraciadamente abunda en la clase política. Esa falta de visión general... de buscar ser herramienta de servicio... de ser generoso... de buscar buenos acuerdos... en definitiva, de apartar personalismos para aportar lo mejor de sí a un proyecto.

De forma definitiva se puede aseverar que si no existiese la Guardia Civil habría que inventarla. Aplíquense el cuento todos los políticos, incluido yo.

Alexis Marí Malonda es portavoz de UPyD en Valencia.

WEBS RECOMENDADAS

logo gc copia22

logoministeriodefensa

pronunciamimnetos militares2

logo policia

logodiaper

grandes batallas

MONASTERIO TEJEDALogo esencia de Españaz

Comunicación audiovisual Tomás Ortiz

logo cabanas valle cabriel color
logo balneario concepcion color
OPF Investigation logo graciela LOGO Cian Aqua 1 e mas

LOGO BLOG

 

Suscripción al Boletín de Noticias de Benemérita al Día