hospimedica2

ACOSO ¿Y DERRIBO? A LA GUARDIA CIVIL

14508 aprogc asociacion pro guardia civil

Los últimos acontecimientos relacionados con la Guardia Civil nos preocupan en APROGC. Parece que se ha abierto la veda para el acoso y derribo de la Guardia Civil.

Repasemos algunos hechos aunque son de sobra conocidos:

La transferencia de las competencias en materia de tráfico y seguridad vial a la Comunidad Foral de Navarra, lo que supone la desaparición del Sector/Subsector de la Guardia Civil en esa Comunidad. Por supuesto, desde APROGC siempre hemos expresado nuestro rechazo a la transferencia de las competencias por lo que suponía de perjuicio a los guardias civiles y sus familias destinados en la Unidad. El 6 de noviembre de 2018 nos reunimos con el Delegado del Gobierno para solicitar información, pero no nos aclaró nada. El 4 de diciembre de 2018, junto a la mayoría de asociaciones profesionales representativas organizamos una concentración, con gran apoyo ciudadano, para reclamar que no se transfiriesen esas competencias y que los guardias civiles continúen en Navarra. Y con fecha 15 de noviembre de 2018, también junto al resto de asociaciones profesionales representativas, presentamos una solicitud para mantener una reunión urgente con la Secretaria de Estado de Seguridad, de la que ni siquiera recibimos respuesta.

En la sesión extraordinaria del Consejo de la Guardia Civil celebrada por este motivo el día 27 de enero de 2020, se afirmó por parte del Ministro del Interior, entre otras cosas, que no se comprometía a descartar futuros traspasos de competencias dentro del marco estatutario y constitucional.

La situación del Puesto de la Guardia Civil en Roquetas de Mar (Almería). Por parte de la Guardia Civil se cumplió el compromiso del aumento de plantilla del Puesto, pero no se ha reconocido ese esfuerzo y ahora se habla de “cohabitación” con una comisaría de la Policía Nacional; quien lo sepa, que explique a qué se refiere cuando habla de cohabitación en materia de competencias de seguridad, un invento reciente. El sábado 18 de febrero de 2020, el Ayuntamiento de Roquetas entregó la primera medalla de oro que concede la ciudad a la Guardia Civil de esa localidad: El mayor de los honores que puede conceder la ciudad y por primera vez en la historia de su Ayuntamiento. El acto de entrega de la Medalla de Roquetas de Mar a la Guardia Civil ha supuesto un hito para un municipio que con esta distinción quería demostrar su “profundo agradecimiento” al cuerpo en su 175 aniversario. “Es nuestra primera Medalla y yo creo que jamás podría haber sido más justa que a una institución como es la Guardia Civil”, arrancaba el acto el alcalde.

Apenas dos días después se anunciaba que el Gobierno había decidido trabajar para incorporar una nueva Comisaría de Policía Nacional en Roquetas de Mar.

Desde el primer momento, APROGC ha realizado gestiones, celebrado reuniones con las Autoridades competentes, emitidos comunicados, etc., en defensa de los guardias civiles de Roquetas de Mar, pero no se nos ha escuchado.

Por desgracia no es el único municipio, pues nos han llegado noticias recientes de que en la localidad de Rivas Vaciamadrid (Madrid), también se pretende expulsar a los guardias civiles que llevan toda la vida protegiendo a los vecinos de esa ciudad, para implantar un comisaría de la Policía Nacional, algo a lo que desde APROGC nos oponemos rotundamente y por lo que ya hemos iniciado diversas acciones para impedir este despropósito.

La creación de la Unidad del mar de los Mossos d’Esquadra, que ha sido presentada el 20 de febrero de 2020, a pesar de que ni cuenta con embarcaciones y que aún está abierto el proceso para la selección de los agentes que la formarán, para desplegarse en lo que la Generalidad denomina "aguas territoriales catalanas" (pásmese). Tampoco cuenta con competencias, ya que desde agosto del año 2019, por decisión del órgano de coordinación entre policías (Comisión Nacional de Coordinación de Policía Judicial), la Guardia Civil es la única que puede ejercer en las aguas catalanas, como en el resto de España, como policía judicial y asumir todas las funciones policiales que tengan como escenario el mar, interior y exterior.

¿Permitirá cualquier Gobierno de España la usurpación, no solo de las competencias que la Guardia Civil tiene asignadas y reconocidas, sino también parte del territorio español, lo que el Gobierno catalán denomina aguas territoriales catalanas?

La naturaleza militar de la Guardia Civil, que APROGC defiende como una de las señas de identidad y de los pilares de la Institución. Hemos detectado movimientos, incluso promovidos por guardias civiles, expresado púbicamente, para que la Guardia Civil pierda su naturaleza militar, lo que supondría el definitivo paso para su desaparición buscando la integración en otro cuerpo policial y alcanzar otros objetivos.

Otros ejemplos de hechos que ya hemos padecido los podemos encontrar en el reparto del segundo tramo de equiparación salarial, donde los guardias civiles perdimos 4’3 mill € en favor de la Policía Nacional; o el plan de infraestructuras para los próximos 6 años (2019-2025) aprobado el día 18 de enero de 2019 en la reunión del Consejo de Ministros, con un reparto donde la Guardia

Civil, que cuentea con mayor número de instalaciones y más antiguas, fue claramente perjudicada también en favor de la Policía Nacional. Por no hablar de innumerables intentos de relegar a la Guardia Civil a un segundo plano en determinadas operaciones.

APROGC es una asociación muy activa. Entre sus fines se encuentran, además de la defensa de los intereses profesionales, económicos y sociales de los guardias civiles, la defensa de la Guardia Civil como Institución. Aun así, solos no podremos evitar lo que para nosotros representan los primeros pero contundentes golpes, para el acoso y quizás para el derribo de la Guardia Civil, la institución más valorada por los españoles


Imprimir   Correo electrónico