hospimedica2

LA DEFENSA DE LOS CUARTELES DE CIAÑO Y EL ENTREGO

Carteles sobre la Revolución de Asturias de 19342

Las hostilidades, lo que fue un verdadero levantamiento armado contra la Segunda República dieron comienzo el día 5 de octubre, en todos los pueblos donde existia cuartel de la Guardia Civil y al mismo tiempo, cortando la posibilidad de que los distintos puestos de la cuenca minera asturiana pudiesen ayudarse unos a otros, quedando todos ellos aislados y haciendo frente a mineros y milicianos fuertemente armados y en posesión de gran cantidad de explosivos, principalmente dinamita que habían sustraído anteriormente de las propias minas.

El caso del puesto de Ciaño, se suma al de otros de la cuenca minera que tienen que defenderse con pocos hombres y con la incertidumbre de tener a sus familias en los cuarteles que son atacados, pero en este puesto además se dan otras circunstancias más trágicas.

Mandaba el puesto el cabo Dionisio López, contaba con cuatro guardias, con los que hacer frente a los revolucionarios. Durante la defensa del cuartel anima a los sitiados la esposa del cabo, asturiana, Julia Freijedo, hija de mineros y hermana de uno de los jefes destacados de aquellos mineros que pretende tomar a la fuerza el cuartel de la Guardia Civil y acabar con los guardias civiles. Este ha advertido a Dionisio de la conveniencia de no oponer resistencia y entregarse a los mineros. Previamente al ataque habían sido evacuados los hijos y las esposas de aquellos guardias. El cabo Dionisio y su esposa Julia se han despedido de sus dos hijos que han entregado al abuelo paterno, guardia civil retirado. Julia había decidido no abandonar a su marido en aquellos momentos y seguir la suerte que este corra. El puesto se encontraba ubicado en la parte alta de una casa, donde en la parte baja se encuentra un pequeño cafetín. Los guardias con sábanas anudadas han conseguido acceder a la parte baja del inmueble, donde improvisan unos parapetos para repeler la agresión.

Los mineros primero asaltan un comercio colindante, desde donde lanzan sobre el tejado del cuartel cartuchos de dinamita, y aunque los disparos de los guardias son certeros y dejan varios heridos, no logran evitar que los mineros, tras la dinamita, bombardeen el cuartel con bombas incendiarias y gasolina.

Prendida la casa donde los guardias se defienden y haciéndose imposible la permanencia en la misma, el cabo Dionisio intenta una salida desesperada, pero es alcanzado y muerto de una descarga de fusiles, su mujer también es herida de gravedad y arrastrándose consigue llegar hasta donde yace su marido. Los cuerpos de ambos, marido y mujer, son sepultados bajo los escombros que caen con una nueva explosión. El resto de los guardias civiles del puesto mueren luchando hasta el final, también cae muerto el jefe de los atacantes y hermano de Julia Freijedo. Los revolucionarios han acabado con el total de la plantilla del puesto de Ciaño.

No muy lejos de allí se encuentra El Entrego, donde elementos pertenecientes a la CNT habían desarmado antes del ataque a los guardas jurados del coto minero. La defensa del Puesto de El entrego dura seis horas, cuando ya no hay posibilidad de resistencia y defensa, los cinco componentes del puesto y siete más de Asalto pertenecientes a la sección de Sama de Langreo y que les apoyaban, al intentar una salida a campo abierto, son literalmente cazados, en el asalto han fallecido seis agentes, cuatro han sido heridos graves, uno leve y los cenetistas han hecho un prisionero.

Antonio Mancera Cárdenas (http://www.elblogdeantoniomancera.com)

Fuentes:

- Historia de la Guardia Civil - Francisco Aguado Sánchez

- La Guardia Civil Benemérita de España - Domingo Manfredi

- Sereno en el Peligro - Lorenzo Silva

- Revista Estudios Históricos de la Guardia Civil - Dirección General de la Guardia Civil

- Guardia Civil  -Honor Lealtad y Sacrificio- Un paseo por su Historia - Antonio Mancera Cárdenas

 


Imprimir   Correo electrónico