hospimedica2

Las víctimas del terrorismo siguen pagando los pactos de Sánchez

Logo AVT

Desde AVT, comunican que el 17,5% de presos etarras ya están en el País Vasco y el 42,4% a menos de 200 km

Con el fin de no perder el ritmo de acercamientos semanales y de no defraudar a sus socios de Bildu, el Ministerio del Interior ha vuelto a notificarnos, como cada viernes, el traslado de otros cinco presos etarras. Todo apunta a que el año en el que la AVT cumple 40 años de lucha por y con las víctimas del terrorismo será más recordado como el año en el que el Gobierno de Sánchez derogó la política de dispersión. Mientras se prepara la transferencia de la competencia de prisiones, el 17,5% de presos etarras ya están en el País Vasco y el 42,4% a menos de 200 km. Solo el 40% de presos etarras a más de 200 km.

Desde la asociación, ya no tenemos calificativos para explicar el enorme dolor, la humillación y el desprecio que causan estos acercamientos en las víctimas del terrorismo. Nuestro Departamento Psicosocial tiene que comunicar cada viernes a los familiares de las víctimas que el asesino de uno de sus seres queridos se ha visto beneficiado por la derogación de la política de dispersión que están llevando a cabo el Señor Sánchez y su Ministro Marlaska. Y lo que es peor, lejos de darnos explicaciones, algo que llevamos solicitando desde hace mucho tiempo, tenemos que leer en la prensa como desde el Ministerio del Interior se nos tilda a las asociaciones de víctimas de “desfasadas” y “no adaptadas a la realidad actual”.

Más concretamente, esta crítica se realiza desde el Plan estratégico de subvenciones de este departamento para los próximos tres años, en una orden ministerial publicada en el BOE el 30 de diciembre, y se cita textualmente: “La mayor parte de estas entidades continúan solicitando todos los años subvenciones para los mismos programas, muchos de ellos desfasados o no adaptados a la realidad actual y a las nuevas necesidades de las víctimas del terrorismo”. No se equivoquen, si de algo puede presumir la AVT es de ser pionera en cualquier ámbito relativo a las víctimas del terrorismo, nuestros 40 años de experiencia nos avalan. Más ahora, que nos hemos tenido que reinventar en época de pandemia. Y si tienen algún tipo de duda, les invitamos a visitar nuestra sede, quizás así puedan aprovechar y explicarnos a qué se debe esta nueva política penitenciaria que están llevando a cabo.

Otra de las noticias que ha salido a la palestra esta semana ha sido la intención par parte del Gobierno de despenalizar el delito de enaltecimiento del terrorismo. Desde la AVT queremos dejar claro que nos oponemos totalmente a la despenalización de los delitos de enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas por dos motivos. Primero, porque su tipificación supuso un avance en la deslegitimación social del terrorismo, y segundo, por el impacto negativo que este tipo de actos tienen en las víctimas del terrorismo. Queremos recordarle al Gobierno de Sánchez, que en la AVT ya realizamos el pasado año un informe sobre el impacto psicológico que estos actos tienen en las víctimas del terrorismo. Y los resultados son demoledores. De hecho nosotros defendemos la revisión del código penal para evitar la impunidad de este tipo de actos. Es cierto que la vía penal (por una cuestión técnica) ahora es muy complicada y todas las denuncias se archivan, por eso venimos reclamando que se articulen todos los mecanismos legales para evitar estos actos: tanto vía penal para castigar a los que los organicen y participen, como la vía administrativa para multar a las corporaciones locales que los permitan.

Los presos etarras que la pasada semana verán mejorada su situación penitenciaria sin colaborar con la Justicia son:

Juan Carlos Subijana Izquierdo. Del Centro Penitenciario de León al Centro Penitenciario de Basauri (Bilbao). Fue condenado en 2010 por la Audiencia Nacional como colaborador del atentado que acabó con la vida de Máximo Casado Carrera el 22 de octubre del año 2000.

Agustín Almaraz Larrañaga. Del Centro Penitenciario Madrid VII (Estremera) al Centro Penitenciario de Zuera (Zaragoza). Fue condenado a 48 años de prisión por el asesinato de Emilio Castillo López de la Franca el 18 de marzo de 1993 en San Sebastián. También fue condenado a 29 de años de prisión por el asesinato de Ángel María González Sabino el 2 de junio de 1993 en San Sebastián y a 30 años de prisión por el atentado el 13 de enero de 1995 en Bilbao que acabó con la vida de Rafael Leiva Loro y Domingo Durán.

Jon Kepa Preciado Izarra. Del Centro Penitenciario de Córdoba al Centro Penitenciario de Dueñas (Palencia). Fue condenado a 377 años de cárcel por intentar asesinar a la que fuera teniente de alcalde del municipio vizcaíno de Portugalete, Esther Cabezudo. También fue condenado a 54 años de prisión por colocar un artefacto explosivo en la parte trasera del edificio de la empresa Iberdrola, ubicado en el barrio bilbaíno de San Adrián, en julio de 2003. Además, fue condenado por la Audiencia Nacional a 9 años de cárcel por colocar un coche bomba junto al edificio que alberga a la hacienda foral vizcaína y la sede de Antena 3. También fue condenado a 16 años de prisión por el artefacto que según la sentencia colocó el 23 de junio de 2003 en los baños masculinos del hotel Tamarises en la localidad vizcaína de Getxo. En 2016 hizo pública su ruptura con la izquierda abertzale oficial por su rechazo a la violencia "como arma revolucionaria", situándole en el colectivo ATA, que se muestra en favor de la amnistía de los reclusos etarras que cuestiona la línea oficial de Sortu.

Gorka Loran Lafourcade. Del Centro Penitenciario Dueñas (Palencia) a la prisión de Zaballa (Álava). Fue condenado a 2775 años de prisión por los 28 kilos de dinamita que colocaron en el Intercity Madrid-Irún en la Nochebuena de 2003.

Víctor Franco Martínez. Del Centro Penitenciario Madrid VII (Estremera) al Centro Penitenciario de Logroño. Fue condenado a 22 años de prisión por el ataque con cócteles molotov a una patrulla de la Ertzaintza en Portugalete (Vizcaya) el 5 de agosto de 2001. Él y otros cinco terroristas produjeron quemaduras graves a los dos agentes de la policía autonómica vasca.

TRASLADOS ETA:

Total traslados: 168 (correspondientes a 144 etarras) 

Al País Vasco o Navarra: 36 (11 por tercer grado y 6 por enfermedad, 19 porque sí)
Con delitos de sangre: 62
Total terceros grados: 18
Con delitos de sangre: 5
Libertades condicionales: 6

Mientras el Ministerio del Interior sigue acumulando traslados semanales de terroristas etarras y despreciando el trabajo que realizaan las asociaciones de víctimas del terrorismo, desde la AVT seguimos luchando cada día por y con las víctimas, a algunas de las cuales han tenido que atender hoy nuestras psicólogas para comunicarles que el asesino de uno de sus seres queridos va a ser beneficiado por la política penitenciaria de este Gobierno. Con estas críticas del Ministro Marlaska, queda en evidencia que seguimos siendo imprescindibles para luchar de forma incansable por y con las víctimas del terrorismo. Le pese a quien le pese, seguiremos siendo el dique de contención frente a este tipo de decisiones políticas que resultan lesivas para las víctimas, porque es nuestro deber velar por la Verdad, Memoria, Dignidad y Justicia de todas ellas. No vamos a dejar de alzar la voz semana tras semana por algo tan doloroso para nuestro colectivo.


Imprimir   Correo electrónico