hospimedica2

Detenida la asesina etarra, Miren Itxaso Zaldua Iriberri, alias Sahatsa, por el asesinato en 2001 del senador Giménez Abad

asesinato etarra

La Policía Nacional detuvo este martes en Hernani (Gipuzkoa) a la terrorista de ETA Miren Itxaso Zaldua Iriberri, alias Sahatsa, por su presunta participación en el asesinato del presidente del PP de Aragón y senador Manuel Giménez Abad, cometido el 6 de mayo de 2001 en Zaragoza.

La detención se produce tras encontrar los agentes nuevos indicios sobre la identidad de los autores entre la documentación intervenida a ETA en Francia, y que fue entregada a España en febrero de 2018, e identificarla un testigo en una fotografía. El de Giménez Abad era uno de los 224 atentados mortales sin resolver cuando la banda anunció su disolución.

La Policía Nacional ha detenido a la asesina etarra cuando esta abandonaba su domicilio sobre las 5.30 de la mañana para dirigirse a su trabajo, en Beasain. Fuentes de la lucha antiterrorista detallan que el arresto fue “rápido y por sorpresa. No se resistió”. Esta nueva detención se produce después de que el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz tomase declaración a principios de este mes a un testigo del asesinato de Giménez Abad que aseguró haber visto al terrorista que disparó al senador del PP huir del lugar del crimen junto a una mujer. En su comparecencia ante el juez, identificó en una fotografía a Zaldua como la acompañante.

El arresto de la asesina etarra se produce cuando queda menos de un año para que prescriba el asesinato, lo que hubiera impedido actuar penalmente contra ella por este crimen. Por este atentado ya estaba procesado, desde hace un año, el dirigente etarra Mikel Kabikoitz Carrera Sarobe, alias Ata, encarcelado en Francia, donde cumple una pena de cadena perpetua por asesinar a dos guardias civiles en Capbreton en 2007 y al policía francés Jean-Serge Nérin en marzo de 2010. A Ata se le considera el autor material de los tres disparos que costaron la vida a Giménez Abad cuando se dirigía junto a su hijo de 17 años para ver un partido de fútbol del Real Zaragoza. Aquel crimen sacudió a la sociedad aragonesa y la campaña electoral de las autonómicas de aquel año en el País Vasco.

No es la primera vez que Zaldua es arrestada, aunque sí en España. El 23 de abril de 2005 fue detenida en Lannemezan (Francia) en compañía del también etarra José Segurola Querejeta, Giputxi. Ambos formaban parte de la subestructura de la banda denominada Ataka, dedicada al transporte de terroristas y material. Zaldua era su máxima responsable y, por ello, también formaba parte del núcleo dirigente del aparato militar de ETA, responsable de los comandos de la banda.

La detención de Zaldua fue entonces una sorpresa para los expertos de la lucha antiterrorista porque se desconocía que militara en la banda. Hasta ese momento, solo se conocía que había pertenecido a la organización juvenil Jarrai —ilegalizada en 2007 por su vinculación a ETA— tras asistir al congreso que este grupo celebró en 1992 en Bilbao, donde fue identificada. Tras su arresto al otro lado de la frontera, la justicia francesa condenó a Zaldua a 18 años de cárcel. Tras cumplir la condena, en agosto de 2017 fue expulsada a España, donde quedó en libertad al no tener entonces ninguna reclamación judicial.


Imprimir   Correo electrónico