hospimedica2

La Guardia Civil incluye la protección del patrimonio histórico como una de sus líneas de trabajo prioritaria

2021 23 26 VISITA DG CORDOBA

La Directora General de la Guardia Civil, María Gámez ha presentado el resultado de dos operaciones sobre patrimonio histórico realizadas en Córdoba. Entre las piezas arqueológicas intervenidas y expuestas se encuentran monedas romanas, íberas, árabes y visigodas, fíbulas, pendientes, cerámicas, plomo de origen ibérico, proyectiles de honda de plomo, hebillas visigodas, lanzas, flechas, espadas y otras armas medievales

Al acto de presentación, llevado a cabo en el Museo Arqueológico de Córdoba, también han asistido, el viceconsejero de Cultura de la Junta de Andalucía, Alejandro Romero; el delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Córdoba, Antonio Repullo; la Delegada de Cultura en Córdoba, Cristina Casanueva; la Directora del Museo Arqueológico, Mª Dolores Baena; el General Jefe de la Guardia Civil en Andalucía, Alfonso Rodríguez Castillo y el Jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Córdoba, Juan Carretero

La directora general de la Guardia Civil, María Gámez ha presentado en el Museo Arqueológico de Córdoba los resultados de las operaciones “Bembézar y “Ponderosa” desarrolladas en la provincia de Córdoba dentro del marco de los servicios que viene realizando la Guardia Civil para la protección del patrimonio histórico.

La directora general ha destacado que la Guardia Civil está plenamente comprometida con la defensa de nuestro patrimonio incluyéndolo como una de sus líneas de trabajo más relevantes dentro de su estrategia institucional, destacando como un ámbito prioritario en el plan estratégico 2020-2024.

La Guardia Civil, ha explicado María Gámez, trabaja desde diferentes ámbitos y unidades en la proyección del patrimonio histórico artístico. Con las unidades territoriales en labores preventivas; con el Seprona actuando principalmente en el patrimonio arqueológico; el servicio marítimo protegiendo el patrimonio arqueológico submarino, también el servicio fiscal impidiendo la exportación ilícita de toda clase de bienes culturales y, por supuesto, las unidades de policía judicial tanto de las comandancias como la especializada de la UCO con el Grupo de Patrimonio Histórico.

María Gámez ha destacado la importancia que tiene la coordinación nacional entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y las administraciones del Estado para la protección del patrimonio histórico artístico, así como la colaboración internacional. Por ello, la directora general ha recordado que “la Guardia Civil trabaja codo con codo con Interpol, Europol, Agencias de carácter policial como el FBI y desde el año 2013 contamos con un Oficial de la Guardia Civil acreditado ante la UNESCO como el enlace permanente en materia de protección del Patrimonio Cultural y la persecución del tráfico ilícito de bienes culturales”.

La Directora General ha aportado unos datos de este trabajo a modo de ejemplo:

- 122 operaciones realizadas en los últimos 5 años en las que han sido detenidas/investigadas 337 personas.
- 90.000 bienes culturales intervenidos de los que 86.000 son objetos arqueológicos.

Operación Bembézar

Esta operación se desarrolló en Espiel (Córdoba), donde se detuvo a una persona como supuesta autora de delitos contra el patrimonio histórico, por expolio de yacimientos, receptación y apropiación indebida de piezas arqueológicas.

Esta persona habría puesto a la venta desde el año 2015 en un portal de internet, aproximadamente unos 2.000 lotes de piezas arqueológicas, compuestos por más de 6.000 objetos arqueológicos, entre los que encuentran monedas romanas, íberas, árabes y visigodas, fíbulas, pendientes, cerámicas, plomo de origen ibérico, proyectiles de honda de plomo, hebillas visigodas, lanzas, flechas, espadas y otras armas medievales datados desde finales de la Prehistoria hasta la época islámica.

La Guardia Civil inició las investigaciones el pasado mes de septiembre tras detectar en una página de internet de compra/venta de artículos de coleccionista, una oferta de más de 700 piezas arqueológicas.

Los investigadores estiman que el detenido podría haber obtenido, a través del comercio por internet, unos beneficios de unos 6.000 euros durante el año 2020 y más de 40.000 euros.

En el registro practicado en el domicilio del detenido se pudo recuperar más de 2.200 piezas de incalculable valor histórico, datadas cronológicamente desde finales de la Prehistoria hasta la época islámica, procedentes del expolio arqueológico terrestre y/o la compra de bienes culturales a través del mercado ilícito.

Asimismo se localizó una zona de trabajo en la vivienda en la que se estaba realizando labores de limpieza de las piezas extraídas y también fue intervenido un detector para la búsqueda de metales, junto un pico para la extracción.

Estas piezas arqueológicas recuperadas proceden de personas que se dedican a la búsqueda de restos arqueológicos utilizando máquinas detectoras de metales, conocidos en el argot arqueológico como “piteros”, estos localizan un área con interés arqueológico y extraen las piezas excavando en el yacimiento arqueológico provocando daños y una gran pérdida de información irreversible en los yacimientos, ya que no utilizan ningún método arqueológico para garantizar la conservación delos estratos del yacimiento.

La operación ha sido desarrollada por el equipo de policía judicial de la Guardia Civil de Peñarroya-Pueblonuevo (Córdoba), en colaboración con la Delegación Territorial de Fomento, Infraestructura y Ordenación del Territorio, Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía en Córdoba.

Operación Ponderosa

El pasado mes de septiembre la Guardia Civil detectó e intervino 66 monedas antiguas de diferentes épocas y tamaños, entre las que había algunas de la época romana e islámica que estaban a la venta en una página web. Por este hecho ha sido investigado y denunciado su propietario, un vecino de la localidad de Pedro Abad (Córdoba), por poner a la venta piezas arqueológicas (monedas) especialmente protegidas.

Los efectos y piezas arqueológicas intervenidas, han sido trasladados al Museo Arqueológico de Córdoba, para su estudio, valoración y datación, por la Autoridad competente en Patrimonio Histórico.

La operación ha sido desarrollada por el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil de la Comandancia de Córdoba.


Imprimir   Correo electrónico