¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Una cookie es un pequeño fichero de texto que se almacena en su navegador cuando visita casi cualquier página web. Su utilidad es que la web sea capaz de recordar su visita cuando vuelva a navegar por esa página. Las cookies suelen almacenar información de carácter técnico, preferencias personales, personalización de contenidos, estadísticas de uso, enlaces a redes sociales, acceso a cuentas de usuario, etc. El objetivo de la cookie es adaptar el contenido de la web a su perfil y necesidades, sin cookies los servicios ofrecidos por cualquier página se verían mermados notablemente.

Cookies utilizadas en este sitio web

Siguiendo las directrices de la Agencia Española de Protección de Datos procedemos a detallar el uso de cookies que hace esta web con el fin de informarle con la máxima exactitud posible.

Este sitio web utiliza las siguientes cookies propias:

  • De sesión, para garantizar que los usuarios que escriban comentarios en el blog sean humanos y no aplicaciones automatizadas. De esta forma se combate el spam.
  • Locales, para conservar por ejemplo los datos del proceso de reserva de pista (aplicación actualmente en construcción).
  • De Cookies, para gestionar el sistema de cookies según la elección del usuario en el banner de aceptación de todas las cookies o solo las propias necesarias. 

Este sitio web utiliza las siguientes cookies de terceros:

  • Google Analytics: Almacena cookies para poder elaborar estadísticas sobre el tráfico y volumen de visitas de esta web. Al utilizar este sitio web está consintiendo el tratamiento de información acerca de usted por Google. Por tanto, el ejercicio de cualquier derecho en este sentido deberá hacerlo comunicando directamente con Google.
  • Redes sociales: Cada red social utiliza sus propias cookies para que usted pueda pinchar en botones del tipo Me gusta o Compartir.

 Notas adicionales

  • Ni esta web ni sus representantes legales se hacen responsables ni del contenido ni de la veracidad de las políticas de privacidad que puedan tener los terceros mencionados en esta política de cookies.
  • Los navegadores web son las herramientas encargadas de almacenar las cookies y desde este lugar debe efectuar su derecho a eliminación o desactivación de las mismas. Ni esta web ni sus representantes legales pueden garantizar la correcta o incorrecta manipulación de las cookies por parte de los mencionados navegadores.
  • En algunos casos es necesario instalar cookies para que el navegador no olvide su decisión de no aceptación de las mismas.
  • En el caso de las cookies de Google Analytics, esta empresa almacena las cookies en servidores ubicados en Estados Unidos y se compromete a no compartirla con terceros, excepto en los casos en los que sea necesario para el funcionamiento del sistema o cuando la ley obligue a tal efecto. Según Google no guarda su dirección IP. Google Inc. es una compañía adherida al Acuerdo de Puerto Seguro que garantiza que todos los datos transferidos serán tratados con un nivel de protección acorde a la normativa europea.
  • Para cualquier duda o consulta acerca de esta política de cookies no dude en comunicarse con nosotros a través de la sección de contacto.

Desactivación o eliminación de cookies

En cualquier momento podrá ejercer su derecho de desactivación o eliminación de cookies de este sitio web. Estas acciones se realizan de forma diferente en función del navegador que esté usando. 

TODAS LAS NOTICIAS
CIRCULO AHUMADA

TODAS  LAS NOTICIAS CIRCULO AHUMADA

FELICITACION NAVIDAD
  CIRCULO AHUMADA

CIRCULO AHUMADA FELICITA LA NAVIDAD

REVISTAS
CIRCULO AHUMADA

solo portada 175 WEB copia

VISITA VIRTUAL  MUSEO
GUARDIA  CIVIL

GC MUSEO

 
 

Policía y Guardia Civil

juancardona big

Si en nuestra sociedad hay algunas personas que merecen nuestro aprecio, respeto y admiración, sin duda alguna, son aquellas que cada día se juegan su vida por la seguridad y el bienestar de los demás.

Me estoy refiriendo, especialmente, a las personas que forman parte de los Cuerpos de la Policía y de la Guardia Civil, así como también de otros como los bomberos, los guardias rurales, los miembros de la Fuerzas Armadas y de vigilancia marítima, que ayudan en las catástrofes de terremotos, incendios, inundaciones, etc. Cada día, cuando empiezan su jornada, tales servidores públicos no saben a qué situaciones peligrosas concretas van a enfrentarse. Nuestra sociedad está llena de delincuentes de todo tipo y condición, terroristas, traficantes de drogas y de personas, explotadores, sinvergüenzas, personas que llevan el mal en su interior, simplemente por el gusto de jorobar a los demás, sin respeto alguno por sus congéneres que habitan en este mundo. Diariamente se llenan los periódicos y medios audiovisuales de noticias que se pregonan públicamente sobre delitos y actos infames, como una carrera de obstáculos a la convivencia pacífica, -como si dijéramos: “A ver quién se afana por superar al sujeto competidor en ocasionar daños y maldades”-. Miles de delitos por violaciones, mujeres asesinadas o agredidas en manos de sus cónyuges o parejas sentimentales, tráfico de drogas y estupefacientes, robos con violencia, atracos a bancos y comercios, personas desaparecidas o secuestradas, peleas, corruptos por doquier, etc. La policía no da abasto en detenciones e investigaciones criminales. Son, en definitiva, los héroes de nuestra sociedad que cada día se juegan su vida por un simple sueldo y cuatro medallas que se les imponen, en algunas ocasiones post mortem, para agradecer sus servicios. Pero ello no es suficiente para recompensar sus trabajos, pues todos recordamos las palizas y actos vandálicos que algunos miembros de tales Cuerpos de seguridad han sufrido en algunas regiones de España, que no aceptan su presencia por cuestiones de tipo político, que a ellos ni les va ni les viene, donde cumplen estrictamente su función de servidores públicos con arreglo a sus obligaciones y deberes legales. Incluso algunos han perdido sus vidas, como los recientes asesinatos de dos guardias rurales que cumplían con su misión de vigilancia.

