hospimedica2

Descubierto un restaurante de comida rápida bajo las cenizas de Pompeya

termopolio pompeya

Pompeya fue una ciudad romana que quedó enterrada bajo metros de cenizas y piedra pómez tras la erupción del monte Vesubio en el año 79 d. C. Ubicada en la región de Campania, cuenta con ruinas que son visitadas cada año por una gran cantidad de turistas de todo el mundo.

Ahora, un sorprendente hallazgo ha permitido conocer más aspectos de la vida en la antigüedad. Tal y como informa el diario El País, un grupo de arqueólogos ha descubierto bajo las cenizas un termopolio, un establecimiento donde se servía comida y bebida.

Frescos con animales pintados

Se mantiene en gran estado y la decoración destaca por la presencia de frescos de animales pintados con colores muy vivos. Además, se han encontrado restos de alimentos que se han conservado a lo largo de todo este tiempo desde que el volcán entró en erupción y sepultó la urbe.

El termopolio sería similar a un restaurante de comida callejera actual. En él, se servía comida a las clases más bajas, según explicaron los arqueólogos. Asimismo, los envases encontrados apuntan al origen de la comida para llevar. Los habitantes de Pompeya eran muy dados a comer y beber al aire libre, en parte por el agradable clima que rodeaba a la ciudad.

La excepcionalidad del descubrimiento

No es el primero que se encuentra en las ruinas, pero lo excepcional de este caso es que ninguno tiene la barra pintada como el que ahora se ha detectado. Massimo Osanna, director general del Parque Arqueológico de Pompeya, explicó en El País que "además de ser un testimonio más de la vida cotidiana en Pompeya, las posibilidades de análisis de este termopolio son excepcionales, pues por primera vez se ha excavado todo un entorno con metodologías y tecnologías de vanguardia que están devolviendo datos inéditos".

Pato, cerdo, cabrito, pescado y caracoles

Según los primeros análisis, las pinturas del mostrador representan los alimentos y bebidas que se vendían en el termopolio. Respecto a los restos de alimentos, destacan fragmentos de hueso de pato, restos de cerdo, cabrito, pescado y caracoles de tierra.


Imprimir   Correo electrónico