hospimedica2

Interior confirma su decisión de acercar a presos etarras con delitos de sangre

Logo AVT 308.jpg

Desde la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) queremos denunciar la decisión que nos ha notificado el Ministerio del Interior de trasladar a cárceles más cercanas al País Vasco a los presos de ETA Josune Oña Isipuzúa y Álvaro Arri Pascual, uno de ellos con delitos de sangre.

El etarra Arri Pascual está condenado por el atentado cometido el 29 de julio de 1994 en la Plaza de Ramales, en el que fueron asesinados el teniente general Francisco Veguillas, el conductor de su vehículo y un trabajador que descargaba en el lugar.

Con esta decisión, el Ministerio del Interior confirma su voluntad de trasladar a presos con delitos de sangre iniciado con el acercamiento de Arregi Erostarbe ‘Fiti’ el pasado mes de diciembre. Esto supone, sin lugar a dudas, una progresión más en su política de traslados que en un primer momento se limitaba a presos sin delitos de sangre.

Asimismo, se nos ha informado de la concesión de un nuevo tercer grado, siendo ya cinco las progresiones concedidas en el marco de la nueva política penitenciaria de Sánchez: tres anunciados el pasado mes de abril y el de Gorka Fraile. Como ya es habitual, en ninguno de estos cuatro casos se ha exigido el requisito de colaboración con la justicia tal y como viene fijado en el Código Penal y en la legislación penitenciaria.

Estas decisiones nos llevan a reiterar una vez más nuestra reclamación de exigir el requisito de colaboración con la Justicia y la autocrítica. No sólo como demostración sincera de arrepentimiento, si no también para poder valorar un verdadero pronóstico favorable de reinserción de los presos.


Imprimir   Correo electrónico