Hobbes dijo que el hombre era como un lobo con relación a sus semejantes (homo homini lupus). Tenía dicho filósofo un concepto nada favorable del hombre y la sociedad en que vive. Algunos políticos, sociólogos y filósofos han intentado poner orden y concierto a nuestra sociedad con fórmulas de organización política para solucionar cívicamente, en lo posible, los problemas de nuestra convivencia. Pero, incluso con todos los esfuerzos que se han intentado a lo largo de la historia, no se ha llegado a conseguir, por muchas propuestas éticas y de regulación legislativa, una sociedad pacífica permanente y lo suficientemente ordenada para poder prescindir de las Fuerzas de seguridad y de la Policía que, significativamente, celebra su día patronal el día de los santos ángeles custodios.

En esta vida existe el bien y el mal, cuyos conceptos abstractos se concretan en lo bueno y lo malo de los hechos que la gente tiene experiencia diaria en la sociedad en que vive. Existen esos ángeles custodios que se configuran realmente en los miembros de la Policía y la Guardia Civil, que nos guardan de los diablos humanos que cada día hacen de las suyas amargando la vida a sus semejantes, cuales pérfidos delincuentes y descarriados. Se hace necesario insistir en que el Estado, como garante del Derecho y de la paz social, debe otorgar todo lo que precise la Policía y Guardia Civil, con el suficiente presupuesto público que conlleve una buena dotación de medios para su importante y necesaria labor, y una paga suficiente para que puedan vivir dignamente. A este respecto, se ha publicado la noticia de que en algunos destinos los policías no pueden pagarse siquiera el arrendamiento de una vivienda, donde los alquileres están por las nubes; sin que los políticos, que ostentan el poder y son quienes fijan los impuestos y administran los presupuestos públicos, pongan remedio alguno a tan precaria situación. Así que no se puede completar, en lugares tales como Ibiza, la plantilla de la Policía para cumplir con suficientes garantías y con la total seguridad que exige la sociedad, al no poder pagar con su sueldo una vivienda digna para ellos y sus familias.

En definitiva, mientras tengamos los niveles de delincuencia que se manejan en nuestro país, no pueden bajarse las defensas de la sociedad mediante los Cuerpos de la Policía y la Guardia Civil, cuyos miembros deben estar bien remunerados y ser respetados por todos, ya que ellos son los verdaderos guardianes que se juegan cada día su vida a pie de calle para poder defender nuestras vidas y nuestro bienestar.

¿Cuándo podremos eliminar el Código Penal y las cárceles, como algunos optimistas pretenden? Creo que falta mucho tiempo para conseguir tal utopía. El balance de criminalidad correspondiente al año 2016, presentado el pasado día 14 de febrero por el ministro del Interior, indica que en ese año se registraron en España un total de 2.011.586 infracciones penales.

Falta todavía mucha educación y formación cívica para que las personas alcancen conciencia plena de que es mejor convivir en paz, que no armando violencia y delincuencia en nuestra sociedad. Alguien dijo que el hombre ha pasado de la era de los animales a la era de los dioses, pero se ha equivocado, pues los dioses no existen tal como ese autor se los ha imaginado. Es cierto que, al indagar en los inicios de nuestra existencia, podemos dar gracias a nuestros congéneres que, a lo largo de los siglos, han conseguido pasar de la fuerza bruta de los hombres primitivos, cuales animales en estado salvaje, hasta alcanzar un cierto grado de sensatez y respeto mínimo de unos con otros. De todas formas, mientras no consigamos la utopía, que algunos han intentado, de conseguir un mundo lleno de paz celestial para todos, lo que resulta algo harto difícil por no decir imposible de conseguir en esta tierra, no podemos quedarnos sin los medios de defensa de que dispone la sociedad actual. Mientras, tendremos que conformarnos con que la Policía y la Guardia Civil pongan cierto orden en nuestra complicada sociedad, sin descuidar tampoco los medios para que pueda aplicarse la Justicia con eficacia y seguridad jurídica. Últimamente, los profesionales de la Administración de Justicia se quejan, entre otras cosas, del desbarajuste del sistema informático LexNET, implantado en los Juzgados, que no llega a funcionar, sin que el Ministerio de Justicia ponga, de una vez, remedio a tal incongruencia. Repito, mi más profundo agradecimiento y respeto por la importante labor de la Policía y Guardia Civil. Y que Dios ampare a tales ángeles custodios, ya que como decía un humorista: “Existen políticos y predicadores de la utopía y la ética, pero… ¿Hay alguien más?”

Juan Cardona

Doctor en Derecho

ACCESO A LA FUENTE

WEBS RECOMENDADAS

logo gc copia22

logoministeriodefensa

pronunciamimnetos militares2

logo policia

logodiaper

grandes batallas

MONASTERIO TEJEDALogo esencia de Españaz

Comunicación audiovisual Tomás Ortiz

logo cabanas valle cabriel color
logo balneario concepcion color
OPF Investigation logo graciela LOGO Cian Aqua 1 e mas

 

 

Suscripción al Boletín de Noticias de Benemérita al Día